¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El bloque Integrar le exige al Ejecutivo respuestas por el control de perros peligrosos

Presentará este jueves dos pedidos de informes, dirigidos a Bromatología y al Sistema Integrado de Salud. Recordó que el Ejecutivo debe llevar el Registro de Perros Potencialmente Peligrosos y extender licencias para su tenencia. Reclaman detalles sobre la aplicación del protocolo ante un can mordedor y conocer si se labraron las infracciones pertinentes.

El Eco

El bloque de concejales de Integrar presentará este jueves dos pedidos de informes a partir de los casos graves que se registraron en la ciudad, uno que involucró a un San Bernardo que atacó a un niño de 9 años y otro de dos pitbull que mordieron a un adolescente de 14 años. A partir de este tema que genera inquietud entre los vecinos, impulsarán dos proyectos de comunicación, uno dirigido a Bromatología y el otro al Sistema Integrado de Salud Pública.

Los concejales están preocupados por los casos de mordeduras de perros a niños y personas de esta ciudad, y por las declaraciones públicas vertidas por el director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, “de las que se trasluce la falta de conocimiento de la normativa aplicable (Ordenanza 9740)”, indicaron y adelantaron que buscan conocer precisiones sobre la aplicación de las leyes vigentes.

La Ordenanza 9740 fue sancionada en 2005, cuando Nilda Fernández presidía el Legislativo, y la actual concejal fue una de las promotoras del proyecto que regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos. “Allí se establece la necesidad de que la tenencia de esta clase de animales cuente con la licencia respectiva, como así también la implementación de un Registro de Animales Potencialmente Peligrosos”, señalaron desde el espacio político.

Por otra parte, repasaron que establece sanciones para las faltas a esta normativa y la posibilidad de la autoridad de proceder a la incautación del animal.

La Ordenanza 9740

Uno de los proyectos de comunicación le pide al Departamento Ejecutivo conocer “si se da cumplimiento a lo previsto en el artículo cuarto de la Ordenanza 9740, relativo a la implementación del Registro de Animales Potencialmente Peligrosos”.

Esa normativa, en su artículo cuarto, establece la obligación de la autoridad de aplicación de conformar un Registro de Animales Potencialmente Peligrosos debidamente foliado y clasificado por especies, en donde se dejará constancia de diversos datos, entre ellos, el certificado de sanidad animal actualizado y los incidentes que se produzcan con dichos animales.

En segundo lugar, los concejales quieren que el Ejecutivo dé cuenta de las “acciones realizadas ante la denuncia de mordeduras producidas por perros potencialmente peligrosos” y por otro lado, “si los animales que mordieron a los niños en los casos registrados en los últimos tiempos poseían la licencia pertinente, y se procedió a la incautación de los mismos en aplicación del artículo 15 inciso 6 de la Ordenanza 9740”.

En el artículo tercero, la normativa sancionada en 2005 determina que la tenencia de esta clase de animales requiere de una licencia expedida por el Estado municipal.

Además, el artículo 14 establece infracciones “cuya potestad sancionadora corresponde al Municipio de Tandil”. Entonces, los concejales reclamaron informes sobre las “actuaciones contravencionales efectuadas ante los juzgados de Faltas municipales a partir de las mordeduras y/o ataques de animales potencialmente peligrosos”.

En los considerandos, Integrar sostuvo que “resulta alarmante el desconocimiento manifiesto de la normativa específica por parte del director de Bromatología, quien según declaraciones públicas efectuadas afirma desconocer ‘si nosotros podemos actuar sobre un perro potencialmente peligroso, retirándole el perro al dueño por una vía legal’; a la vez que habla de la Ordenanza 7028 y la necesidad de su modificación en pos de tornar efectiva la aplicación de las multas’”.

Por otra parte, precisaron que el inciso 15 del artículo 6 de la Ordenanza 9140 “faculta a la autoridad de aplicación a incautar al animal, hasta que los órganos judiciales dispongan”.

La denuncia

Sumado al anterior, los concejales Nilda Fernández, Gustavo Ballent y Mauricio D’Alessandro solicitan al Sistema Integrado de Salud Pública que brinde información respecto a los motivos por los cuales no se denunció la mordedura de dos perros raza pitbull a un menor de edad, hecho ocurrido el sábado pasado.

Y resaltaron que “es obligación de los establecimientos de salud informar ante la autoridad correspondiente cuando acuden personas que registran y/o manifiestan lesiones producto de incidentes de todo tipo”.

Además, quieren conocer qué servicio intervino ante la mordedura de los dos canes y las actuaciones o prácticas efectuadas ante el caso del chico que fue atacado en el barrio Palermo.

En este caso, los concejales señalaron que el director de Bromatología declaró que se enteró del incidente por los medios, a pesar de que la víctima fue derivada al Hospital de Niños “Debilio Blanco Villegas” para efectuarle las curaciones.

En ese sentido, consignaron que “es obligación del nosocomio interviniente denunciar ante las autoridades pertinentes la ocurrencia de hechos susceptibles de colocar en riesgo la salud de las personas lesionadas, una vez tomado conocimiento de la existencia de los mismos”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario