¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Delincuentes irrumpieron en la agencia El Trébol de Belgrano al 1000 y asaltaron a dos mujeres

Ocurrió cerca del cierre de las apuestas para los sorteos de la quiniela nocturna. Los ladrones se alzaron con 5 mil pesos que había en la caja registradora. Además se llevaron una cartera de una clienta en cuyo interior había 700 pesos, un celular y cargador. El local de apuestas ha sufrido varios hechos de similares características.

Rody Becchi

El accionar de un par de delincuentes originó que la agencia de quinielas ubicada en Belgrano 1018 fuera, una vez más, el lugar elegido para llevar a cabo un rápido asalto y darse a la fuga no sólo con el dinero que había en la caja registradora sino también con una cartera, con distintos elementos en su interior, propiedad de una ocasional clienta.

Todo se desencadenó cerca de la hora del cierre de las apuestas para las quinielas que sortean en el horario de las 21. La empleada Claudia Gargiolo se encontraba al frente del mencionado local atendiendo a Nancy Marín, sin imaginarse que irrumpirían en la escena dos ladrones, con sus rostros prácticamente tapados, para en cuestión de pocos minutos amenazar con sacar un arma de fuego, pedir a gritos la recaudación y arrebatarle el bolso de la señora Marín, para luego darse a la fuga.

De inmediato se dio aviso a la policía que acudió al lugar y con los datos aportados por las dos mujeres armó un dispositivo con las diferentes cuadrículas para poder dar con quienes cometieron el ilícito.

Según lo manifestado por Gargiolo y Marín a los efectivos, uno de los que ingresó a la quiniela vestía pantalón de buzo gris, campera negra con tres rayas amarillas, medía 1,70 metros aproximadamente, llevaba puesta una mochila negra y gorra visera. El restante, estiman que medía 1,60 metros, usaba bufanda gris, gorra negra, buzo negro y pantalón azul.

El hecho

Una de las sucursales de agencia El Trébol fue nuevamente el sitio elegido por los ladrones para hacerse de dinero y seguir su destino, burlándose de la policía y dejando conmocionadas a dos mujeres que debieron soportar la prepotencia verbal utilizada por los delincuentes, para lograr que en cuestión de segundos lo que se encontraba en la caja registradora pasara a estar en su poder.

Una de la responsables de la firma comercial detalló ante los medios que “fue casi la misma modalidad que siempre sucede cuando se registran hechos de este tipo. Estimo que estarían observando el movimiento que había en el interior de la agencia y que al ver solas a la clienta y empleada, decidieron ingresar”.

Sostuvo que “a Claudia (Gargiolo) la amenazaron diciéndole qué entregara el dinero o sacaban un arma. Hacían el movimiento como si tuvieran algo entre la ropa, a la altura de la cintura, pero nunca las chicas vieron un arma”.

Aseveró que “no es la primera vez que nos asaltan y lamentablemente uno desea que fuera la última, pero somos un punto fácil para delincuentes de este tenor”.

El botín

Según lo que este Diario pudo recabar como información en la caja registradora de la agencia había alrededor de 5 mil pesos que se los llevaron en su totalidad. En tanto a la ocasional clienta le arrebataron una cartera negra que en su interior contenía 700 pesos, celular y cargador entre otras pertenencias.

Al salir, los delincuentes fueron observados por un vecino quien le comentó a la policía que “se fueron para Santamarina donde lo estaba esperando una moto oscura de 150cc. Escaparon en dirección a Pinto mientras se daba aviso a la policía que llegó a los pocos minutos”.

Efectivos de la comisaría Primera, Policía Científica y Local trabajaron en el lugar, mientras en el resto de la ciudad y con las descripciones suministradas, se intentaba atrapar a los autores del nuevo asalto.

Marcada por los delincuentes

Las estadísticas indican que una de las sucursales de quiniela El Trébol, la de calle Belgrano 1018, está marcada por los delincuentes, produciéndose cada tanto asaltos para llevarse parte de la recaudación del día.

Mucho o poco sea el dinero del que se apoderan los delincuentes, el accionar violento genera el temor de quien está atendiendo al público.

Según lo recabado por este Diario en apenas dos años de comenzar a funcionar la agencia de Belgrano 1018, ya había sufrido un total de ocho asaltos. Y si bien la tendencia disminuyó con el correr del tiempo, cada tanto vuelve a ser noticia y quienes propician este tipo de acciones siguen sin poder ser atrapados.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario