¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Apertura de una nueva unidad barrial del Movimiento Evita en La Movediza

El Movimiento Evita invita a participar mañana a las 10.30 de la apertura de una nueva unidad barrial, ubicada en Chubut 2020, Barrio La Movediza.

En el espacio, se presentarán la Sala de Elaboración Comunitaria y la Cuadrilla de Infraestructura Social, además de distintos talleres. En esta oportunidad, habrá actividades para niños y se servirá un chocolate. Cabe destacar que en el mismo lugar también funciona el merendero “Juana Azurduy”, que asiste a 35 chicos por día.

Entre los talleres que se dictarán en la Unidad Barrial, se encuentran el de Recursos Necesarios (arreglos básicos para el hogar), Teatro para Niños, Teatro para Adultos, Taller Literario, Taller de Baile Caribeño y se dictarán clases de Pilates.

Desde el Movimiento Evita remarcaron la inauguración de las dos primeras unidades productivas: una es la de panadería, a raíz de que no existía este tipo de producción en el barrio. La Sala de Elaboración permitirá producción de panificados en una cocina comunitaria, un tipo de espacio que prácticamente no se desarrolla en la ciudad. La idea es que las mamás del barrio puedan trabajar en el lugar. Comenzará a funcionar con seis trabajadoras.

Por otro lado, la Cuadrilla de Infraestructura Social trabajará en la reparación de viviendas. Está integrada por cuatro hombres y dos mujeres.

Todo está enmarcado dentro de la intención del Movimiento Evita de poder transformar los planes sociales y subsidios en, utilizando las palabras del papa Francisco, “Trabajo de interés social”.

Con respecto al merendero, y en el contexto de la Ley de Emergencia Social, se triplicó en los últimos doce meses la cantidad de chicos que son asistidos, producto del deterioro creciente que están generando las políticas económicas del Gobierno nacional.

“Los papás nos
piden trabajo”

Rosa Meléndez, coordinadora general del Movimiento Evita en el Barrio La Movediza, consideró que uno de los aspectos importantes de la tarea de la Unidad Barrial radica en “llegar a aquellos que no pueden acceder a un trabajo formal”.

“Lo que notamos en el barrio es la pérdida de lo que se denomina ‘la changa’. Antes, venían sólo los chicos a tomar la merienda. Ahora, vienen acompañados por sus papás, que nos piden trabajo”, contó.

Celebró la apertura de las dos unidades de trabajo y deseó poder ampliar la cantidad de trabajadores y trabajadoras que participan de estos espacios.

Al referirse al merendero Juana Azurduy, la coordinadora indicó que “arrancamos en mayo de 2016 con un número entre 12 y 17 chicos y hoy ya son 35 a los que asistimos diariamente a la hora de la merienda”.

Además, los sábados preparan una vianda familiar con la que han llegado a asistir a un total de 120 personas en la barriada.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario