¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El agresor de Ateiro permanece internado en la guardia del Hospital y con custodia policial

Tras la sangrienta noche que se cobró la vida de Andrés Ateiro, la policía ha montado una guardia permanente en el Hospital Ramón Santamarina para garantizar la seguridad del centro de salud y además la del agresor, que permanece internado. Ni bien se recupere, el herido deberá someterse a la Justicia ya que es el único imputado por el crimen.

Diego Prestes en la pelea que mantuvo con Ateiro sufrió una herida cortopunzante en la zona infracostal derecha, aunque recién cuando preste declaración se sabrá si esa lesión fue provocada por quien terminó asesinado o por quienes estaban compartiendo la reunión de amigos, que enloquecieron al ver lo sucedido.

Lo concreto es que el joven que fuera atrapado por efectivos de la comisaría Cuarta en avenida Falucho y Piedrabuena, portando el cuchillo que acabara con la vida de Ateiro, está recuperándose lentamente, celosamente custodiado por efectivos, teniendo en cuenta que al salir del Hospital deberá someterse al proceso.

El hecho

La idea de un grupo de jóvenes era pasar un momento distendido en la noche del viernes, donde la escasa visibilidad producto de la densa niebla y la poca luz en la vía pública le daban al lugar un panorama sombrío.

Nadie imaginaba que entre los mismos protagonistas que mantenían una reunión en el domicilio de Linstow 390 terminaría ocurriendo así. Quizás hoy tampoco se encuentren explicaciones convincentes que permitan saber qué fue lo que motivó la locura total y la muerte de una persona de apenas 25 años.

Algunos ocasionales testigos indican que hubo un grito de un vecino quejándose por los ruidos molestos y que la intención de Prestes era tirarle una piedra como para amedrentarlo, y nada más. Pero el excesivo consumo de alcohol hizo mella y la piedra terminó teniendo como destinatario a Ateiro.

A partir de ese instante, hay versiones encontradas, culminando todas en la muerte de quien recibió el piedrazo. Por un lado, se menciona que molesto por lo ocurrido, Ateiro se agarró a golpes de puños con Prestes y que al ser separados, el último -totalmente fuera de sus cabales- tomó el cuchillo y le aplicó un puntazo, para luego darse a la fuga a pie y dejando en el lugar la motocicleta en la que llegó.

Andrés Ateiro, el joven muerto de una puñalada el viernes.

Andrés Ateiro, el joven muerto de una puñalada el viernes.

Las restantes hipótesis merodean sobre lo mismo, aunque hay alguna modificación que deberán clarificar cuando los involucrados en el trágico viernes sean convocados a prestar declaración.

Una versión indica que Ateiro, en plena pelea, habría cortado con un cuchillo a Prestes y al ser separados, éste decidió atacar con un puntazo. También se especula con que al ser alejados de la gresca, Prestes habría agredido con el arma blanca, y quienes estaban presentes arremetieron golpeándolo y cortándolo en la zona de la espalda, por lo que se dio a la fuga corriendo, sin tiempo como para agarrar la moto.

Lo raro es que en las pocas calles que recorrió, nunca se deshizo del arma con el que le diera muerte a Ateiro. Entonces, cuando lo cercó la policía, a pocas cuadras de la escena del homicidio, con los primeros datos recibidos, tenía el ensangrentado cuchillo en una de sus manos.

Parte
médico

Desde el Hospital Santamarina se informó a este Diario que el paciente Diego Prestes, de 25 años de edad, permanece alojado en el sector de guardia, reponiendo favorablemente de la lesión cortopunzante recibida.

A lo detallado hay que informar que Prestes permanece escoltado por personal de la Policía Local, hasta que reciba el alta, cuando deberá comparecer por el asesinato cometido en la noche del viernes pasado.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario