¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Movimiento Evita lanzó su plataforma legislativa

Dentro de la línea que respalda la candidatura de Florencio Randazzo a senador nacional, la agrupación presentó sus propuestas a impulsar desde el Concejo Deliberante, encuadradas en los ejes trabajo, género, educación y generación de suelo urbano social, desde una perspectiva orientada a la inclusión, el acceso a los servicios de calidad, garantía de derechos y fomento de la participación ciudadana.

La jornada comenzó con un diálogo entre la militancia, donde los referentes de los distintos espacios gestados desde el movimiento dejaron sus impresiones ante una realidad social cada vez más compleja, producto de las políticas del Gobierno nacional. Así pasaron integrantes de las cooperativas El Laurel (encargada de la limpieza del Arroyo Langueyú), Coopeva Textil y Cooperativa Ronicevi, de las unidades de producción barrial, la Cuadrilla de Infraestructura Social de La Movediza, el Grupo de Promotores de Salud Comunitaria y de cada uno de los merenderos y unidades barriales.

“Nacho” Lacovara, precandidato a concejal, comenzó diciendo que “este es el lugar en donde tenemos que estar, porque el Movimiento Evita es la única organización que trabaja los 365 días del año, y no cada dos años cuando llegan las elecciones”.

Lacovara marcó como prioritaria la agenda de “tierra, techo y trabajo”, destacó la tarea de los coordinadores de cada área, que devino en los ejes programáticos a llevar al Concejo, y afirmó que se trató “de una tarea silenciosa, pero que pronto se va a hacer oír en las urnas”.

Descentralización,
participación y Trabajo

En su exposición, Lacovara insistió en las ideas de descentralización y mayor participación ciudadana, mediante la formación de consejos consultivos barriales, la creación de dos nuevas delegaciones (desde Del Valle hacia el norte y hacia el sur) y en la elección de los delegados de Gardey y de Vela por parte de los propios vecinos.

También desarrolló las propuestas del Movimiento Evita con respecto al trabajo. En este aspecto, la adhesión del Estado municipal a la Ley de Emergencia Social, ya solicitada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) en la Banca 21, sería prioritaria.

Dicha adhesión obligaría a un redireccionamiento en la orientación de la Secretaría de Desarrollo Local, con la creación del Área de la Economía Popular, un Registro de Trabajadores de la Economía Popular y una asignación presupuestaria de 13 millones de pesos anuales para sustentar las iniciativas del sector.

Además, y en relación a los servicios, pidió por el mejoramiento del transporte y cuestionó que “trajeron un avión en el que viajan cuatro personas por vuelo y cuesta miles de pesos, pero nos quitaron el tren en el que viajaban 800 trabajadores y trabajadoras a un precio accesible”.

Educación y género

A su turno, Marina Ramos, precandidata al Consejo Escolar, consideró que “estamos ante la oportunidad de que Nacho gane y que, por primera vez, el pueblo y los barrios estén representados en el Concejo”.

Ramos desarrolló las propuestas vinculadas a la educación, área que coordina dentro del Movimiento Evita, y género (integra el Frente de Género y Diversidad Sexual del espacio).

Entre las propuestas en materia educativa, se encuentran impulsar un proyecto de asistencia a las escuelas periféricas, para revalorizar su función y garantizar su matrícula; promover la generación de empleo, con proyectos similares al de reciclado de mobiliario escolar, vinculados al mantenimiento edilicio o elaboración de juegos; construir un circuito de compras a productores locales para los comedores escolares y crear jardines maternales municipales y unidades de desarrollo infantil, entre otros.

En cuanto al género, el objetivo es promover un fondo económico para emergencia en casos de violencia de género, establecer asistencia económica para los y las hijas e hijos víctimas de femicidio y las gestiones para la creación de defensorías civiles, junto con secretarías de género.

La redacción de un protocolo comunitario de colaboración integral en la búsqueda de mujeres, la garantía del cumplimiento de la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral y la sanción de proyectos para prevenir problemas de salud y fortalecer las salitas barriales, son otros puntos centrales dentro de la plataforma.

Generación de suelo,
una decisión política

Por último, Micaela Herrera y Francisco Codán, desde el aspecto legal y técnico respectivamente, expusieron la plataforma referida a la generación de suelo urbano social.

El acceso a la vivienda digna, el reacondicionamiento comunitario de hogares y el reclamo para la adhesión a la Ley 14.449 de Acceso Justo al Hábitat, que genere un registro de cantidad, condiciones de habitabilidad en los barrios y un informe de situación sobre los inquilinos, fueron algunos puntos detallados.

“Desde el Concejo Deliberante vamos a generar tierras y urbanizar los barrios populares, como lo indican las leyes que ya tenemos pero que no se ponen en práctica”, sostuvo Codán, y agregó que para esto “lo más importante es la decisión política y no el aspecto económico”.

Integrante durante diez años de la Secretaría de Hábitat de la Nación, enfatizó en la importancia del terreno propio y bregó para que en Tandil se desarrollen “políticas de Estado para la producción de suelo urbano social”, lo que significa generar condiciones que faciliten a las mayorías la adquisición de un lote.

Durante su experiencia en la función pública, en Río Grande generaron 2 mil terrenos, transformando en zona urbana sectores rurales o suburbanos. A los propietarios se les pedía parte de las tierras, que pasaban al Estado, pero a su vez se les otorgaba el beneficio de ponerlos en condición mediante ordenanza del Concejo Deliberante, de ser subdivididos y vendidos como terrenos. Si se llevaran adelante medidas de este tipo a nivel local, provocarían una reducción en los valores y favorecerían el acceso al lote propio.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario