¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Robaron en una casa de decoración y su dueña durmió en el comercio para evitar mayores pérdidas

Una casa de decoración ubicada en avenida España y Chacabuco fue blanco ayer a la madrugada de un ataque delictivo, y para evitar mayores pérdidas, su dueña permaneció en el local para proteger la mercadería ya que la puerta quedó completamente destrozada.

El hecho se registró alrededor de las 3 cuando al menos dos personas dañaron la puerta de vidrio del local con una baldosa de la vereda, y en un rápido accionar, ingresaron y sustrajeron una computadora y algo de dinero (unos dos mil pesos) para luego darse a la fuga.

robo4

Un vecino que vive en el primer piso, encima del comercio denominado Romina Alvarez Decoraciones, escuchó el estallido de los vidrios y enseguida alertó a los responsables del emprendimiento y al sistema de emergencias 101 Mejorado.

La damnificada, Karen Wagner, lamentó el episodio y expresó que “no se puede estar así” y que “es una pena” ya que “es el trabajo nuestro de todos los días”.

El atraco

La titular del emprendimiento contó a El Eco Multimedios que ayer a la madrugada recibió un llamado del propietario del local, que vive en el primer piso, quien al escuchar el estruendo del impacto de la baldosa contra el vidrio bajó para saber qué había sucedido.

Al llegar al lugar constató los daños y los faltantes. “Habían roto la puerta de vidrio y se llevaron la computadora, plata y un par de cosas”, describió Wagner.

Frente a lo ocurrido también se dio aviso a la policía que, si bien acudió al comercio, “no hizo mucho”.
“Me dijeron que vaya a hacer la denuncia a la comisaría pero era ilógico porque estaba sola y no podía irme y dejar el local sin puerta”, cuestionó, y confesó que aguardó allí hasta las 9 a que llegara su compañera para poder realizar la correspondiente presentación en la sede policial.

La decisión de permanecer dentro del salón de ventas para cuidar la mercadería la tomó ante la negativa de los efectivos de custodiar el lugar, que “solo podían dar vueltas de vez en cuando”, por lo que “me tuve que quedar”.
“Prácticamente no dormí porque me quedé sentada y tenía miedo también porque estaba sin puertas, en una esquina toda vidriada, a la madrugada y sola”, narró.

robo3

“Fue algo
muy rápido”

La responsable del emprendimiento aseguró que ningún vecino observó nada y que solo el estallido del vidrio puso en alerta al dueño del inmueble, que bajó rápidamente y se topó con el hecho consumado.

“Fue algo muy rápido”, precisó, y reconoció que desconocen cómo fue el atraco y que solicitarán el material de las cámaras de seguridad instaladas en la zona como para sumar más elementos que permitan esclarecer el hecho.

Por último la comerciante especuló que el atraco fue al azar y que, si bien no se registraron muchos faltantes, su impacto es importante ya que reponer la puerta de vidrio dañada cuesta más que la computadora sustraída.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario