¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El equipo de Economía subió al Concejo Deliberante y despejó dudas sobre la rendición de cuentas de 2016

Previo al tratamiento en el recinto, en la sesión de la próxima semana, que dejará relucir los criterios políticos en torno a la administración comunal, el Concejo Deliberante recibió al secretario de Economía, Daniel Binando, y a parte de su equipo, para abordar los números incluidos en la rendición de cuentas 2016.

El acercamiento fue el resultado del análisis del expediente en el marco de la Comisión de Economía y Presupuesto, que despertó cuestionamientos entre los integrantes del Bloque Justicialista.

El edil Facundo Llano tomó la voz para expresar su preocupación frente al déficit de 21,5 millones de pesos que el Ejecutivo reconoció en un presupuesto de 1.309 millones de pesos que fue un 33 por ciento superior al votado a fines de 2015.

El debate, tal cual se reflejó en estas páginas, continuó con la respuesta por parte del funcionario a cargo de administrar los recursos comunales, que rechazó las críticas del justicialismo y especuló que hubo “desconocimiento de la parte técnica o intencionalidad política para crear un manto de dudas de que lo que hace la gestión de Gobierno está mal”.

Con esas posturas, Binando acudió ayer por la mañana a la convocatoria de los concejales acompañado por el subsecretario de Economía, Claudio Biset, por el director de la Agencia de Ingresos Municipales, Luis Jensen, su par de Ingresos Públicos, Bernardo Bruni, y por la contadora municipal, Marcela Espino.

Durante más de una hora, en la oficina de presidencia, los encargados del área centraron sus esfuerzos en explicar los números de la rendición de cuentas, con especial hincapié en resolver las inquietudes expuestas.

La presentación fue seguida por los concejales Marcos Nicolini, José Luis Labaroní, Matías Meli, Araceli de Vanna, Carolina Gutiérrez, Matilde Vide, Facundo Llano, María Eugenia Poumé, Beatriz Fernández y Claudio Ersinger.

La reunión

Finalizado el encuentro Binando se mostró conforme con los resultado de la reunión ya que permitió aclarar los números desde el punto de vista técnico, con explicaciones sobre la composición del pasivo municipal al que aludió Llano y la definición en torno al concepto de déficit. “Los municipios los calculamos sobre los ingresos de libre disponibilidad menos el total del gasto devengado”, reforzó.

Desde su perspectiva aseguró que lograron esclarecer “muchos puntos sobre los que había dudas”, pero reparó en el análisis político que tendrá lugar en la próxima sesión, cuando el Concejo de tratamiento a la rendición de cuentas.

Valoró que “quedó bien claro” el análisis frente a los 21,5 millones de pesos y la reducción de 45 millones que se logró en 2015, y los planteos en torno a los recursos afectados y de libre disponibilidad.

La “obligación” de
observar las cuentas

El concejal justicialista Facundo Llano resaltó que durante el encuentro pudieron compartir la evaluación del mensaje de elevación de la rendición de cuentas e intercambiar opiniones, conceptos técnicos y miradas políticas en relación a algunas áreas específicas, y “por su puesto nuestra preocupación respecto de la continuidad del déficit municipal por tercer año consecutivo, pese a los mayores ingresos que recibió el Partido de Tandil no presupuestados” y sin los cuales “igualmente no pudimos paliar el déficit”.

Valoró la respuesta del equipo del área que dirige Daniel Binando y la posibilidad de dialogar con el Ejecutivo y con las áreas técnicas. Pero defendió el rol como legislador y la “obligación” de observar las cuentas, “de llamar la atención de por qué, a pesar de los mayores ingresos, continuamos con déficit por tercer año consecutivo y ver cuáles son los mecanismos para paliar ese déficit que no es saludable económica y financieramente para el Municipio”.

En diálogo con El Eco Multimedios Llano consideró que resulta evidente que el Gobierno no lleva adelante un manejo ordenado de las cuentas al expresar que “hay deficiencias en la administración porque si no, frente a mayores ingresos, no tendríamos el déficit que tenemos”.

“Consideramos que si bien bajó el déficit también tenemos un aumento del pasivo, de la deuda flotante, y hemos tenido muchísimos ingresos provenientes de Nación, Provincia y el aumento y la creación de nuevas tasas municipales”, insistió.

En esa línea recordó que en 2016 se creó la Tasa de Protección Ciudadana que “vino a engrosar las arcas del Estado municipal y ha sido subejecutada”, y que las inversiones apuntaron a “gastos corrientes, como el pago de salarios”, algo que merece observaciones de la bancada que integra.

Un déficit
“controlable”

A su turno, el presidente de la Comisión de Economía y Presupuesto, José Luis Labaroní, precisó que la reunión fue para despejar dudas y defender criterios políticos de la gestión, “apuntados siempre a la forma técnica de haber realizado la rendición”.

En la previa al debate del expediente en el recinto el concejal del oficialismo ratificó que “el Municipio arrastraba un déficit de 59 millones” y defendió que durante el año pasado “logró reducir a 21 millones”.

Atribuyó este escenario al cambio de gobierno, que, con un reacomodamiento de variables económicas, “generó una retracción en los ingresos en la mayoría de los municipios que después se fue acomodando”.

“Nosotros veníamos arrastrando un déficit pequeño, se incrementó y el año pasado, producto de la gestión de la Secretaría de Economía se logró reducir y hoy es de 21 millones de pesos”, que en función de los recursos que maneja el Municipio es “un valor absolutamente controlable”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario