¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tres personas quedaron internadas en el Hospital tras un fortísimo choque frontal en Pujol y Mosconi

Según testigos, el accidente se produjo porque el conductor de un Ford Escort transitaba a alta velocidad, rumbo a Quintana, sin luces y pasando semáforos en rojo. Al llegar a Mosconi, el verde habilitó a la mano contraria y terminó chocando de frente contra un Corsa. Los conductores de los rodados y una mujer quedaron en observación, en la Guardia del Hospital.

Rody Becchi

Un fortísimo accidente de tránsito se registró ayer en Pujol y Mosconi, que tuvo como protagonista a dos vehículos, que chocaron de frente. Todo se desencadenó pasadas las 21.15, momento en que el caudal vehicular en esa zona de la ciudad era intenso.

Según testigos que vieron lo sucedido y declararon en la comisaría Tercera, el responsable del accidente habría sido el conductor del Ford Escort, patente WKU 629, identificado como Santiago Yñigo Aranda de 20 años de edad. El joven circulaba por Pujol en dirección a Quintana, a alta velocidad, sin luces y pasando semáforos en rojo.

Al llegar a Mosconi, el semáforo le dio luz verde a los vehículos que se dirigían por Pujol hacia el sur, momento en que Agustín Stupino de 25 años, quien estaba acompañado por un menor de 10 y su novia Andrea Verónica Arata, intentó doblar por Mosconi con su Chevrolet Corsa, patente HXU 963 y se encontró de frente con el Escort.

La explosión que se escuchó fue muy fuerte, quedando el auto Chevrolet cruzado en la cinta asfáltica, totalmente dañado, mientras que el Ford continuó su alocada carrera hasta detenerse en un costado, varios metros delante del lugar de la colisión.

Vecinos del lugar le dijeron a este Diario que “quienes viajaban en el Corsa estaban conmocionados por lo ocurrido, ya que estaban parados esperando el cambio de semáforo y terminaron chocados”.

Agregaron que “llegaron ambulancias del Hospital Ramón Santamarina y se los llevaron para controlarlos. Estaban golpeados”.

Abrieron el auto

El mayor inconveniente para los profesionales de la salud fue cuando se acercaron al Ford Escort y vieron que no podían rescatar a Yñigo Aranda, por lo que de inmediato dieron aviso al Cuartel de Bomberos de Villa Italia.

Una vez en el lugar, efectivos de bomberos debieron romper aún más todo el auto para poder sacar del habitáculo al joven herido.

Uno de los vecinos que presenció el tremendo choque fue categórico. “Este pibe es un inconsciente, no puede andar sin luces, a toda velocidad y sin importarle nada la vida de los demás. Es un irresponsable que debería ser castigado con que no maneje más. De milagro no se registraron muertes, realmente es incomprensible lo que venía haciendo”, manifestó.

Declaración

Una testigo que estaba delante del Chevrolet Corsa brindó su testimonio en la comisaría Tercera, sobre lo ocurrido. Señaló que estaba esperando que se habilitara el semáforo de calle Mosconi cuando observó a lo lejos que un auto venía a toda velocidad, sin las luces prendidas, pasando autos. Quien declaró como testigo indicó que “le hizo señas de luces, pero que nunca hizo caso”. Al tener luz verde, siguió su marcha por Pujol en dirección a Figueroa, pero miró por el espejo retrovisor y observó un tremendo choque de frente por lo que estacionó y da aviso a la policía.

Parte médico

Según lo informado desde el centro de salud pública, Santiago Yñigo Aranda sufrió traumatismo de cráneo y fractura de acetábulo izquierdo, que es la cavidad del hueso coxal en la que se articula la cabeza del fémur.

Agustín Stupino sufrió traumatismo de rodilla y Andrea Verónica Arata un trauma de abdomen cerrado.

Los tres accidentados quedaron internados en observación, en el sector de guardia del Hospital Ramón Santamarina. En tanto el menor fue llevado al Hospital Debilio Blanco Villegas, aunque no se brindaron precisiones respecto a su estado de salud.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario