¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Falleció la mujer que había sufrido heridas de gravedad con la llama de una garrafa

Tenía 80 años de edad y estaba internada en Buenos Aires. El hecho ocurrió en el patio de la casa, ubicada en Colombia 785. También sufrió quemaduras el hijo de la mujer, que evoluciona lentamente.

El Eco

Fuentes médicas confirmaron que murió Nélida Rasich, de 80 años, luego de que el miércoles 1 de agosto sufriera un accidente con una garrafa en una vivienda ubicada en Colombia 785.

El deceso se produjo el último jueves, cuando la mujer permanecía internada en el Hospital Italiano en San Justo, lugar al que había sido trasladada desde la Nueva Clínica Chacabuco, donde fue internada tras recibir las primeras atenciones en el Hospital Ramón Santamarina.

Según el informe médico, Nélida Rasich falleció luego de un infarto. Le habían realizado varias intervenciones, pero dada su edad y otras afecciones que sufría, no logró superar el accidente.

Tras realizarle la autopsia, sus restos fueron inhumados el sábado en el Cementerio Municipal de Tandil.

El estado de salud del hijo

En tanto, Roberto Dindurra, continúa internado con secuelas de las graves quemaduras que sufrió. Más allá del momento anímico, evoluciona favorablemente.

El hombre está internado en el Hospital Sagrado Corazón en Buenos Aires.

El hecho

El miércoles 1 de agosto por la tarde Nélida Rasich y su hijo, Roberto Dindurra, de 42 años, sufrieron quemaduras de gravedad a raíz de un accidente con una garrafa.

Ambos se encontraban en el patio de su casa y manipulaban una garrafa que se encontraba en el espacio abierto, cuando de la misma salió una gran llamarada que les provocó varias quemaduras en distintas partes del cuerpo.

Una vecina que reside justo al lado de la casa donde sucedió el accidente explicó que estaba junto a su marido cuando vieron las llamas en el patio de la vivienda.

“Estaban en el patio con la garrafa. Vimos la llama. Fuimos para socorrerlos, apagamos la garrafa y se terminó el fuego, pero ellos dos tenían quemadas las manos, brazos, cara, pelo. No explotó la garrafa, se ve que la abrieron y no sé qué habrá pasado para que salga esa tremenda llamarada”, le contó la testigo a El Eco de Tandil.

Y aseguró que “yo salí rápido a socorrer porque vi fuego. Busqué agua pero cuando llegué, vi que la llama se extinguió. Llamamos inmediatamente a la ambulancia y se llevaron a los dos. Bomberos no intervino porque no había más fuego”.

Además de las quemaduras de las víctimas, ardió toda la ropa que estaba colgada en el patio, la ventana y objetos que se encontraban en el lugar.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario