¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Intentaron ingresar a la inmobiliaria Scarlada y el dueño aseguró que “los delincuentes nos están derrotando”

El Eco

Entre las 21 horas del martes y las 9 de la mañana del miércoles, la inmobiliaria Scarlada, ubicada en Chacabuco 660, sufrió un intento de robo que no se pudo consumar pero que dejó como saldo las rejas que anteceden al lugar violentadas por los delincuentes que quisieron ingresar.

Edgardo Scarlada, dueño de la inmobiliaria, dialogó con El Eco de Tandil y manifestó su preocupación por lo que sucedió ya que es la cuarta vez en dos años y medios que tienen un episodio similar.

En la oportunidad, Scarlada explicó que dañaron tres barrotes de hierro de las rejas pero que “por suerte” no ingresaron al lugar. “Me puse contento cuando vi que no habían entrado, pero no tan feliz por la situación”, sostuvo.

“La verdad es lamentable lo que está sucediendo”, analizó el titular de la inmobiliaria y agregó que “la Justicia no funciona, es decir, existe pero los que deben manejarla no lo hacen como se debe”.

Sobre la inseguridad, Scarlada afirmó que “esto no lo para nadie, a medida que el tiempo transcurre se va incrementando, nos están derrotando los delincuentes”.

“Quizás las personas de mala fe que actúan sobre el lugar en reiteradas ocasiones aprovechan que el ingreso a la inmobiliaria está un poco oculto de lo que es la vereda”, dijo.

El dueño de la inmobiliaria, Edgardo Scarlada

Recaudos

A la hora de tomar medidas preventivas para evitar nuevos hechos de inseguridad, Scarlada apuntó a que “tenemos las rejas y la alarma correspondiente”.

“Tenemos el movimiento diario de dinero que no es mucho, porque si hay trabajo todos los días, no así plata que ingrese”, dijo y además puntualizó que “en la oportunidad no hicimos la denuncia correspondiente porque en los anteriores sucesos no tuvimos las respuestas que esperábamos”.

Casos anteriores

La inmobiliaria de Chacabuco al 600 ha sido blanco de delincuentes en otras ocasiones en años anteriores. El más significativo se registró el 25 de enero 2016 cuando se llevaron 50 mil pesos del local.

En ese momento tras revolver escritorios y cajones del sector de la recepción, se dirigieron al fondo y además de la computadora, encontraron la suma mencionada. ” Jamás me imaginé que en el lapso de poco más de una hora me iban a entrar, a plena luz del día, en un sitio céntrico y llevarse todo”, había dicho en ese momento.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario