¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Frente Renovador pidió al Ejecutivo que ordene el tránsito en los colegios

El bloque de concejales del Frente Renovador le solicitó al Departamento Ejecutivo que ordene el tránsito en inmediaciones de las escuelas, ya que detectó que no es constante ni regular la presencia de inspectores en los horarios pico. Indicaron que el caos que se produce frente a los establecimientos educativos se vuelve un riesgo para los vecinos de la ciudad que se ven obligados a circular por esas zonas.

A través de una minuta de comunicación impulsada por el massista Gustavo Ballent y sancionada por unanimidad, el Concejo Deliberante se dirigió al Intendente y su equipo de gobierno para informar que “vería con agrado que el Departamento Ejecutivo, a través del área que corresponda, inicie las acciones pertinentes y en forma constante en los horarios de entrada y salida de los diferentes colegios de la ciudad con mayor influencia y circulación de vehículos en horas pico, a fin de poder hacer viable el normal ordenamiento del tránsito y circulación de peatones”.

La inquietud surgió al observar “el desorden vehicular que se produce en las entradas y salidas de los alumnos a los diferentes colegios de la ciudad”, sobre todo al mediodía y por la tarde, entre las 17 y las 18.

Sin controles

Los concejales del Frente Renovador destacaron que el caos del tránsito “se produce en horas picos por la gran cantidad de personas y vehículos que implican estos ingresos y egresos de chicos y el respectivo movimiento” en las inmediaciones de los establecimientos educativos.

Por otra parte, remarcaron que “la presencia de personal de tránsito vehicular municipal no es constante”.
Al describir la situación que se registra a diario frente a los colegios, manifestaron que “la mayoría de los vehículos estaciona de forma incorrecta (en doble fila) durante ese lapso de tiempo, lo cual genera un caos vehicular en su normal circulación por estas calles y avenidas afectadas”.

En cuanto a la ausencia de personal, advirtieron que “el ordenamiento debe ser de forma permanente y no al azar por parte de los inspectores municipales”.

Además de la incidencia de los conductores de vehículos que no respetan las normas de tránsito, agregaron que “gran cantidad de padres en forma de peatones también se acerca a llevar y retirar a sus hijos del colegio, lo cual se suma a la circulación de vehículos que realizan similares acciones”.

No se respeta

Entre las situaciones más comunes que se registran frente a los colegios, además del estacionamiento en doble fila, se observa que muchos conductores estacionan sobre garajes, obstruyendo la entrada y salida a cocheras de edificios y de viviendas unifamiliares.

Por otro lado, frente a escuelas ubicadas en calles donde se permite estacionar en ambas manos, muchos conductores se detienen para que desciendan o asciendan los menores. Esto provoca que se interrumpa el tránsito, pero también pone en riesgo a los chicos que deben bajar solos a la calle, abrir las puertas y subir a los habitáculos. Además, arrancan otra vez sin atarlos con los cinturones de seguridad obligatorios.

Un párrafo aparte merece la actitud de muchos peatones que, despreocupados, cruzan a mitad de cuadra, sin mirar y hasta hablando por teléfono, otro riesgo de accidente que transforma en una verdadera pesadilla la circulación por ciertas escuelas durante las horas pico.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario