¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Dos años de prisión por robar en un domicilio

Tras un juicio abreviado, desde el Tribunal Criminal se falló contra Martín Esteban Salinas, alias “Chacho”, condenado a la pena de dos años y tres meses de prisión de ejecución condicional, como autor penalmente responsable del delito de “Robo agravado por efracción, y porque en el suceso delictivo lo realizó junto a menores de edad”.

Según consta en la sentencia, se acreditó que el 12 de diciembre de 2015, aproximadamente a las 5, Salinas con la participación de otros dos menores de edad, de común acuerdo, y con la finalidad de apoderarse ilegítimamente de bienes ajenos, ingresaron en la propiedad de la calle Richieri 139, compuesta de dos departamentos, donde ingresaron por el pasillo lateral y procedieron a forzar la reja protectora de la ventana de uno de las propiedades, apoderándose de elementos de quienes habitaban dicha vivienda.

Otra condena

En otro fallo, el juez Guillermo Arecha resolvió condenar a Lucas Nahuel Gómez, por una serie de robos domiciliarios, quien deberá purgar la pena de dos años y dos meses de prisión de ejecución condicional como autor penalmente responsable de los delitos de “Robo agravado por efracción en grado de tentativa”; “Robo”; “Desobediencia a la autoridad” y “Hurto en grado de tentativa” y “Violación de domicilio”.

Según reza el veredicto, se acreditó que alrededor de las 15.55 del 5 de septiembre de 2016, al menos Gómez ejerció fuerza sobre la puerta de entrada de la vivienda sita en calle Machado 1201, ocasionando su rotura a la altura de la cerradura. Luego, ingresó al interior con intención de apoderarse de elementos de valor allí existentes, no logrando concretar su propósito delictivo al ser alertada la maniobra por la señora de la finca.

También se comprobó que el 3 de septiembre de 2015, alrededor de las 11.15, el señalado ingresó al interior del local comercial denominado Tu Hobby, de San Martín 488, y previo reducir a su propietaria y a un cliente ocasional, manifestando e insinuando con una de sus manos en el bolsillo que poseía un arma de fuego entre sus prendas a quienes logró amedrentar, se apoderó de un teléfono celular y 1.440 pesos, para luego retirarse manifestándoles en forma intimidatoria «no llamen a la policía o los cag… a cuetazos» dándose a la fuga.

También se le acreditó que después de las 18.20 del 28 de enero de 2016, los funcionarios policiales Marcelo Denapole y Julio Emanuel Cinquegrani, ambos a bordo del móvil policial, al llegar a la calle Suipacha y Pasaje Bassi, advirtieron un ciclomotor con dos ocupantes que reunían similitudes con los autores de un hecho delictivo contra la propiedad cometido minutos antes por parte de jóvenes en un vehículo de esas características. Ante la presencia policial, estas dos personas intentaron evadirlos, siendo perseguidos por los funcionarios policiales, tras lo cual el conductor de la motocicleta perdió el control y ambos cayeron al piso, dándose a la fuga. El restante ocupante de la motocicleta -Gómez-, también intentó darse a fuga tomando el ciclomotor, siendo en ese momento que personal policial le dio la voz de alto, haciendo caso omiso a la orden impartida y continuando con su huida, hasta ser aprehendido.

El último suceso delictivo endilgado ocurrió a las 14.40 del 18 de ese mismo año, cuando Gómez y un cómplice ingresaron a un taller mecánico e intentaron apoderarse de una caja de cartón que contenía un juego de parlantes, lo que no pudieron concretar por ser interceptados por personal policial.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario