¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Asaltaron un mercado, se alzaron con un cuantioso botín y huyeron dejando a la empleada maniatada

Un nuevo asalto se registró ayer y ya van al menos tres en la última semana. En este caso, el blanco fue un minimercado de Ugarte 1850, en el barrio Parque La Movediza. Dos delincuentes ingresaron en el local con el rostro cubierto y amenazaron a la empleada con un arma de fuego. Robaron dinero de la caja registradora y luego ingresaron en la casa de los propietarios, donde sustrajeron más dinero y se dieron a la fuga, dejando a la empleada maniatada.

El propietario del minimercado Don Pedro, Pedro Capelutti, contó que recibió el llamado de una vecina en el cual lo alertaba de que había encontrado a la empleada atada detrás del mostrador ayer alrededor de las 17.30.

“La vecina llamó al 101, la policía llegó antes que yo, muy rápido, en un minuto”, destacó en diálogo con El Eco de Tandil.

Y explicó que “cuando llegué ya la habían desatado y por lo que me pudo contar, porque estaba muy nerviosa, entraron dos tipos con la cara cubierta y cortaron la luz por las cámaras de seguridad seguramente”.

Para más detalles, indicó que los malvivientes le taparon el rostro a la joven empleada y que si bien no la maltrataron ni la golpearon, sí le apoyaron algo en la cabeza que presume sería un arma de fuego, con lo cual la amenazaron para lograr alzarse con el botín.

“Estaba todo
muy armado”

En primer lugar ataron a la empleada y luego sustrajeron el dinero de la caja registradora y cigarrillos. Luego ingresaron a la casa, lindera al local, donde viven los propietarios del minimercado, y se llevaron una importante suma de dinero.

web_asalto

“Fueron específicamente a la plata de la caja. Después, entraron a mi casa, yo vivo al lado, y no tocaron absolutamente nada más que aquello que buscaban: el dinero”, aseguró.

Y expresó su sorpresa porque “fue una casualidad que encontraron dinero acá porque no manejo plata yo en casa, más que cuando viene algún proveedor y le tengo que pagar algo, pero normalmente no tengo dinero en casa”.

Su esposa salió de la vivienda alrededor de 17.20 y él recibió el llamado de la vecina a las 17.34, por lo cual los delincuentes actuaron sumamente rápido.

“Estaba todo medio calculado. Esperaron que se fuera mi señora. Esto estaba todo muy armado, inclusive por lo que vimos salieron por el paredón del costado, que da directamente a la calle”, señaló.

Si bien no pudo precisar la suma de dinero que le sustrajeron, de acuerdo a la información que pudo obtener este Diario se trató de un cuantioso botín.

“Fue bastante
raro todo”

La vecina encontró a la empleada maniatada cuando justo había ido al mercado a hacer compras. “Si no fuese por esa vecina la pobre chica todavía estaría atada”, sostuvo.

En tanto, Capelutti afirmó que “tomaron en cuenta que cuando cortaban la luz cortaban las cámaras, pero nosotros tenemos cámaras apuntando al lugar donde cortás la luz, así que es cuestión de análisis”.

Contó que hace dos años que viven en ese barrio y abrieron el negocio en febrero de este año, pero es la primera vez que son víctimas de un asalto o robo. En cuanto a la barriada, indicó que “más que algún disparo que se escucha de vez en cuando en general es bastante tranquilo, como todo barrio, no estamos viviendo en El Cerrito, pero hechos de robo no conocía”.

En cuanto a la empleada, debió ser trasladada al Hospital Ramón Santamarina, donde fue asistida por los médicos por el estado de shock que presentaba por la traumática situación vivida.

“No se llevaron ni el celular de ella ni el fijo. Por el negocio accedieron a la vivienda, del negocio pasaron al patio y del patio a la casa. Se nota que conocían el lugar, sabían cómo manejarse. Fue bastante raro todo”, expresó.

Finalmente, aseguró que no saben en qué se movilizaban los delincuentes o si había algún cómplice afuera que estuviera haciendo de campana.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario