¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Advierten que la reforma del Fondo de Ayuda Solidaria desvirtúa el espíritu de la ordenanza

La concejal Nilda Fernández puso reparos al proyecto para reformular la norma que regula el FAS. Rechazó que se destine el 50 por ciento de los fondos a infraestructura y aparatología de salud en tiempos en que muchos tandilenses se quedaron sin cobertura de las obras sociales. Como contrapartida, se mostró a favor de destinar más recursos a prótesis e incluir a los tratamientos oncológicos.

El Eco

Junto con el Presupuesto 2019, el Departamento Ejecutivo elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para modificar el Fondo de Ayuda Solidaria (FAS) “Doctor Daniel Ramón Grasso”. El punto principal que modifica se vincula al destino de los fondos que aportan los usuarios del servicio de energía eléctrica. En principio, lleva al 50 por ciento la compra de aparatología e infraestructura en salud, índice que hoy es del 15. Además de los tratamientos de alta complejidad para personas que no disponen de cobertura social, incorpora la compra de órtesis, prótesis e insumos.

La concejal del Bloque Integrar Nilda Fernández, que durante este año demostró su interés en el comportamiento de los recursos del fondo afectado y presentó un pedido de informes al Ejecutivo, realizó un primer análisis de la iniciativa.

“La modificación que piden del 50 por ciento para aparatología y para hacer obras no hace al espíritu de la ordenanza. Se desvirtúa absolutamente sacándole el 50 por ciento para eso. Además, la Tasa de Salud en este presupuesto viene con un ochenta por ciento de aumento, me parece un monto más que interesante”, sostuvo sobre los recursos que tendrá el Sistema Integrado de Salud para 2019.

Por otro lado, resaltó que “nosotros hablamos del aumento del dinero del FAS, que este año le habíamos sacado un 15 por ciento para unas cuantas cuestiones, y lo último fue para los ascensores del Hospital Santamarina. En noviembre, el fondo del FAS tenía 12 millones de pesos”.

Nilda Fernández evaluó que hasta noviembre el FAS tenía 12 millones de pesos, una cifra que resulta escasa al tener en cuenta el universo de la población de Tandil y que en esta situación de crisis mucha gente ha dejado de pagar su obra social, entonces recaerán más demandas sobre la herramienta que brinda cobertura en alta complejidad.

El flujo de fondos

Sumado a esas cuestiones, la concejal había expresado críticas porque el Concejo Deliberante no podía acceder al flujo de los recursos del fondo especial. “No podíamos ver los ingresos y egresos, no los tuvimos durante todo el año. Recién este mes me dieron la información”, confirmó.

De acuerdo a la respuesta a su pedido de datos, el Ejecutivo le informó que hasta el mes pasado el FAS tenía un saldo a favor de 12 millones de pesos, aunque no le brindaron el detalle de los movimientos, es decir, de lo que se gastó y la cantidad de pacientes que accedieron al beneficio.

Con respecto al saldo subejecutado hasta noviembre, sostuvo que “12 millones de pesos tampoco es tanto porque estamos hablando de salud. Si hablamos de pacientes de alta complejidad que hay que mandarlos afuera de la ciudad, 12 millones de pesos no es un fondo importante”.

Al mismo tiempo, reparó en que es frecuente que vecinos realicen festivales y junten recursos para algún tratamiento y reseñó que existen ONGs que realizan aportes, como Terapia para Niños Tandil, los club Rotary, las Damas del Hospital, Las Rosadas, es decir que “juntan dinero permanentemente para el Hospital”.

Por estos motivos, reiteró que “me parece demasiado” destinar el 50 por ciento del fondo para aparatología e infraestructura en salud porque “no hace al espíritu de la ordenanza. Hay una Tasa de Salud y hay un montón de recursos, yo apuntaría más a reservarlo para comprar prótesis y tratamientos que es lo que más falta hace”.

Además, enfatizó la necesidad de “facilitarle a la gente que acceda al FAS” y también propuso incluir a los tratamientos oncológicos para aquellas personas que no cuentan con cobertura social.

“No hay ningún espíritu de modernizar el Estado”

El proyecto de reforma de la ordenanza que creó el fondo especial incluye la creación de una ventana del FAS en el portal que debe generar el Municipio a partir de la sanción de la Ordenanza de Transparencia, donde se podrá consultar el flujo de los fondos afectados y demás información.

En este aspecto, la concejal Nilda Fernández enfatizó que ese aspecto del proyecto es parte de la discusión que mantuvieron en la última sesión, cuando desde la oposición remarcaron la falta de avances en materia de digitalización de los procesos administrativos y trámites del Municipio. “No hay ningún espíritu de modernizar el Estado, porque en 15 años no lo hicieron”, lanzó.

Por caso, indicó que no actualizan el Boletín Oficial en el portal del Municipio y lo mismo ocurre con las licitaciones, que no se cargan. “Entonces, ¿dónde está la transparencia de este Municipio? ¿Dónde está la modernización? No hay voluntad de hacerlo”, cuestionó.

“Da mucha bronca que nos quieran hacer creer que todo esto es fantástico, que funciona de diez, que es una panacea. No es así. Hay que decir la verdad, no funcionan. De hecho, acá recibimos las quejas de los contribuyentes”, renegó.

Como ejemplo, contó que un contribuyente se dirigió al Legislativo para pedirles a los concejales que intercedieran ante funcionarios de la Secretaría de Economía y lo acompañó a la dependencia. “Le estaban reclamando una deuda desde agosto y el contribuyente tenía todo al día. Se había atrasado tres días en pagar lo de noviembre, que vencía el 30 y lo pagó el 5, y le cobraron 5 mil pesos de recargo. Tenía que pagar más de 70 mil de TUAE (Tasa Unificada a la Actividad Económica) y 16.900 pesos de Protección Ciudadana. La empresa no tenía el dinero, entonces va a plantear esto a Economía y encima le salen reclamando que debía desde agosto y tuvo que sacar todos los papeles para mostrar que no debía nada”, manifestó y lamentó que la comuna no tenga contemplaciones en un momento de crisis.

Pero sumado a eso, la legisladora señaló que el contribuyente terminó por descubrir que el Municipio no le estaba aplicando el descuento del 10 por ciento por pagar a término las tasas, por lo que tuvo que iniciar el reclamo por los meses anteriores.

Con ese caso, la concejal de Integrar graficó los inconvenientes que genera el Municipio a partir del manejo de la información y de la ausencia de herramientas que le simplifiquen la vida a los vecinos.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario