¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El productor tandilense que recibió a Macri le pidió “reglas claras” y conocer los objetivos del país

Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Miguel Etchevehere junto al productor Martín Tuculet, arriba de una sembradora.

El Eco

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, visitó la ciudad, donde cumplió con una breve agenda de actividades. En ese marco, la gélida y ventosa mañana del lunes, día en que se desarrolló el paro general convocado por la CGT, lo llevó a un campo ubicado en la zona de Gardey.

En ese establecimiento agropecuario lo recibió Martín Tuculet, el productor tandilense que hasta ese momento desconocía por completo que la recorrida iba a estar encabezada por la máxima autoridad del país, junto con el ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, y la gobernadora María Eugenia Vidal.

El objetivo oficial era resaltar la recuperación del trigo. Sin embargo, para el tandilense fue una oportunidad para abordar la política agropecuaria del Gobierno nacional y logró una definición por parte del mandatario, que le aseguró que no se iban a modificar las retenciones.

Los primeros contactos comenzaron el viernes por la mañana “muy temprano”, cuando el productor tandilense recibió una comunicación del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

La razón se basaba en la búsqueda de un lugar donde tomar imágenes para un spot a difundir por las redes sociales y que promocionara la siembra del trigo en el sur de la provincia de Buenos Aires, y la recuperación que mostró este cultivo en las últimas campañas.

Un día después, el sábado, un equipo técnico se presentó en el campo ubicado en cercanías a Gardey que la familia arrienda desde hace 20 años y recorrió las instalaciones para determinar aspectos técnicos y audiovisuales para transmitir el mensaje.

El domingo volvieron a contactarse con el tandilense y le adelantaron que existía la posibilidad de que el ministro Etchevehere acompañara la actividad.

“Fue una sorpresa”

“Hasta el sábado era un spot y nada más”, recordó y al día siguiente ya se barajaba la eventual presencia del ministro de Agroindustria, así narró ayer a El Eco Multimedios cómo se gestó aquella inesperada visita del presidente de la Nación, un día después de la recorrida.

Mientras evaluaba sobre qué puntos incluir en la conversación con el funcionario, finalmente llegó el día. Un despliegue inusual e “imponente” llamó la atención e instantes después aterrizó un helicóptero en una zona cercana y una combi se acercó hasta ese sitio a buscar a los pasajeros que viajaban en él.

De la camioneta bajó primero Miguel Etchevehere y atrás el Presidente y la Gobernadora. “Hacía frío pero me corrió otro chucho por la espalda, casi me muero”, confesó Tuculet, que intentó mostrarse “a la altura de las circunstancias”.

“Fue una sorpresa”, insistió e incluso ese asombro lo llevó a corregirse en el saludo inicial. “Hola Mauricio, perdón, Presidente”, una reacción “totalmente espontánea” que quedó como anécdota.

Resguardados de la ventosa y fría mañana del lunes en la casilla del contratista, que “casi se desmaya cuando vio entrar al Presidente”, continuó la conversación. “Por mi verborragia hablé todo el tiempo pero ellos iban indagando sobre la actividad, la empresa, la familia y por qué seguíamos apostando” pese a ver sufrido algunos embates por el clima.

Marcar el rumbo

El intercambio, una modalidad implementada por el Presidente en sus años de gestión, sirvió para canalizar inquietudes y reclamos. “Me preguntó qué era lo que necesitábamos y le dije que eran las reglas claras, saber cuáles eran, que es casi un cliché porque todo el mundo lo ha dicho pero me interesaba saber los objetivos del país”, reconoció Tuculet.

Y agregó: “Me parece que un ministro, un Presidente, una Gobernadora tienen los faros lo suficientemente largos como para marcar un rumbo y ordenarnos a todos para que no nos choquemos la cabeza”, a la vez que canalizó una especial preocupación por lo que sucede con la lechería y la carne.

En respuesta, recordó el productor, el mandatario “me dijo que me quedara tranquilo que no iba a haber ninguna modificación con las retenciones”, descartando así los rumores sobre el eventual incremento de los derechos de exportación.

Además, en cuanto al mercado interno y la producción lechera, ensayó una respuesta a la que vinculó el impacto de la inflación, que era una de las preocupaciones que “más lo desvelaban” y que su intención era, en los próximos tres años, “poder controlar esa variable tan desestructurante y compleja”.

“Entendemos la cadena láctea”, expresó el responsable de la pyme Aimá, que elabora mozzarella y ricota y distribuye directo a pizzerías y comercios de la ciudad, y respaldado en su experiencia admitió que “la manta es corta y que si hay que pagar al tambo, a la industria, al comercio y la distribución, no alcanza”, por eso la situación es “compleja”.

A diferencia de otras épocas el consumidor “está restringido” y “no está susceptible a asimilar ningún tipo de incremento”, entonces sustituye.

El video

El video institucional fue cargado a la página oficial del Presidente. Bajo el título “Sembrando el campo con Martín”, la publicación señala que “esta mañana temprano (por el lunes) acompañamos a Martín a sembrar el campo que administra en Tandil, como antes lo hicieron su papá y su abuelo. Entre el año pasado y este tuvimos la producción de trigo más grande de nuestra historia, exportamos en cantidades récord y recuperamos 24 mercados”.

En las imágenes captadas se puede percibir el frío de la mañana de invierno. “Fresca, pero por suerte con sol; sin sol estaríamos liquidados”, respondió con especial optimismo el mandatario frente a la invitación que el productor hizo sobre la tarea que estaban a punto de presenciar: la siembra de trigo.

Tras el saludo el tandilense contó que en febrero cayó una helada cuando los cultivos estaban “exuberantes”, pero rescató que “vinimos de un año espectacular de fina, el año pasado nos fue realmente muy bien”.

Para estar “más al reparo”, la comitiva ingresó a una casilla. “Es una empresa familiar, que tratamos de integrarnos verticalmente en lo que podemos. Son 700 las vacas del tambo. Eso lo industrializamos en mozzarella y ricota, lo comercializamos directo a queserías y casas de empanadas”, repasó Tuculet sobre la pyme familiar.

“¿Te anotaste en la ley pyme?”, preguntó Macri, y rápidamente la respuesta fue afirmativa en cuanto a la adhesión a la normativa que permite obtener beneficios para pequeñas empresas.

“Eso te dio un poco más de capital de trabajo”, resaltó casi como una afirmación el mandatario, que fue avalada por el productor: “Sí, a nosotros nos da una mano grande”.

La tercera y última parte del video recoge imágenes encima de la sembradora. Allí, Tuculet refirió a las complicaciones en cuanto a la logística que generó el paro de este lunes. “Tuvimos que traer nuestro camión para hacer los movimientos tranqueras adentro. Trabajamos bastante el fin de semana y nos quedamos sin fertilizantes. Pero bueno, vamos a ir acomodándonos entre camionetas, carros y algunos bolsones”, para “salir del paso”, describió y valoró que en el campo “se tira en yunta”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario