¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Utilizando inhibidores de alarma para autos delincuentes realizaron varios robos en la zona céntrica

Alberto Rico dejó en el interior de su vehículo un sobre con 21 mil pesos. Al retornar encontró el rodado abierto y sin la alarma que había dejado activada. “Me desesperé porque no entendía lo sucedido" y añadió "el audio que circula es mío y lo que pretendo es alertar a la gente para que no les pase lo mismo”. Se han registrado varios casos similares,pero no se han realizado las correspondientes denuncias. Aconsejan, tras colocar la alarma, volver a tocar las puertas para confirmar que el auto quede cerrado.

Mariano Leunda

En las últimas horas circuló vía whatsapp un audio en el que indicaban una modalidad de robo a particulares basada en inhibir el normal funcionamiento de la alarma de los vehículos.

Lo sucedido se hizo viral, principalmente con el fin de alertar a la población sobre lo que varios vecinos de Tandil habían sufrido, aunque al no haber ninguna denuncia policial, el mencionado audio parecía que se trataba de un hecho que tenía poco sustento. El Eco de Tandil localizó a la persona que sufrió uno de los robos, quien brindó detalles de lo padecido .

Se trata de Alberto Rico, que desempeña funciones en la compañía de seguros Federación Patronal y contó lo vivido en la tarde del pasado lunes.

“El audio que circula es mío, sucede que le hice un comentario a mis primos, para que a modo de prevención estuvieran atentos cuando bajaban de sus vehículos y ellos hicieron lo mismo con sus amigos y empezó a circular por todos lados”.

Detalló que “esto me sucedió el lunes a las 14.50 en la vereda frente al Bazar Los Andes (Pinto al 800) donde justo encontré un lugar para estacionar y dejé mi auto que es un Peugeot 2008”.

Rico especificó que “detrás de mí había una Volkswagen Surán color negra, que pensé que iba a querer el lugar que había encontrado. Sin embargo se quedó parada en doble fila con las balizas puestas y estuvo así un rato. Tenía que ir al Banco y en el asiento de atrás llevaba un sobre blanco con 21 mil pesos en su interior que eran para pagar otros impuestos. Pensé en bajarme con el sobre, pero temiendo que pudiera pasar algo lo que hice fue taparlo con una campera”.

Continuó narrando que “fui hasta el Banco Río, deposité un cheque correspondiente a la empresa para la que trabajo y retorné a mi auto. El lapso de tiempo fue de 14.50 a 15.20 que regresé”.

 

Robo

“Cuando estoy llegando hice el destello con el control de la alarma y las luces no prendieron. Como el auto hace poco que lo tengo pensé que se trataba de alguna falla. Voy llegando, conecto la alarma y me hace el pestañeo de las luces dos veces. A partir de ese instante me agarró nerviosismo por el dinero que tenía en el interior del habitáculo, y porque al desconocer este sistema que inhibe el control remoto de la alarma, pensé que había bajado apurado y dejado abierto”.

La mayor desesperación la tuvo cuando al mover la campera el sobre no estaba. “Empecé a buscar por todos lados y hasta abrí el baúl, lugar donde no había estado antes de ir hacia el Banco. Miré por todos lados y no encontré nada. Al irme, hice diez metros, retorné al mismo lugar, bajé y me puse a buscar alguna cámara de seguridad cosa que no encontré por la esquina de Polivalente o de la pizzería. Si encontré en el Bazar Los Andes, que puso cámaras porque a uno de los empleados hace poco le habían robado una moto que estaba estacionada”.

Contó que “lo que se pudo observar es que llega una persona, abre el baúl, revisa y se va caminando con un sobre blanco. Pero no se distingue bien, si que vestía una campera verde y un pantalón tostado. También el video muestra que cuando yo salgo hacia el Banco, desde la Surán se baja alguien que no sé si me sigue o no. De inmediato este vehículo, que seguía parado en doble fila, sale hacia calle Paz y la persona que abre mi auto viene desde Paz hacia Alem”.

Más casos

Parece raro lo acontecido y más que alguien sin romper nada abra un vehículo y se lleve lo que encuentran en el interior, en varios casos sumas importantes de dinero. “Cuando llegué a la oficina y conté lo que me había pasado uno de mis compañeros me dijo `te pusieron un inhibidor´, cosa que realmente desconozco de que se trata. Me enteré su funcionamiento por lo que me dijeron, y es que se produce el destello de la alarma pero las puertas no se traban”.

Narró que “no hice ninguna denuncia porque lo único que tenía para decir es que encontré el auto abierto y del interior un sobre con plata se había esfumado. Sé que un allegado al Intendente se comunicó a la oficina de Federación Patronal para, a modo de prevención, sobre esta situación porque le había llegado el audio. Y una compañera le dijo que el damnificado era de la oficina. Pidió tener mayores detalles para poder buscar con las cámaras de Protección Ciudadana y poder identificar a quien bajó de la Surán y fue hasta mi auto”.

Pero este no es el único caso que se registró en el último tiempo en Tandil. “El audio que habla del robo de 70 mil pesos es real y pasó para el Día de la Madre. Esta persona dejó su camioneta estacionada por Alem frente a Matelec y fue hasta el comercio 1823 a comprar un regalo. Hay una mujer, la que no conozco, a la que le robaron dinero de una Toyota Hilux; también le sucedió a un reconocido empresario al que le llevaron 40 mil pesos y cheques y hay otra persona a la que le llevaron la suma de 70 mil pesos”.

Remarcó que “excepto a una persona que le robaron un sábado, el resto de los casos sucedió en la zona del centro, en horarios de Bancos y le puede tocar a cualquiera. El vehículo queda abierto y revisan lo que encuentran”.

 

El sistema

 

Este tipo de dispositivos que capturan la señal de los llaveros de cierre y apertura de autos (activación y desactivación de alarma) están siendo muy utilizados en otros países de Latinoamérica para emular la señal con fines delictivos.

Para que el inhibidor pueda interferir la señal debe ubicarse a una distancia no superior a los cuarenta metros, según aclararon fuentes de la Policía y el sector de la seguridad electrónica.

La solución que se empezó a implementar para evitar este tipo de delitos es instalarle a los vehículos dispositivos que generan una alerta al celular cuando se abre la puerta del auto. Comúnmente se llaman tracker y tienen otras funciones como seguimiento satelital por GPS apagado del automóvil a distancia. A la vez, en algunos centros comerciales utilizan otro remedio de la tecnología, como es el detector de inhibidores.

Cabe recordar que robos de idénticas características se registró en la Sociedad Rural de Azul, al año pasado, donde varios productores locales resultaron víctimas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario