¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Detuvieron a Altamirano tras ocupar la municipalidad de Azul

Horas antes, en Azul, se concretó el desalojo de otro grupo de manifestantes del movimiento 1 de Octubre que había ocupado la municipalidad, también desde este lunes.

Según señalaron medios de esa ciudad, una importante cantidad de efectivos policiales hizo cumplir la orden de desalojo que había solicitado la fiscal Laura Margaretic, a instancias de la denuncia penal que realizó el intendente de dicha localidad Hernán Bertellys.

La policía ingresó al palacio municipal alrededor de las 8 y, en medio del procedimiento, detuvo a Griselda Altamirano y a otros tres manifestantes por resistencia a la autoridad.

Así lo confirmó el jefe comunal de Azul, en diálogo con “Dulce o Amargo” (programa de Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios). En principio, explicó que las dificultades con la agrupación datan de hace tiempo, con varios cortes sobre la Ruta 3, haciendo reclamos al Gobierno nacional, no al Municipio. Luego causaron obstrucciones en un importante remate en la Sociedad Rural que trajo dificultades en la economía regional y, por último, una toma del municipio.

Contó que el último lunes ocurrió la segunda toma del palacio municipal, donde el movimiento encabezado por Griselda Altamirano impidió el ingreso y egreso de los trabajadores y permaneció allí durante toda la noche.

“En este caso, el municipio de Azul pasa a ser rehén porque el pedido es específicamente a la Nación”, explicó, ya que en el petitorio que entregaron exigían “generación de trabajo genuino con salario digno por encima del límite de pobreza; tierra para trabajar y vivir; que se declare la emergencia nacional y nutricional; la elevación del salario mínimo vital y móvil a 15 mil pesos; la elevación de la jubilación mínima a 15 mil pesos; el pase a planta permanente y estabilidad laboral a todos los contratados por el Estado; la derogación de la Ley Antiterrorista; y que se declare inconstitucional el protocolo anti piquete”.

La actuación
judicial

Ante este nuevo reclamo y las acciones iniciadas por los manifestantes, el intendente de Azul explicó que rápidamente se hizo la denuncia correspondiente y la fiscal se hizo presente a las 7.30 de ayer para llevar adelante el protocolo de actuación.

Contó que primeramente se dialogó con los ocupantes para llevar adelante un desalojo voluntario, que no fue posible, aunque sí hubo “un medio acuerdo” de hacer un desalojo no voluntario, pero sin ocasionar disturbios.

Para ello, detalló que la Policía de la Provincia y la fiscal dispusieron un 80 por ciento de personal femenino, que era el que actuaba encabezando el desalojo, con apoyo del 20 por ciento de masculinos. “Fue bastante tranquilo”, describió Bertellys.

Confirmó que en ese marco se procedió a la detención de Griselda Altamirano y de otros tres manifestantes por resistencia a la autoridad. Según indicó, la Policía Científica determinaría todos los daños causados por los manifestantes para luego quedar a la espera de la decisión de la Justicia.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario