¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Dos delincuentes asaltaron anoche la farmacia Strada y se llevaron 2 mil pesos

Los robos en la ciudad siguen sucediéndose y en esta oportunidad el nuevo hecho se registró en el barrio de Villa Italia, más precisamente en la farmacia Strada, situada en Lavalle 670.

Dos delincuentes estudiaron los movimientos del comercio y cerca de las 20.15, instantes antes de culminar la jornada laboral, se produjo el atraco alzándose con alrededor de 2 mil pesos.

Marisol Strada, titular del comercio, le contó a El Eco de Tandil que “fue en un momento en que no había nadie, yo me voy para atrás y queda mi marido, Humberto Piconé, adelante. Fue en ese lapso de tiempo que ingresó una persona con el casco colocado y muy rápido pasa al mostrador y sigue para la parte posterior encontrándose con mi esposo”.

Recordó que “la persona estaba armada y le pidió la plata y en ese momento ingresó otra persona también con el casco colocado quien aparentemente no tenía arma. Ahí empezaron a apurar, de un lado y del otro, para que entregue el dinero”.

En cuanto a qué suma fue la que los delincuentes sustrajeron indicó que “no sabemos con precisión, creemos que entre 1.500 y 2.000 pesos, que es lo que uno medianamente tiene en la caja como cambio, aunque no siempre es igual”.

Strada, acompañada por uno de sus hijos, resumió lo acontecido diciendo que “estábamos por cerrar, realmente fue un mal trago”.

 

Cámaras

La damnificada contó que “se fueron en una moto hacia Mosconi, por suerte no nos golpearon y no pasaron para atrás donde estaba con mi hijo menor. A la moto la dejaron más cerca del lugar por donde terminaron escapando, eso lo pudimos observar por las cámaras”.

Agregó que “el asalto está todo filmado y ya está presentado en la Justicia para que intenten dar con el dúo de delincuentes, además de haber hecho la correspondiente denuncia”.

“Ya que alguien entre con un casco puesto, llama la atención. Mucho no se puede observar, sí que estaban vestidos con una campera negra con una línea blanca atrás, pantalón negro con una raya de la marca Adidas de color amarillo es lo que se observa en la filmación”.

Aseguró que “mi esposo trabaja en el Poder Judicial y es como que está curtido con este tipo de cosas y reacciona de una manera distinta a como podría reaccionar yo. Les dio lo que pedían y huyeron”.

 

“Situación horrible”

Aún acongojada por lo ocurrido, expresó que “realmente fue una situación horrible la que tuvo que vivir mi hijo. Nosotros siempre le decimos que no tiene que estar en la farmacia porque podría pasar algo. Pasó, y gracias a Dios que no se dirigieron al fondo donde estábamos los dos, porque uno de los delincuentes no siguió porque se encontró con mi marido. El dinero va y viene, pero te da bronca pasar por esto y ya es la tercera vez que nos ocurre”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario