¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Boqueteros se alzaron con cuantioso botín de una ferretería de avenida Balbín al 1300

La ferretería Ferresur, ubicada en avenida Balbín 1373, resultó blanco de la delincuencia en la madrugada de ayer. Boqueteros rompieron el techo del local y se alzaron con gran cantidad de mercadería y algo de dinero en efectivo. Antes de emprender la fuga, dejaron “su sello” pintando en el piso la frase “Les cabió”.

En diálogo con El Eco de Tandil, Virginia Pecorelli, propietaria del comercio junto a su esposo Emmanuel Giuliotti, contó que el hecho ocurrió en horas de la madrugada de ayer y fue descubierto por su marido cuando fue a abrir el negocio, cerca de las 8, como todos los días.

Confirmó que los malvivientes hicieron un boquete en el techo, descendieron por allí y empezaron a hacerse del botín para luego, ayudándose con una escalera del mismo local, darse a la fuga por el mismo lugar.

Entre lo sustraído, mencionó “herramientas de mano, motosierras que son grandes, desmalezadoras a nafta, destornilladores eléctricos, agujereadoras, amoladoras. Lo que es maquinaria se llevaron todo, además de herramientas de mano, como destornilladores, llaves, cuchillos de cuero y también el cambio que había en la caja de todos los días”, aunque aclaró que aún no habían podido valuar el monto exacto de lo robado en plata.

web_tapa

“Trabajaron demasiados tranquilos durante toda la noche. Claramente sabían que hasta primera hora de la mañana acá no hay movimiento, es una zona comercial. Si bien hay un sector de viviendas al lado, están negocio de por medio, con lo cual entiendo que no han escuchado nada”, afirmó la comerciante.

Además del cuantioso botín, un dato particular fue que los delincuentes también dejaron “su marca”, pintando en el piso “Les cabió”. “Los muchachos aprovecharon los aerosoles y nos dejaron un sello en la puerta de entrada, donde escribieron esa frase como canchereando el robo, así que también hay que sacar la mancha del piso”, señaló Pecorelli.

“Se llevaron
buenas huellas”

Tras el robo, contó que dieron aviso a la policía, que rápidamente se hizo presente en el lugar. “Vino la Policía Local y después Científica. Gracias a Dios toquetearon bastante y, según las chicas que hicieron el peritaje, se llevaron buenas huellas”, aseguró, aunque admitió que “es todo esperanza porque no se sabe si sirve o no”.

Más allá de ello, apeló también a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la avenida Balbín y de las propiedades ubicadas sobre calle Colombia, cuyos propietarios ya se habían acercado para ofrecérselas.

“Son todos elementos que vamos a entregar a la policía para que sumen y ver si podemos resolver esto, y recuperar aunque sea parte de lo que se llevaron”, dijo.

Más seguridad

Seguidamente, la propietaria de Ferresur afirmó que es la primera vez que resultan víctimas de la inseguridad y advirtió que la zona “está como todas”, por lo que consideró que el robo que sufrieron fue “al boleo”.

Sin embargo, calculó que seguramente los delincuentes busquen comercios en los que saben que hay mercadería de valor, en su caso, herramientas de trabajo.

“La policía pasa de vez en cuando, pero acá la situación está como en todos lados. Creo que todos los vecinos de la ciudad, tanto comerciantes como particulares, exigimos seguridad. En nuestra casa nos robaron en diciembre también y uno reclama seguridad todo el tiempo. Este no es el Tandil que teníamos y nos apena que nos pase”, manifestó Pecorelli.

Señaló que en su caso, tanto ella como su marido son jóvenes y llevan adelante con mucho esfuerzo un emprendimiento que tienen desde hace dos años y que van a continuar porque es lo único que tienen y deben seguir por la familia, y porque es su fuente de trabajo.

Sin embargo, reconoció que estas cosas dan bronca e impotencia porque no saben si van a poder recuperar lo que tenían y ahora se encuentran con la incertidumbre de no saber qué pasará.

Medidas
“ridículas”

Por último, la comerciante detalló que su esposo se encontraba en la comisaría haciendo la respectiva denuncia policial. Dijo que cuentan con seguro y afirmó que claramente tendrán ahora que extremar las medidas de seguridad en el local, aunque admitió que ya quedan pocas cosas por hacer, teniendo en cuenta la modalidad que utilizaron los delincuentes para robarles.

“Sabiendo que te entran por el techo ¿Qué podes hacer ya? ¿Enrejar el techo? Estamos pensando cosas ridículas. Mantendremos todas las medidas de seguridad que teníamos y un poco más, y después no sé”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario