¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Intentaron robar en la casa de un reciente fallecido ubicada en el barrio El Hornero

El Eco

Un hecho realmente lamentable se dio en la vivienda que habitaba el recientemente fallecido Gonzalo Alberto Diez, ubicada en el barrio El Hornero, lugar hasta donde llegaron delincuentes con intenciones de robo, pero que se dieron a la fuga ante la alerta sonora que emitió la alarma.

Diez falleció el pasado miércoles, cuando decidió quedarse a cuidar a su madre quien habitaba la casa interna ubicada en Mitre 877. El desperfecto en un calefactor generó que madre e hijo inhalaran monóxido de carbono y fallecieran.

La desgracia ocurrida, generó que la familia se acercara hasta el domicilio de Gonzalo Diez, para retirar algunas pertenencias y ponerse en contacto con los vecinos del lugar, dándole aviso que la casa iba a estar sola teniendo en cuanta que en la jornada de ayer se produjo la inhumación de los dos cuerpos, y que quedaría la alarma activada para, en caso de sonar, quienes habitan esa zona de la ciudad observaran y dieran aviso a la policía.

El dolor de la familia por lo sucedido, se mezcló con la impotencia que generan los delincuentes que entraron, rompieron algunas cosas e intentaron robar la casa del óbito.

 

Alarma y daños

 

Según contó a El Eco de Tandil un vecino del lugar, alrededor de las 19 la alarma comenzó a sonar. Detalló que “el día que pasó la tragedia se acercó gente a la casa donde vivía Gonzalo y como observé movimiento me acerqué para ver de qué se trataba. Eran los hijos, por lo tanto hablamos e intercambiamos números de teléfonos por si pasaba algo y se fueron dejando la casa con el sistema de alarma activado”.

Aseveró que “serían las 19 me llama uno de los hijos diciéndome si había visto algo porque había sonado la alarma. Al asomarme no vi nada, pero después corroboramos que le barretearon la puerta que da a la parte de atrás, ingresaron y rompieron el teclado de la alarma, la sirena interna, un sensor de movimientos y como ya estaba oscuro rompieron una luz de una galería”.

Agregó que “fueron solos daños y no se llevaron nada, creo que por el ruido que hace la alarma interna se habrán asustado o pensaron que no tendrían tiempo de nada y porque llegaría la policía”.

Especificó que “la casa está construida en el fondo de un lote de 45×65 metros y al romper los focos no se ve nada. La policía se acercó al lugar y los chicos estimo que en las próximas horas irán a radicar la denuncia de lo acontecido”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario