¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Denunciaron que un joven fue golpeado por varios adultos en un cumpleaños de 15 años

Rocío Morcillo, la mamá del joven golpeado, contó el violento ataque que sufrió su hijo en un cumpleaños de 15.

El Eco

Dolida por lo que su hijo tuvo que pasar, Rocío Morcillo convocó a El Eco de Tandil para narrar lo que había sucedido el pasado sábado, en una fiesta de 15 años que se celebró en La Movediza.
En el interior de su hogar y acompañada por el resto de la familia, contó que “esto pasó el sábado 16 cuando mi hijo, un amigo y otra amiga fueron invitados a un cumpleaños de 15 años después de la medianoche, en el local que está en Jujuy y Formosa. Al entrar al salón se pusieron a bailar y tomaron alcohol pese a ser menores. La situación comenzó a complicarse cuando la chica que los acompañaba le cayó mal lo que había tomado, se empezó a tropezar y caer. Ante esto, salieron a tomar aire; salieron familiares, le dijeron que se comportara mejor y amablemente le ofrecieron llevarla hasta la casa, cosa que no fue aceptada porque esta chica se empezó a sentir mejor”.

A partir del regreso a la fiesta comenzó la odisea para el menor que, según contó y declaró en la comisaría Segunda que interviene por corresponder jurisdicción, fue golpeado por varios familiares dentro del baño de caballeros.

Morcillo indicó que “al retornar siguieron bailando y mi hijo se va al baño y fue ahí cuando entró un mayor, de alrededor de unos 30 años, que era familiar de la agasajada, y lo empezó a increpar diciéndole que no le iba a estropear la fiesta. Le aclaró que esa chica no era nada de él, ya que había llegado a la celebración por el amigo que lo invitó, quien a su vez estaba con esta mujer. No hubo forma de que entendiera lo que le decía y pasó de la agresión verbal a la física. Lo empujó, se cayó y se agarraron a las trompadas los dos solos dentro del baño”.

A la inusitada violencia se le sumaron más actores, ya que el joven agredido también recibió castigo por parte de más integrantes de la familia.

La madre especificó que “entraron al baño cuatro familiares más y el padre de la cumpleañera le pegó una trompada, además de los golpes que le dieron otros. Luego lo tomaron del cuello y no lo dejaban respirar, sin conocer el riesgo que eso implica en mi hijo porque es asmático. Le rompieron toda la camisa, lo dejaron con el torso desnudo”.

Según lo denunciado por el menor “hubo gente que gritaba que pararan de golpear porque lo iban a matar. De todas formas, nadie intentó separar ni hacer algo para frenar tanta locura”.
Cuando todo se calmó, la víctima quedó semidesnuda en la calle. “No le querían devolver la campera, estaba con el torso desnudo, hasta que una chica apareció y le trajo la campera, con lo que pudo irse del lugar junto con quienes había concurrido”, agregó la madre.

Heridas

Producto de los golpes recibidos el menor, al retornar a su hogar y contar lo que le había sucedido, fue llevado por sus familiares a la guardia del Hospital Ramón Santamarina. Los profesionales de la salud le dictaminaron que tenía un dedo de su mano izquierda quebrado, además de contusiones en el ojo derecho y en el labio.
“Concurre a la escuela, pero por un mes no puede escribir”, explicó la madre y añadió que “tengo todos los estudios que le hicieron y la denuncia realizada en la comisaría Segunda”.

El hecho que sufrió el menor en una celebración de 15 años, que provino de adultos, quienes debían ser los primeros en evitar cualquier tipo de violencia, generó en el adolescente y en su familia mucho miedo. Su madre indicó que “él quedó alterado y tiene miedo, como tenemos todos. Psicológicamente quedó mal porque no sabe si a estas personas se las volverá a cruzar en alguna otra fiesta y podrían dañarlo aún más”.

Por último, Rocío Morcillo manifestó que “en el lugar no había personal de seguridad contratado y los menores, al igual que los mayores, consumían alcohol, lo que terminó generando toda esta violencia”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario