¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tras romper un portón y una reja, delincuentes robaron en una casa de 14 de Julio

Un nuevo hecho delictivo se registró ayer en la ciudad, en el domicilio situado en 14 de Julio 1184, lugar donde delincuentes se llevaron un motocicleta, dos televisores LCD y otras pertenencias que no fueron precisadas por quienes habitan en el lugar.

Todo se desencadenó a media tarde, cuando el portón del garaje fue violentado por los malvivientes, lo mismo que la reja de una ventana que da al interior de la propiedad. Luego de acceder a la vivienda, tuvieron el tiempo suficiente para llevarse dos televisores LCD, propiedad de Olga Ghezzi, y una moto marca Honda Bizz 110 cc, color azul, patente CIC 160, cuya dueña Mónica Díaz, guardaba en el interior del garaje.

Si bien se presume que los delincuentes han hecho ruido, principalmente con la rotura en el portón, ningún vecino escuchó ni vio a nadie salir con los elementos robados.

web_2loc

A la señora Ghezzi se la pudo observar muy consternada por lo sucedido y preocupada porque personas ajenas a la propiedad recorrieron su casa con absoluta impunidad y la despojaron de sus cosas. También el miedo que genera este tipo de robos hizo que la mujer pidiera que no salga publicada la foto de la hija que habló con este Diario.

Indignación

El Eco de Tandil habló con María Alicia, una de las hijas de Olga Ghezzi, la mujer que vive en la mencionada dirección, quien narró cómo descubrieron el robo que habían sufrido.

En principio, expresó que “no es una buena noche” y contó que “mi mamá llegó a la casa con mi otra hermana y lo primero que vieron era que el portón estaba abierto. Al ingresar a la casa, mi hermana lo primero que ve es un cuchillo tramontina tirado en el piso y el cable cortado sin el televisor”.

Detalló que “ahí se dieron cuenta de que nuevamente habían entrado a robar, como hace meses atrás”.

La mujer, absolutamente indignada por lo acontecido en la vivienda de su madre, señaló que “se llevaron en principio los dos televisores LCD y una motocicleta propiedad de Alejandra Sandoval. Además de la rotura que produjeron en el portón de ingreso y doblando las rejas de la ventana del sector de la cocina”.

De inmediato se dio aviso a la policía y llegó al lugar personal de la comisaría Segunda, y minutos después hizo lo propio Policía Científica.

“Los delincuentes -sostuvo la hija de la damnificada- tuvieron tiempo de sacar las cosas, pero también de revolver todo, especialmente la habitación. Desconocemos hasta que empecemos a ordenar si se llevaron algo más. En principio robaron lo que detallé para luego escapar con todo por el sector del garaje”

Indicó que “Científica está trabajando en la reja que fue forzada para detectar si dejaron alguna huella que pueda dar indicios de quiénes entraron a robar. Al estar tan revuelta la pieza, no sabemos si luego irán a buscar huellas”.

Detalló que “mi hermana fue a radicar la denuncia, esperemos que puedan atrapar a los que cometieron este robo. La policía nos dijo que están los distintos móviles avisados para ver si observan circular la motocicleta que se llevaron”.

No es la
primera vez

La familia indicó que ayer no fue la primera vez que debieron atravesar por una situación como la de un robo. Recordó que “hace aproximadamente seis meses sufrimos otro robo, en esa ocasión los delincuentes entraron por el terreno del fondo. Se llevaron en esa oportunidad el microondas, ropa y relojes. Ahora el ingreso se dio por el frente y fue con tanta violencia que rompieron la puerta y la cerradura, por lo que tuvimos que llamar al cerrajero para que arregle”.

web_2loc2

Aseguró que “en la casa no hay alarma, está todo enrejado, pero lamentablemente nada alcanza, veremos si mamá decide poner algo más”.

En cuanto a si algún vecino observó o escuchó algo en la fría tarde del domingo, expresó que “nadie vio nada, sucede que por un lado es domingo y muchas familias del barrio o salen o se quedan dentro de sus casas. Y la otra es que 14 de Julio es una calle muy transitada y es como que al haber ruido todo el tiempo, la gente no presta demasiada atención. A todo esto hay que agregarle que el portón por donde entraron no se encuentra cerca de la vereda, sino que está unos metros más adentro, y eso en cierta forma terminó favoreciendo a los ladrones”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario