¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Consolidado como la segunda fuerza Política, Unidad Ciudadana pretende representar a los sectores progresistas

Las Primeras, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) dejaron en aquellos que integran el sector de Unidad Ciudadana el sabor grato de saber que el primer tramo de la campaña que consistía en estar en los 20 puntos de porcentaje del electorado se cumplió. Constituidos como la segunda fuerza política de la ciudad y comenzando a pergeñar lo que será una nueva y más larga campaña en busca de las legislativas del mes de octubre, Rogelio Iparraguirre habló con El Eco de Tandil, de lo que pasó y de lo que viene.

En cuanto al trabajo realizado, especificó que “lo que nos pone contentos es saber que nosotros nos trazamos objetivos en base a lecturas políticas del escenario local, con criterio y razonabilidad, tratando que haya mucho anclaje con la realidad. En octubre del año pasado, aún sin saber si Cristina Fernández de Kirchner iba a ser candidata, en lo local sin saber si iba a aparecer esta figura disruptiva de D’Alessandro, más bien viendo lo que había pasado y de dónde veníamos, post derrota de 2015, y la defección de los Bossio en Tandil que fue un sacudón en el escenario local, la dispersión y el estado de anomia del peronismo local, nosotros nos habíamos trazado un objetivo de 20 puntos para las PASO”.

Agregó que “sin saber si íbamos a tener competidor, evaluamos lo que venía siendo la labor en el Concejo Deliberante y lo que receptábamos de la calle y nos propusimos ese número para poder ir a octubre en busca de los 24-25 puntos como meta de análisis político”.

El resultado le generó al sector “mucha satisfacción porque en nuestro grupo originario siempre consideramos un capital político el poder hacer lecturas con anclaje en la realidad”.

Aseveró que “si se observa que casi no hubo cortes, a diferencia de lo que viene sucediendo en Tandil, el número logrado responde más a una polarización de la que la ciudad no fue una excepción. Polarización del Gobierno, medios de comunicación, sector concentrado del Poder Judicial, de la Economía y hasta los servicios de inteligencia, todo el despliegue de los últimos 20 meses en contra de la figura de Fernández de Kirchner dibujó el escenario. De hecho en lo local, es la primera vez que el escenario nacional los tracciona hacia arriba y no a la inversa como venía sucediendo en los 14 años de la gestión de Lunghi”.

Segunda
fuerza

Remarcó que “a nosotros haber alcanzado el número 18,5 más lo que sumó López desde el mismo espacio nos permite consolidarnos como la segunda fuerza política y reafirmar un rol de oposición seria, responsable, con trabajo y con propuestas que es lo que hasta ahora hemos demostrado”.

Analizó que “creo que me falta mayor crecimiento y madurez en lo personal y política. En lo que es política tengo pendiente conocer e interpretar mucho mejor a la sociedad tandilense en su conjunto. Uno para eso tiene que crecer, conocer más para a partir de ahí poder tener respuestas y alternativas que sean acordes a las exigencias del tandilense. Me veo en un proceso político y personal de crecimiento”.

Teniendo en cuenta que los números que las PASO entregaron no suelen modificarse demasiado, Iparraguirre se encamina a un nuevo mandato dentro del Concejo Deliberante, algo que mientras gobierna Miguel Lunghi le permite seguir preparándose para cuando llegue el momento de salir a intentar ser intendente. Al respecto señaló que “si Dios quiere y hacemos bien las cosas nosotros vamos a pasar de un bloque de tres a un bloque de cinco concejales, más un consejero escolar. Ese es el objetivo trazado como consolidación de segunda fuerza política. La idea es profundizar la impronta que venimos teniendo en el Concejo de ser los primeros en reconocer aquellas políticas públicas que son un acierto en la gestión, que no son pocas. Pero también no callar nada si hay que hacer una crítica e ir en busca de alternativas superadoras que ahí vienen los proyectos de ordenanzas que hemos trabajado en el Frente para la Victoria y estamos trabajando en la campaña”.

Miguel Lunghi

Con relación al Intendente, quien está cumpliendo su cuarto mandato al frente de la comuna, dijo que “la preeminencia de Miguel Lunghi en el escenario local no lo vivo como una limitante. Es un hombre que ha sabido interpretar muy bien a los tandilenses en una etapa de la ciudad que poco a poco va perimiendo y que va emergiendo una etapa que no terminamos de identificar del todo pero es una etapa nueva. Se nota no en la figura de Lunghi sino en su equipo, ya que no ha logrado en los últimos años oxigenar el equipo o que le sigan el ritmo. A nuestro favor tenemos el tiempo, factor principal de la política, por una cuestión generacional aunque necesitamos más preparación, crecimiento y madurez”.

Remarcó que “por lo pronto vamos a poder ocupar para responder, no solo a los miles de tandilenses que confiaron en nosotros en las PASO y lo harán en octubre, sino al conjunto de los tandilenses, estando a la altura de las circunstancias ocupando un rol de opositor”.

Representación

Ya pergeñando una nueva campaña, la idea es abrir el espacio con un “llamado a aquellos sectores políticos que no tienen posibilidades reales de acceder a una banca y a los electores a los que nosotros pretendemos representar en ese arco imaginario peronista-progresista-kirchnerista. Vemos que tenemos puntos de coincidencias en nuestra plataforma con los actores progresitas de la ciudad”.

Enumeró “el Mercado Popular lo presentó Patria Grande en la banca 21, fuimos el único bloque del Concejo que acompañó ese proyecto como si fuera propio. Algo que hoy está en las dos plataformas. El banco de tierra municipal es parte de nuestra identidad y está en la plataforma de Patria Grande y Movimiento Evita o la elección del delegado de María Ignacia y Gardey que está en nuestra plataforma y en la de Nacho Lacovara. Además nosotros nos sentimos compañeros, independientemente de las vicisitudes, creemos que son más las cosas que nos unen que las que nos separan”.

“Los peronistas tenemos
que resolver muchas cosas”

Desde aquella elección de 2015 donde el peronismo recibió un duro golpe del que lentamente va intentando recuperarse, en la ciudad el Partido Justicialista ha quedado a la deriva. Su presidente, Diego Bossio, rompió con el kirchnerismo a los pocos meses de haber asumido Mauricio Macri y eso generó una gran debacle en el ámbito local.

“Tenemos que resolver muchas cosas”, consideró el concejal, para luego añadir que “nunca me consideré el ‘heredero’ de algún liderazgo dentro del peronismo. Por primera vez me toca la responsabilidad de encabezar un proceso electoral. De ahí a encabezar un proceso político en la ciudad hay un gran trecho”.

Al ser consultado porqué el peronismo lugareño llegó a esta situación aseveró que “por muchas cosas, muchas razones, son como capas geológicas. En el cuarto oscuro de las PASO había peronistas en ocho listas de las once que se presentaron. El peronismo llegó a un grado de atomización tal en el que no se puede ir más para atrás. Es como un rosario que se rompe y quedan todas las cuentas dispersas y hay que volver a pasar el hilo para unirlas. Siento así al peronismo, hay que empezar y emprender esa tarea”.

Añadió que “lo que sí digo es que a mi generación se le acabó andar con la mochila liviana señalando a otros dirigentes. Las piedras las empezamos a cargar en nuestras mochilas: los Nicolás Carrillo, Pablo Carrillo, Nacho Fosco, Maiten Ghezan, seremos los responsables de lo que suceda con el peronismo en Tandil de acá en adelante.

Bossio

En referencia a Diego Bossio, con quien no habló nunca más tras la derrota de 2015, expresó que “que el presidente del Partido Justicialista que es un tandilense que estuvo hasta hace 20 meses atrás siendo la referencia casi excluyente del kirchnerismo y al frente de Anses, haya tenido que ir a votar con tres patovicas, habla del desgaste de una dirigencia que no ha sabido mantener su coherencia en el tiempo”.

Señaló que “es una persona con miedo, en su propia ciudad, sabiendo que nos conocemos todos y que nunca a nadie le pasó nada. El miedo no es ante la posibilidad de que le ocurra, sino debe tener que ver con sus propios fantasmas por haber defeccionado de la manera que lo hizo. Eso también le restó al peronismo. Tenemos por delante un camino de reconstrucción”.

Manifestó que “de una vez por todas el peronismo debe trazarse un horizonte a mediano y largo plazo con una dirección. En los últimos diez años, de los que puedo dar cuenta, el peronismo en la ciudad viene siendo esquizofrénico, donde no se ha podido sostener una dirección política que vaya siendo avalada por los resultados”.

Apertura

Destacó que “después de un año de estar acéfalo, al partido lo abrimos cuando reunimos a casi el 80 por ciento del consejo titular con Miriam Iglesias, Gino Pizzorno, Nicolás Carrillo, Rubén Sentis, Corina Alexander, Mario Abait, ‘Macho’ Manente, Celia Sucurado. La mayoría estuvo de acuerdo en que pese a las diferencias debíamos volver a generar una institucionalidad y el 6 de mayo hicimos el plenario abierto peronista y luego vino el proceso electoral”.

Por último se refirió a la reunión mantenida con Daniel López al señalar que “nos encontramos con él y parte de los miembros de su lista durante el martes, fue una muy buena reunión y nos vamos a volver a ver la próxima semana ya pensando en lo que será la campaña que comenzará a mediados de septiembre. Le pedí no solo que apoye la lista sino que caminemos juntos porque hay lugares que ellos trabajaron muy bien y quizás a nosotros nos faltó. Lo que viene es una campaña para todo Tandil, por lo que hay que buscar representar más que en las primarias. Será un nuevo desafío para nosotros”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario