¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El massismo local se metió en el debate por las prioridades para invertir el Fondo Educativo

El precandidato a consejero escolar por 1País, Marcelo Valle, se comprometió a sostener el debate sobre políticas educativas más allá de la campaña electoral. Por otra parte, criticó el criterio del gobierno de Miguel Lunghi para invertir el Fondo Educativo. En ese aspecto, puso como ejemplo la Escuela de Idiomas, a la que asisten muchos chicos y adultos que cuentan con otras oportunidades, y el proyecto de las piletas climatizadas en el CEF 42.

Marcelo Valle, de profesión veterinario e integrante de la comisión directiva de la asociación civil que gestiona el colegio Nuestra Tierra, encabeza la lista de consejeros escolares que acompañan a Mauricio D’Alessandro.

En diálogo con el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios), se mostró a gusto con el desarrollo de la campaña. “Los vecinos están contentos con nuestras propuestas. Básicamente la lista es nueva porque el espacio se ha unido ahora, pero todos los candidatos son muy conocidos”, dijo y mencionó a los precandidatos a concejales Mauricio D’Alessandro, Nilda Fernández, Raúl Escudero y Ana Thostrup, y su compañera para el Consejo Escolar Mariana Pérez Roldán.

 

Problemáticas en común

Valle contó que siempre se interesó por la educación, pero más lo tentó la propuesta de Mauricio D’Alessandro para trabajar en el área desde una mirada social. Es decir que más allá de lo administrativo del Consejo Escolar, la intención del espacio es revisar la política educativa del Municipio, “observar las falencias que hay en los colegios, ver que el colegio hoy tiene otra función que es contener a los chicos porque les tiene que dar de comer, pero en realidad es integrar y aprender”, dijo. Por eso se comprometió a mantener el debate sobre políticas educativas, más allá de la campaña.

Desde su experiencia en la gestión de Nuestra Tierra, reconoció diferencias entre la escuela privada y la pública. Sin embargo, consideró que “la brecha existe, pero también la problemática muchas veces es parecida. El problema social entre un colegio de gestión estatal y uno de gestión privada es distinto, las problemáticas seguramente son distintas. Un chico de una escuela de gestión estatal tiene seguramente una problemática en su casa, que puede ser falta de contención, falta de trabajo, violencia, y en las privadas, también suceden muchas cosas parecidas, lo que pasa es que se manejan distinto o tienen otros problemas los chicos”.

Explicó que “en Nuestra Tierra tenemos trabajadora social porque creemos que los pibes hoy tienen inconvenientes” y advirtió que “no hay estigmatizar a la escuela estatal, a los chicos de las escuelas privadas también les cuesta razonar un texto o ciertas cuentas de matemáticas. Lamentablemente, al de gestión estatal le cuesta un poco más, pero también al del privado. La educación se ha caído, en estos años, en los dos niveles. Las pruebas están a la vista cuando se hacen los exámenes internacionales. Lamentablemente, la educación ha caído y eso no es solamente culpa de este Gobierno. Es culpa también de los diez años del otro gobierno”.
En los últimos dos años, desde la oposición sonaron fuertes críticas a la falta de inversión de los recursos del Fondo de Financiamiento Educativo. Además de la subejecución de los millonarios recursos, objetaron la decisión unilateral del Ejecutivo a la hora de elegir las obras a concretar.

Desde 1País, Valle afirmó que “aspiramos a que el Fondo Educativo realmente vaya a los lugares donde más se necesita. No nos cansamos de decirlo, no apoyamos la Escuela de Idiomas porque la verdad es que está en el centro, serviría si fuera descentralizada, por ejemplo, si estuviera en los barrios. En el centro van muchos chicos que podrían ir a inglés, o van personas que tienen medios para ir a aprender un idioma, como algunos adultos. Nosotros no vemos que eso sea prioritario, cómo se enfoca. Nosotros creemos que tiene que estar en los barrios”.

Y argumentó que “si estamos hablando del Fondo Educativo y de una Escuela de Idiomas, entendemos que sería muchísimo mejor tener centros complementarios municipales, a los cuales los pibes puedan ir a aprender matemáticas o a comprender un texto, porque estamos convencidos de que sin educación no tienen futuro los pibes. Ahí sí acortamos la brecha, y podríamos hacerlo a nivel local”.

Por otro lado, consideró que la Escuela de Idiomas cumple la función de apoyo escolar, porque “sabemos que hay muchos chicos que van que pueden tener acceso a otras cosas”. Por el contrario, marcó que los niños de los barrios “están lejos y ni siquiera tienen el colectivo gratis para poder venir a la escuela. Hay que facilitarle las cosas a la gente de los barrios. Nosotros proponemos eso con el Fondo Educativo”.

Para dar otro ejemplo, sostuvo que “la pileta climatizada es una gran idea -que Dios quiera la pueda llevar a cabo Lunghi-, pero si todos los colegios están en perfecto estado, si los colegios no necesitan pintura, porque también eso es importante. Cuando un chico va a aprender, y más si viene de una casa precaria o con problemas, va a la escuela y sigue pasando frío, está mal. Esas horas del pibe en la escuela tienen que ser perfectas para él, porque tiene que estar concentrado nada más que en lo que le enseñan. Esas son nuestras prioridades, no una pileta climatizada que también sale del Fondo Educativo”.

 

Ofertas en los barrios

Consultado por el éxito en la convocatoria que tuvo la Escuela de Idiomas, consideró que de los 28 mil chicos que asisten a los distintos niveles educativos se anotaron 1200, pero también marcó que podrían haber reunido esa cantidad de estudiantes en los barrios, entre quienes no tienen la posibilidad de acceder.

“Les cuesta mucho descentralizar”, cuestionó sobre el Gobierno local y apostó a ofrecerles “las chances a los pibes en los barrios, que tengan esas opciones. Hay barrios que la están pasando mal, necesitan un Estado más presente en cosas concretas. Y algo concreto y personal, siempre digo que soy de Chivilcoy y mi mamá era empleada doméstica y lo único que nos dio fue estudios. Mi papá murió cuando era chico. Gracias a  los estudios que nos dio, estoy trabajando acá como veterinario”.

Como conclusión, expresó que “la única que queda es la educación en serio, de calidad, y sé que no depende de un consejero escolar o de un intendente, pero lo que uno pueda hacer, lo tiene que hacer, y si no lo puede hacer, se tiene que quejar. Si todos nos quejamos, a la larga se llega porque escuchan a la gente cuando se queja”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario