¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Boqueteros robaron dos veces en tan solo cuatro días en la agroveterinaria Schang

La agroveterinaria Schang fue el blanco de dos robos de boqueteros en tan solo cuatro días. El comercio, situado en colectora Macaya 711, sufrió uno de los ilícitos el domingo en horas de la madrugada y el otro ayer. Las ladrones se llevaron dinero de la caja y herramientas.

El gerente de la empresa, José Barberena, explicó que el primer hecho sucedió el domingo a la madrugada, alrededor de las 5, cuando los ladrones ingresaron por un boquete en el techo del depósito principal, anexo al salón de ventas. Alrededor de las 4.15 de ayer, volvieron a entrar pero esta vez por un boquete en la pared del depósito.

“En los dos casos se activó la alarma de Nikro y evitó que se llevaran todo. Sustrajeron la plata de la caja en las dos ocasiones, el cambio y en la segunda entrada nos robaron un par de herramientas de mano y eléctricas. El dinero es cambio que queda, es una caja chica, no llegaba a mil pesos”, indicó.

Y expresó que “es más el daño que se produce, edilicio, y el trauma que nos genera a nosotros, que lo que se llevaron. Rompieron mucho”.

En tanto, afirmó que la cámara de seguridad que hay en el interior del depósito, logró captar al delincuente, que era uno solo que ingresó con el rostro cubierto por lo cual estimó que “deben saber que tenemos cámaras”.

Además, aseguró que al ladrón se lo ve relajado, incluso fuma un cigarrillo en el depósito en el que luego protagoniza el robo y una vez que suena la alarma, se apura para sacar lo que puede y se da a la fuga.

Otros robos

Barberena aseguró que fueron víctimas de robos en varias oportunidades pero es la primera vez con la modalidad boquete.

“Nos entraron dos veces por el techo en mayo del año pasado, y en 2014 también tuvimos un ingreso por el techo, que rompieron todo, fue un desastre, el segundo fue un trabajo más cuidado y el primero que me tocó a mí fue por el frente, fue un ratero”, recordó en diálogo con El Eco de Tandil.

Estimó que las herramientas sustraídas pueden tener un valor de entre mil y 1.500 pesos y consideró que “la motivación debe ser buscar dinero, piensan que se manejan sumas de dinero y de hecho las cuatro veces que entraron lo que se llevaron es más o menos eso porque no se maneja dinero en efectivo, salvo montos muy chicos”.

La falta de
prevención

En cuanto a la seguridad de la zona, afirmó que “normalmente se ve policía, tanto de la comisaría Cuarta como Policía Local, pero lamentablemente no se ha podido evitar, siempre trabajamos sobre hechos ya consumados, sobre las autopsias, no sobre los diagnósticos”.

Y aseguró que escuchó de otros robos sucedidos en los últimos días en otras empresas situadas en la zona.
Explicó que los malvivientes ingresaron por la colectora a una empresa que está situada al lado, y de ahí en una de las oportunidades pusieron unos palos sobre el paredón que los usaron a modo de escalera, de ahí subieron a la medianera, treparon y pasaron a nuestro techo”.

En tanto, en el último robo, “subieron por una columna de reticulado del galpón y fueron directamente al techo del vecino, abrieron varias chapas traslúcidas del vecino y nuestras también”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario