¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos de Córdoba y Ugarte denunciaron a una patota que tiene en jaque a los frentistas

Rody Becchi

Atacaron con piedras la casa de una familia y agredieron con machetes a dos personas que debieron ser asistidas en el Hospital. “En cualquier momento vamos a tener que lamentar un muerto”, dijo una de las denunciantes y exigen que la Justicia tome medidas urgentes para evitar hechos de mayor gravedad.

Una familia que vive en el Pasaje 1, situado en Córdoba a pocos metros de Ugarte, en el barrio San Juan, denunció una salvaje agresión que sufrieron el domingo por la noche por parte de una patota que tiene en jaque a los vecinos de la cuadra.

Claudia Amores explicó que el domingo cerca de la medianoche estaban acostados a punto de dormir cuando “empezaron a llover piedras que tiraban al techo de la casa de mi hija que vive en la casa de atrás a la nuestra”.

“Ella tiene al nene epiléptico, que una persona epiléptica si se asusta puede causarle diversos inconvenientes hasta la muerte incluso, además es un bebé. El nene empezó a convulsionar, se le daban vuelta los ojos y no había forma de calmarlo”, relató a El Eco de Tandil.  

Su yerno y su marido entonces salieron a pedirles que dejaran de arrojar piedras porque el nene estaba muy descompuesto. Se trata de una patota cuyos integrantes viven en la cuadra y que según explicaron, suelen provocar incidentes, agredir vecinos y que se juntar a beber alcohol y provocar disturbios con frecuencia.

“Mi marido trató de calmar la situación, parecía que habían entendido y que todo iba a tranquilizarse pero no terminamos de entrar a la casa que empezaron a llover más piedras, entonces vinieron mis hijos a defendernos porque nos estaban cascoteando. Y entonces ellos se vinieron con machetes”, explicó.

Gisela Soldá, su hija, contó que “uno vino a pelear con mi hermano y aparecieron tres más con machetes, entre ellos un menor. Y ahí se metieron los vecinos de en frente a querer separar, y aparecieron más personas, chicas incluso. Fue una lluvia de piedras”.

“Mientras lo atacaban a mi hermano con el machete, otro lo golpeó a mi papá, lo dejó tirado en el piso convulsionando y se estaba ahogando con su propia sangre así que una vecina salió a auxiliar a mi papá, y los otros siguieron a los piedrazos y machetazos. A mi otro hermano mientras le rompían el auto, lo tenían acorralado con cascotes en un rincón”, expuso.

Así fue que su padre Carlos Solda y su hermano Cristian Solda sufrieron heridas por lo cual debieron ser trasladados al Hospital Santamarina. Mientras que al otro hermano le rompieron el auto a cascotazos.

Moneda corriente

“Esto es moneda corriente. Lo que pasa es que ellos lo toman como algo territorial, casi hay que pedirles permiso para entrar al barrio. A ellos les molesta que haya gente que viva tranquila, si no están molestando a alguien no pueden estar”, aseguró Claudia Amores.

Y agregó que “se la agarran con todos, no es particularmente con nosotros porque días atrás a uno de los muchachos del barrio que tampoco molesta a nadie fueron a querer agredirlo con cuchillos entre dos, y no les importo que estaba la madre y las criaturas chiquitas en la casa”.

“Ellos vienen, rompen, patean, te insultan. Hicimos la denuncia y vamos a continuar con esto, no va a quedar así, se los prometí. Queremos que se tomen medidas, porque en cualquier momento vamos a tener que lamentar un muerto”, advirtió.

Y cuestionó que “vino la policía, las dos ambulancias en las que se llevaron a mi marido y mi hijo pero en ningún momento los detuvieron, y son gente que tiene antecedentes porque siempre viene la policía por ellos, e incluso han atacado los móviles”.

“Queremos que se tomen medidas porque mi marido podría haberse muerto ahogado con su sangre, o al nene le hubiera pasado algo o que le hubieran provocado heridas de mayor gravedad con el machete. Yo en este momento podría estar lamentando la vida de uno de los tres o de los tres mientras ellos se quedaban tranquilos en su casa”, manifestó y sostuvo que ayer recibieron amenazas tras realizar la denuncia.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario