¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Dictaron la prisión preventiva para un joven que baleó a un vecino y luego se resistió al arresto

Cerrando la semana, el Juzgado de Garantías 2 concedió el pedido de prisión preventiva para un acusado de utilizar un arma de fuego con la que disparó contra la humanidad de un vecino, por causas que se desconocen, a la vez que se resistió a efectivos policiales cuando fueron a aprenderlo.

A más datos, se detalló en la acusación que aproximadamente a las 22.30 del 18 de abril de 2017, en oportunidad en que Daniel Ernesto Sánchez Jensen se disponía a ingresar su motocicleta a su domicilio, sito en calle Azucena 1186, fue abordado por al menos tres personas, uno de ellos mayor de edad quien sin motivo aparente alguno mediante la utilización de un arma de fuego calibre 22, efectuó en forma intencional al menos tres disparos, los cuales le impactaron a Sánchez Jensen provocándole  tres heridas, una en la espalda paravertebral derecha, otra en borde cubital y la otra en región anterior axila derecha; lesiones estas de carácter grave por inutilizarlo laboralmente por más de un mes.

Se trató de Juan Andrés Díaz, alias «Andy», de 18 años de edad, quien fue reconocido por el agredido como su concubina y otro testigo de la “antojadiza” agresión a tiros, quien además luego protagonizaría un incidente con los propios uniformados que fueron en su búsqueda.

Otra prueba que pesó en su contra fue que al día siguiente de la citada agresión, a Díaz se le encontró en su poder un arma de fuego de igual calibre a la utilizada para efectuar los disparos contra Sánchez.

 

Resistencia

Asimismo, en la acusación también se detalló que al día siguiente, aproximadamente las 17.50,  personal policial se encontraba realizando un allanamiento en el interior del domicilio Pasaje Los Rosales 2038 y el sindicado imprevistamente portando  en una de sus manos un arma de fuego calibre 22, apuntó al funcionario policial Rosario Cantini, ejerciendo además fuerza física contra los funcionarios policiales para resistirse al intento de desarme.

Por los hechos descriptos, el detenido quedó imputado del delito calificado como “Lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización y resistencia a la autoridad, delitos todos ellos que concurren en forma real”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario