¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

D’Alessandro le ofreció el sello Integrar a Nicolini porque no cree que haya internas en Cambiemos

El concejal se metió de lleno en la discusión política de cara al 2019. Estimó, por sus contactos con funcionarios provinciales, que no habilitarían una posible PASO en Tandil. También incluyó dentro de sus gustos para sumar a sus filas a la reciente Sub 45. Dijo además que la gestión del intendente Lunghi es vieja.

El Eco

Los últimos quince días dejaron una serie de definiciones en materia política en la ciudad de cara a las elecciones del año próximo. Marcos Nicolini ratificó que buscará pelear por la intendencia, la aparición de un sector peronista denominado Sub 45, un masivo acto de Unidad Ciudadana y el electo presidente del Comité de la UCR, Juan Pablo Frolik, con un fuerte mensaje de unidad.

En este sentido y con un fuerte impacto en sus declaraciones, el concejal del bloque Integrar, Mauricio D´Alessandro, realizó un análisis con El Eco de Tandil de lo que viene sucediendo en la ciudad, las aspiraciones políticas de algunos dirigentes, su futuro dentro de la Provincia de Buenos Aires y la gestión de Miguel Lunghi.

-Los últimos días han sido de definiciones en la ciudad…

-Estos días me llamaron por una encuesta telefónica al número de línea que tengo en Tandil y me preguntaron quiénes veía como candidatos a intendente para 2019 y daban tres candidatos para Cambiemos: Lunghi, Nicolini y Santamarina y después decían Cristina, Kicillof e Iparraguirre y después terminaba con Urtubey, Massa y D´Alessandro por el Frente Renovador. Obviamente que me voté a mí mismo. Pero se ve que todo el mundo está muy ansioso con esto. Yo veo difícil que en los 69 distritos donde gobierna Cambiemos existan internas, me cuesta verlo..

¿Entonces decís que no habrá PASO en Cambiemos a nivel local?

-Acá en Tandil no creo que haya internas en Cambiemos. Quizás en Mar del Plata sí porque es otro panorama. Estimo que hay lugares puntuales donde la Gobernación quiere internas porque están molestos con el desempeño del intendente.

-El escenario que se plantea con estas declaraciones es confuso…

-Creo que el que quiera ser candidato va a tener que hacer lo que hice yo hace unos años. Armar su propio partido y además ir a pelear por el propio lugar, no será tan fácil colgarse de la figura de arriba. En particular, yo saqué el 50 por ciento más de votos que el Frente 1País con Massa a la cabeza en Tandil. El Intendente sacó el 5 por ciento menos que la Gobernadora. Fue la primera vez que un candidato oficialista local sacó menos que la gobernación. El que quiera ser va a tener que luchar contra eso. En el 2019 se elige el intendente de 2023. Y eso lo tiene claro todo el mundo.

-¿A Vidal una figura nueva en la intendencia le conviene?

-Claramente Lunghi no tiene empatía con Vidal, pero viene ganando las elecciones como quiere. Además con la Gobernadora no tiene buena relación porque cometió el error grande de decirle: ´Esta chica´. Él cometió un error por el que está arrepentido, según lo que sé. Nunca se agrede a una mujer y menos con los tiempos que corren. Cuando yo dije que era vidalista en marzo pasado, muchos se burlaban y me decían que estaba loco. Yo dije eso porque veía en la Gobernadora que encarnaba algo nuevo, incluso dentro del PRO. Hoy resulta que no es candidata a Presidente porque no se alinearon los planetas pero es la persona que sigue con mejor consideración e imagen positiva.

-¿Santamarina? ¿Nicolini? ¿Qué harán ellos?

-Santamarina está con Lunghi; Nicolini es el que no está con el Intendente. Si yo tengo que elegir, yo juego a Marcos, porque es la renovación y porque se está eligiendo el intendente de 2023. Si él tiene ese impulso y esas ganas que le están reclamando los que lo siguen, yo lo voy a acompañar y dar una mano en lo que necesite. Él dentro de Cambiemos no va a tener espacio, va a tener que dar un paso más arriesgado que es correrse. Yo le puedo prestar el sello de Integrar. Nicolini tiene que aprender a ser león en la manada, no basta con rugir un poco. Si quiere ser intendente en 2023 y no depender de un tercero, va a tener que dar el paso de abrirse de Cambiemos.

-También se presentó la Sub 45 con personas cercanas al armado político de Integrar…

-Sí, la verdad que es muy lindo grupo, me gusta mucho lo que hicieron y lo que expresan. Lo vi a Carrillo también en la Cámara Empresaria, que al otro día estuvo en el encuentro de Unidad Ciudadana. En este último caso lo que hicieron con ese acto fue muy bueno y es saludable que así sea. Valoro mucho a Iparraguirre, me encanta, lo escucho, pero no estoy de acuerdo con sus pensamientos.

La aspiración de Integrar es que Nicolini y la Sub 45 comanden Integrar en Tandil, más allá de lo que piense yo. Es un sello local que se construyó de abajo hacia arriba. Que hagan lo que quieran. Yo soy independiente.

-Son definiciones que se tienen que dar rápido, entendiendo sobre todo la idea de adelantar las elecciones.

-A fines de septiembre un funcionario de provincia de Buenos Aires me habló de una posibilidad de desdoblamiento de elecciones según un pedido de Sergio Massa para dar luz verde al Presupuesto 2019. Porque eso era una oportunidad de no atarse a los votos del candidato a Presidente y se tiene que negociar de otra forma. Pero el Gobierno provincial fue más allá y habla de adelantamiento de elecciones, con la posibilidad de tener una elección en la que vaya Vidal contra Kicillof, por poner un candidato, y ahí habría que preguntarle a los intendentes con quién quieren ir. Esto implica algo mucho más fuerte. Acá el que está viendo todo es Macri, porque no está convencido de hacerlo. Porque estiman que un porcentaje fuerte que saque Vidal en las elecciones no se trasladará de forma automática a las generales.

-También su futuro legislativo está en juego. Lo han mencionado como candidato fuera de la ciudad.

-La gobernadora Vidal cree que yo podría ser un buen diputado nacional por Cambiemos. Porque soy el primer vidalista, claro. En el entorno cercano a ella piensan que yo puedo ser un buen candidato a diputado provincial para ejercer algún cargo dentro de los bloques en la Cámara de Diputados de la Provincia.

-¿Y qué pensás?

-A mí me gusta ser concejal de Tandil. Es el cargo que más me gusta y el que más me divierte. Soy sumamente feliz viniendo a Tandil. Y me apasiona la idea de Nicolini de animarse a modificar algo. Si él me pide colaboración, yo lo ayudaré. Por otra parte, diputado nacional no me convence mucho porque me aleja mucho de mi ciudad, podría ser diputado provincial por la Quinta Sección.

Lunghi y un quinto mandato

-Fue un año complejo para la gestión municipal, ¿cómo ve al Intendente para buscar un nuevo período?

-En varios de los conflictos que pasaron en este año tuve que ver por alguna cuestión. Yo participé activamente en la defensa de los trabajadores de Río Paraná y de la empresa, y me trituraron. El Gobierno local lo resolvió muy mal el tema. Metalúrgica Tandil también lo resolvieron demasiado mal. Votamos a principio de año para que puedan comprar la exMetán porque decían que era una forma de que no se vaya la empresa. Nunca pasó eso. Se fueron igual y están dejando un pasivo ambiental grande. Y también se me rieron por plantear el tema.
La ciudad es vieja en algunos aspectos como lo es la gestión de Lunghi, más vinculada al salamín y a las cabañas que con un Tandil del futuro. Es una responsabilidad nuestra si Lunghi tiene un quinto mandato o no.

-¿Cómo se frenaría entonces ese quinto posible mandato?

-La oposición más Nicolini podríamos ser mayoría. Por eso cuando leo que se va a jugar, más que leerlo lo deberíamos ver en acción en el Concejo Deliberante. El Presupuesto es buena oportunidad para demostrar este cambio. Yo voy a plantear algo importante: eliminar las tasas municipales que no hacen otra cosa que ponerle la pata encima a los comerciantes y equilibrar las cuentas sacando a toda la planta política. Esto es un desafío que toda la oposición le puede plantear a Lunghi y ganarlo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario