¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Clonaron tarjetas en cajeros donde ya habían encontrado un dispositivo de tipo casero

Una víctima denunció que le vaciaron la caja de ahorro luego de operar en el cajero del banco Patagonia. Otra vecina confirmó que hace poco más de una semana se presentó en fiscalía con un clonador casero que salió de una máquina de la misma entidad.

Rody Becchi

 

Durante el fin de semana largo, un vecino de la ciudad sufrió un llamativo hecho delictivo en un cajero automático del centro. El hombre, que radicó la denuncia en la Seccional Primera, operó con su tarjeta y se la clonaron, para luego despojarlo del dinero que tenía depositado en su caja de ahorro. El caso se sumó a otros similares e, incluso, al hallazgo de una mujer que viralizó la foto del aparato que permitiría copiar los datos de las bandas magnéticas de las tarjetas y que entregó en la fiscalía.

La odisea del damnificado comenzó el último viernes, cuando utilizó su tarjeta en el cajero del banco Patagonia para retirar efectivo. Luego del fin de semana largo, el martes concurrió a hacer una compra y le reportaron que no tenía saldo suficiente. Entonces, se dirigió a la sucursal del Patagonia, donde le informaron lo que había ocurrido.

Esta situación se sumó a otros robos similares, pero además por las redes sociales circuló el posteo de una tandilense que introdujo su tarjeta en el cajero del Patagonia, no pudo operar y cuando expulsó el plástico, observó que tenía adosado un aparato extraño. Más tarde supo que se trataba de un clonador de las bandas magnéticas que portan los datos de las tarjetas.

La denuncia

Emiliana Quaglia, locutora oficial del Municipio de Tandil, hizo pública la denuncia del robo que sufrió un familiar, con el objetivo de poner en alerta a la comunidad.

Describió que su familiar “sacó plata el sábado de un cajero del banco Patagonia y el lunes, cuando fue a hacer una operación con tarjeta de débito, tenía saldo insuficiente. Le resultó súper raro porque tenía plata en la cuenta y cuando va a consultar el saldo al cajero, prácticamente estaba vacía”.

La trabajadora de prensa indicó que le sustrajeron un monto importante y destacó que en el banco los atendieron muy bien, pero además “le pidieron que haga la denuncia en la comisaría Primera y están a la espera todavía del reintegro” del dinero por parte de la entidad.

En relación a los hechos, explicó que le clonaron la tarjeta en el cajero del Patagonia, aunque desconocen si las extracciones de efectivo se realizaron en el mismo lugar.

“Figuran en los movimientos de la tarjeta de la caja de ahorro las extracciones y en realidad, el banco se da cuenta que es real lo que estamos contando porque comparan con los movimientos habituales del usuario”, refirió Emiliana Quaglia y agregó que fueron varios retiros seguidos y de montos altos, durante el fin de semana largo.

Además, desde el banco le plantearon que se registraron otros dos casos, uno durante la semana pasada y el segundo en la misma fecha que el que afectó a su familiar.

Por último, Emiliana Quaglia sostuvo que tuitió el robo “más que nada por un alerta, sobre todo porque circulan muchas cadenas que en realidad son falsas. Siempre están esos mitos de que clonan y como le pasó a un familiar cercano, lo puse en Twitter y empezó a circular”.

La prueba

Liliana se acercó a la fiscalía el viernes 10 de octubre a realizar la denuncia de lo que le había ocurrido el día anterior, en un cajero del banco Patagonia. Como prueba, llevó el dispositivo con carcaza de plástico verde, tipo casero, que tenía una batería, y que salió de la terminal automática junto a su tarjeta de débito.

En diálogo con El Eco de Tandil, relató que cerca de las 18.30 del 9 de octubre fue al cajero con la tarjeta de su padre con intenciones de extraer dinero. Al introducir el plástico y tipear la contraseña numérica, observó que el sistema la dejó ingresar pese a que había alterado el orden de los números. Enseguida, al consultar el saldo, el cajero le indicó que era imposible. Al retirar la tarjeta, salió el aparato clonador que estaba colocado en la boca del cajero.

Describió que el dispositivo, que tiene una estructura de plástico, es del mismo ancho que la tarjeta. “Pensé que había desarmado el cajero, porque al principio no sabía lo que pasaba”, dijo y estimó que el aparato se enganchó en la tarjeta que tenía parte de su cobertura levantada. “Estaba pegajoso, es decir que han querido que se pegara”, estimó.

Al principio, Liliana no logró captar la atención de otros usuarios que entraron a la sucursal bancaria, hasta que un hombre demostró interés y ambas concluyeron que se trataba de un clonador porque tenía una batería y componentes electrónicos.

“Nunca pensé que me iba a pasar a mí y mucho menos en Tandil. Siempre se corrió el rumor de que están clonando, pero se pegó en mi tarjeta”, expresó.

Una vez que superó la sorpresa, “fui volando al banco Industrial, que es el de mi papá, y saqué la plata por la dudas”. Además, llamó a sus amigos para contarles lo que había sucedido y le recomendaron que hiciera la denuncia.

“Fui directamente a fiscalía, donde me tomaron la denuncia y dejé el clonador. Me hicieron un papel para que me presentara en el banco y dieran de baja la tarjeta de mi papá y que hagan una nueva por si la hubieran clonado”, detalló.

Liliana explicó que en fiscalía le adelantaron que iban a dar aviso al banco Patagonia, pero además llamaron e instruyeron a la policía para que advirtieran a las autoridades de la entidad antes de que abriera las puertas.

Su posteo de Facebook, que se hizo viral, la llevó a entrar en contacto con otra víctima que le contó que le habían robado dinero de su cuenta, pero además produjo una catarata de comentarios y réplicas en las redes sociales.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario