¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Concejo prorrogó por un año el plazo para que los depósitos de agroquímicos se muden a un polo

Los concejales de la UCR, PRO y Frente Renovador decidieron extender por un año el plazo para que los depósitos de productos fitosanitarios, fitorreguladores de crecimiento y fertilizantes continúen habilitados para funcionar adentro de la Circunscripción I y zonas A y B de los centros de servicios rurales de primera categoría del partido de Tandil. Cumplido esos doce meses, aguardan que las empresas se puedan radicar en el Polo Agroquímico que se ubicará en el campo conocido como La Huerta, de acuerdo a las gestiones encaradas por el Departamento Ejecutivo ante el Estado nacional.

El Bloque Justicialista se mostró en desacuerdo con aprobar una prórroga el mismo día en que vencía el plazo de la ordenanza, que había sido promulgada el 24 de mayo de 2013. Además, Facundo Llano marcó que la normativa, en su artículo sexto, prevé la extensión del permiso por un año, un particular, al establecimiento comercial que lo solicite y siempre que argumente razones de fuerza mayor que dificulten o hagan imposible el traslado del depósito. En definitiva, advirtió que se pretendía aprobar una prórroga general que no estaba contemplada en la normativa original.

A partir de la fundamentación del legislador, los integrantes del Frente para la Victoria-PJ cambiaron su voto, ya que minutos antes habían adelantado que acompañarían el expediente aunque habían observado “desprolijidades”.

La opinión
del Ejecutivo

Por su parte, Marcos Nicolini, presidente del Bloque de la UCR, informó que la Ordenanza 13371, que regula la instalación de los depósitos de fitosanitarios, se sancionó en 2013 y estableció un plazo de 4 años para la relocalización de los depósitos en el área rural.

Agregó que mientras tanto, el Departamento Ejecutivo gestionó para instalar el centro de logística, el polo agroquímico y una terminal de carga de cereales para el corredor ferroviario al puerto de Quequén. En ese marco, agregó que el Decreto 225 de 2017 autorizó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) a reservar tierras del campo conocido como La Huerta a pedido del Municipio de Tandil para destinarlas esta ambiciosa iniciativa.

Nicolini agregó que a partir de la solicitud de un particular interesado en tramitar la habilitación de su depósito, requirieron la opinión del Departamento Ejecutivo en este tema. Y citó que el secretario de Desarrollo Económico Local Jaime Feeney aconsejó otorgar la prórroga al argumentar que las empresas del sector hoy no disponen de un predio que les garantice seguridad jurídica para instalarse en forma definitiva. Además, les adjuntó la copia del Boletín Oficial con la decisión del Estado nacional de privilegiar a Tandil a la hora de poner a la venta el campo de La Huerta.

En una posición intermedia, la massista Beatriz Fernández propuso acompañar una prórroga general por un año y que el Concejo realice un seguimiento del avance del proyecto, teniendo en cuenta que el centro de logística y el polo agroquímico son obras que se reclaman hace muchos años y no se pudieron concretar.

En tanto, el radical Matías Meli informó que como concejal participa en las reuniones entre una comisión de agronomías y el Ejecutivo, y anticipó que durante estos 4 años las partes no se ponían de acuerdo a la hora de definir un lugar adecuado para la radicación de los depósitos. “Cuando salió lo de La Huerta, quedamos a la espera de los resultados de las gestiones”, explicó.

Una medida
cuestionada

En tanto, el justicialista Facundo Llano reparó en que la ordenanza vencía justo en esa sesión y advirtió que el Ejecutivo no trató el tema con antelación, lo que obligó al Legislativo a tomar una decisión para ver de qué manera los depósitos podían seguir instalados dentro de la jurisdicción.

También señaló que la norma no preveían una prórroga en general, que alcance a todas las firmas, y citó el artículo sexto que dice “cuando razones de caso fortuito o fuerza mayor hagan imposible o dificulten en grado sumo mudar o trasladar el establecimiento comercial y/o el depósito en el plazo fijado en el artículo quinto, el Honorable Concejo Deliberante podrá prorrogar dicho plazo hasta por un año más a partir de su vencimiento. A tal efecto, deberá solicitarse la prórroga con una antelación de un mes al vencimiento del plazo previsto en el artículo quinto”.

En tanto, el artículo que lo precede define la “zona autorizable” para los lugares de acopio y establece que se habilitarán por un plazo de 4 años a partir de la promulgación de la ordenanza, dentro de la Circunscripción I y en las denominadas Zonas A y B de los centros de servicios rurales de primera categoría del partido de Tandil.

A partir de analizar la legislación, Llano sostuvo que una prórroga general como la que votó el Concejo por mayoría “ni siquiera se contempla” y señaló que “el tema es cómo hacemos las cosas bien”.

“No tenemos un
proyecto palpable”

Al mismo tiempo, su compañero de bloque Pablo Bossio remarcó que el Legislativo no contaba con elementos para evaluar el avance de la planificación del Polo Agroquímico. “En 4 años no supimos el alcance del proyecto. No tenemos ningún proyecto palpable y vamos a votar una prórroga por un año”, cuestionó.

Por otro lado, pidió alcanzar “equilibrios para no perjudicar a nadie”, al observar que en un año el Ejecutivo no va a poder ejecutar las obras de infraestructura necesarias para la instalación del polo agroquímico. Más aún, cuando la AABE aún no avanzó con el traspaso de las tierras al Estado municipal.

Pero además, estimó que esa iniciativa deberá incluir la extensión de servicios, como así también la mejora de los accesos y la construcción de una rotonda en la Ruta 226 y el camino a la Sexta Brigada Aérea, tiempos que superarán ampliamente el año.

Reclamó que “nos acerquen el proyecto y los plazos”, ya que “hay un cúmulo de cuestiones que tenemos que resolver”.
Una vez más, lamentó la “respuesta mezquina” del Ejecutivo ante la consulta del Concejo por la habitación de los depósitos de agroquímicos y reiteró, como había ocurrido en varias ocasiones durante el debate previo, que da muestras de “una gestión empantanada”.

Rechazo a
las críticas

Ante las críticas del justicialismo, Marcos Nicolini reiteró que el secretario Feeney consideró como una razón de “fuerza mayor” que las agroquímicas no tengan un lugar con seguridad jurídica para mover sus negocios.

En relación a los cuestionamientos políticos, el exjefe de Gabinete sostuvo que afirmar que la gestión está empantanada cuando está proyectando es no tener en consideración a un Gobierno que ha soñado y concretó grandes obras.

Antes de la votación, Nicolini concluyó que “Tandil necesita de esta infraestructura, entonces es lógico acompañar esta prórroga de la ordenanza”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario