¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El agresor de Ateiro fue dado de alta del Hospital y fue trasladado a la Unidad Penitenciaria de Barker

A siete días de la sangrienta noche que se cobró la vida de Andrés Ateiro, y ante la favorable evolución de salud del agresor que mereció el alta del Hospital Ramón Santamarina, la Justicia dio los primeros pasos en pos de definir la situación procesal del único imputado por el crimen.

Se trata de Diego Prestes, quien fue trasladado a la sede de fiscalía, donde se le informó el delito que se le endilgaba y se prestó a la audiencia del 308.

Bajo la asesoría de la defensora particular Florencia Alaniz, el acusado se negó a declarar y ya el Juzgado de Garantías dictó su detención por el delito de “homicidio simple”.

Tras cumplimentar el requisito procesal, el detenido fue derivado a la Unidad Penitenciaria 37 de Barker, donde permanecerá alojado mientras avance la pesquisa, en la que se desprende que el fiscal Damián Borean solicitará la prisión preventiva.

Como oportunamente se informó, en la pelea que mantuvo con Ateiro, Prestes había sufrido una herida cortopunzante en la zona infracostal derecha, lesión de la cual ya se recuperó.

El hecho

Respecto al trágico suceso, se desencadenó cuando un grupo de jóvenes se habían reunido en la noche del viernes y en medio del profuso consumo de alcohol y un pequeño incidente con un vecino desencadenó la pelea menos pensada y letal.

Todo ocurrió en el domicilio de Linstow 390, cuando un grito de un vecino, quejándose por los ruidos molestos, provocó la reacción de Prestes quien lanzó una piedra como para amedrentarlo al frentista quejoso pero el proyectil terminó dando en la humanidad de Ateiro, lo que habría provocado la reyerta, sobre la cual existen versiones encontradas entre los testigos presenciales.

Por un lado, se menciona que molesto por lo ocurrido, Ateiro se trenzó a golpes de puños con Prestes y que al ser separados, el último -totalmente fuera de sus cabales- tomó el cuchillo y le aplicó un puntazo, para luego darse a la fuga a pie y dejando en el lugar la motocicleta en la que llegó.

Otra hipótesis alude a que Ateiro, en plena pelea, habría cortado con un cuchillo a Prestes y al ser separados, éste decidió atacar con un puntazo. También se especula con que al ser alejados de la gresca, Prestes habría agredido con el arma blanca, y quienes estaban presentes arremetieron golpeándolo y cortándolo en la zona de la espalda, por lo que se dio a la fuga corriendo, sin tiempo como para agarrar la moto.

Lo llamativo es que en las pocas calles que recorrió, nunca se deshizo del arma con el que le diera muerte a Ateiro. Entonces, cuando lo cercó la policía, a pocas cuadras de la escena del homicidio, con los primeros datos recibidos, tenía el ensangrentado cuchillo en una de sus manos.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario