¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

“Le arruinó la vida”, con dolor dijo la mamá de la víctima

A pesar del dolor que lleva consigo, Sandra Cambronera accedió a hablar con El Eco de Tandil y contar las vejaciones que sufrió su hija, las que sin dudas le dejarán secuelas de por vida. No solo psicológicas, sino también físicas.

En uno de los fríos pasillos del Hospital Ramón Santamarina, todavía sin poder creer que un hombre hubiera sido capaz de tremendas atrocidades, y con los ojos húmedos por las lágrimas, la mujer expresó su angustia e impotencia por lo que le sucedió.

Mientras tanto, la víctima, con su rostro aniñado, permanecía en su habitación con la mirada prácticamente perdida y sin poder contener un gesto de dolor en su rostro.

“No tiene perdón de Dios”

Sin titubear, Sandra aseguró que el hombre que le hizo esto a su hija “no tiene perdón de Dios”.

“No sé con qué la ha violado a mi hija porque encontraron elementos contundentes, había sangre en la cama, tenía un bate con vaselina. No se va a poder recuperar nunca de esto”, lamentó.

Sumergida en una profunda angustia, confió que “no me imagino lo que habrá sufrido mi hija en esa cama. La amenazó de muerte, le dijo que si gritaba o decía algo que la iba a matar a ella y a su bebé en la panza. De solo pensar en eso, no lo puedo creer. No sé cómo vamos a salir de esto”.

Explicó que el agresor, que tiene 38 años, fue pareja de su cuñada, con quien tiene un hijo y dos más con otra pareja, y por eso tenían una relación familiar fluida.

“Le pegó una piña en el ojo, le partió el labio, la dejó casi inconsciente y le dijo ‘a tu hermano lo maté, y si gritás, te va a ir peor que a él, te voy a matar a vos y a tu bebé’. Le ató las manos con cintas y las piernas con el cinto y la violó en la cama”, contó.

Y agregó que “la violó con ese bate o algo contundente porque no puede ser la forma en que la destrozó, le tuvieron que hacer puntos por dentro y por fuera, mi hija está toda dolorida”.

Luego, los dos nenes del hombre habrían entrado a la casa “dejaron la puerta entreabierta y ella se escapó, pero no escucharon nada porque ella no gritaba. Le dijo que si gritaba le iba a pasar algo peor”.

Logró escaparse y se fue en colectivo a la casa de su hermana pero Sandra no comprende cómo pudo subir a un micro toda ensangrentada y que el chofer no se diera cuenta.

“Está muy dolorida”

La mujer agradeció a los médicos que “la atendieron muy bien, están con ella continuamente” pero aseguró que está “muy dolorida”.

“Tiene una bolsita que le pusieron para la materia fecal porque en la violación le perforó el intestino grueso. Creo que va a tener la bolsita de por vida, por lo que me dijo el médico”, indicó.

Y enfatizó que “mi hija está embarazada de 5 meses. No le da vergüenza al tipo hacerle esas cosas, tiene dos hijos y no va a poder tener compasión de que ella está embarazada”.

Justicia

“Yo solo pido justicia por ella, no quiero que este tipo salga más de la cárcel”, manifestó.

La joven estuvo internada en terapia intensiva hasta ayer, y tras intervenirla quirúrgicamente por las graves lesiones sufridas fue derivada al área de cirugía. En tanto, el bebé se encontraba fuera de peligro.

“Me duele mucho la cabeza de tanto pensar por qué le hizo esto a mi hija, y en todo lo que ella sufrió. Ella recuerda todo porque hasta con los médicos habló de lo que le pasó. La destrozó toda por dentro”, graficó.

“Le arruinó la vida”

Sin poder contener el dolor, se preguntó “cómo le voy a decir que tiene que vivir con esa bolsita toda su vida, no sé cómo lo va a superar”.

“Mi hija no va a estar tranquila hasta que el hijo de p… pague lo que le hizo”, sentenció. Y agregó que “tiene que pagar por lo que hizo, le arruinó la vida”.

Las drogas

Admitió que tres de sus hijos están “pasando por una situación de drogas” y que en esta oportunidad habían consumido estupefacientes, al igual que el agresor.

“Yo estaba al tanto de que ella consume, mi hijo y mi otra hija también”, confió. Respecto a su hija, admitió que “andaba en la calle en las drogas. Yo hice la denuncia para que la pusieran en una casa de rehabilitación, porque ella está embarazada, pero la jueza Monserrat no me prestó atención”.

“Ella tiene que criar a ese bebé, no quiero que se lo saquen como me hicieron a mí. Yo tengo 10 hijos pero no los tengo conmigo porque ya la jueza me sacó tres y los dio en adopción. Quiero una casa de rehabilitación para que saque a mis tres hijos de las drogas, porque no sé más qué hacer”, sostuvo. u

Secuelas de por vida

La directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Andrea Rossetti, consideró que “las intervenciones fueron ágiles así que el victimario está detenido. Hay elementos que lo comprometen en forma contundente en cuanto a la lesión provocada por la violación, y el consumo de alcohol y estupefacientes que agravaron seriamente la crueldad de la misma”.

Explicó que la joven tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y además “las secuelas, estiman los profesionales, van a ser de por vida por los daños que le han ocasionado”.

“Por ahora está controlado el tema del embarazo pero habrá que ver cómo evoluciona la paciente”, aseguró.

Respecto a la joven, sostuvo que se trata de una persona con vulneraciones previas de sus derechos.

“El consumo de alcohol y estupefacientes está vinculado a muchas situaciones de violencia o abuso que están ocurriendo en nuestra ciudad”, afirmó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario