¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El reclamo por la educación pública generó un controvertido debate en el Concejo Deliberante

El Frente de Unidad Gremial Docente de Tandil, los gremios de la Unicen y la Federación Universitaria del Centro pidieron la utilización de la Banca XXI y presentaron en conjunto un proyecto de resolución en Defensa de la Educación Pública. La propuesta suscitó un arduo y largo debate en el recinto, en el que se cruzaron diversas posturas y acusaciones. Finalmente, el oficialismo aprobó una modificación del proyecto original.

Mariano Leunda

Como se había anunciado, la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante se inició con el uso de la Banca XXI, destinada a los ciudadanos, comisiones barriales e instituciones de diversa naturaleza que quieran exponer un proyecto, tal y como si lo presentara un legislador.

En esta oportunidad, el Frente de Unidad Gremial Docente de Tandil, los gremios de la Unicen y la Federación Universitaria del Centro pidieron la utilización del espacio y presentaron en conjunto un proyecto de resolución en Defensa de la Educación Pública, solicitándole al cuerpo legislativo que exprese su preocupación por la situación de la educación Pública a Nivel Nacional y Provincial, “determinada por las medidas de ambas gestiones que van en detrimento de la calidad educativa y pérdida de derechos para alumnos, docentes y no docentes”, de acuerdo a lo que se desprendía del escrito.

Estela Sinópoli, secretaria adjunta de Suteba Tandil y Nicolás Araña, miembro del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanas de la Unicen, fueron los encargados de comentar y presentar el proyecto ante los ediles y los ciudadanos.

El proyecto, además, establecía que “se arbitre desde  el Ejecutivo Municipal, las gestiones a nivel provincial y nacional, para facilitar acuerdos tendientes a impedir el avance del deterioro de la Educación Pública y se manifieste claramente sobre la necesidad de la Defensa de la Educación Pública, como derecho fundamental” y solicitaba que dicha resolución fuera comunicada al Ministerio de Educación de la Nación y a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires.

En su breve alocución, la representante gremial hizo hincapié en que la Educación Pública es la gran carta de presentación de la Argentina frente al mundo y señaló todas las cuestiones que hacen al reclamo de los docentes y miembros de todos los niveles educativos en lo concerniente a presupuesto, salarios, derechos, infraestructura escolar y seguridad edilicia.

Los términos “recorte” y “ajuste” se reiteraron a lo largo del discurso de Sinópoli, quien alertó sobre la municipalización de la escuela pública y señaló que “la gobernadora Vidal dice que la Provincia va hacerse cargo del gas y la luz exclusivamente. El resto de la problemática correspondería a los municipios. Sabemos que el Municipio recibe un fondo de financiamiento educativo, queremos que cumplan con el pedido  de formar parte de una comisión donde, como trabajadores de la educación, podamos definir y periodizar qué va a hacerse con ese dinero.  Hasta ahora no hemos recibido una respuesta positiva pero esperamos que suceda”.

Al finalizar el tiempo asignado para la exposición y lectura de la propuesta, la dirigente de Suteba pidió el tratamiento sobre tablas del proyecto.  Seguidamente, el concejal Llano propuso la moción para realizar el tratamiento en el recinto, medida apoyada por los concejales de Unidad Ciudadana e Integrar. La edil por el Bloque UCR-Cambiemos, Melisa Greco, solicitó pasar a un cuarto intermedio, moción de orden que, por reglamento, prevalece por encima del tratamiento sobre tablas.

El bloque oficialista no coincidía con la totalidad del texto expuesto en la Banca XXI y pidió su modificación, aunque sí estuvo de acuerdo con discutir el tema en la sesión, circunstancia inusual debido a que las propuestas elevadas bajo esta modalidad se giran para su tratamiento en comisiones.

Luego del cuarto intermedio, en el que los legisladores leyeron y discutieron el proyecto, se aprobó la discusión en el recinto del mismo y se reanudó el debate.

Un debate controversial 

La discrepancia surgió porque el oficialismo exigió un cambio en el escrito presentado por los gremios de la educación. Desde la oposición manifestaron su disconformidad con este posicionamiento, porque dada  la importancia del tema, la aprobación del proyecto no debía reducirse a una cuestión semántica.

Durante más de dos horas, el Poder Legislativo debatió el tópico de la Educación Pública y se cruzaron diversas posturas. La discusión en el recinto giró en torno a un intento de modificación del proyecto original basado en una cuestión de forma desde el bloque oficialista de Cambiemos, que no estaba contemplada en el proyecto original, para deslindar las responsabilidades de las gestiones nacional y provincial, con respecto a las políticas implementadas y en curso de implementación en la actualidad, que impactan de manera sustancial en la calidad educativa, de acuerdo a lo expuesto por los solicitantes de la Banca XXI.

Durante las argumentaciones de  los concejales, el eje de la discusión fue atravesado por las opiniones de cada bloque concernientes al estado actual de la educación pública y, ciertas  intervenciones de los ediles alineados con los gobiernos de Macri y Vidal, fueron increpadas y abucheadas por parte de algunas  personas que se hallaban en el público presenciando la sesión, pertenecientes a los gremios involucrados en la demanda.

Luego del debate se puso a votación, en primer lugar, un dictamen generado en comisión por el bloque Cambiemos, el cual fue aprobado por los concejales de dicho bloque –que poseen la mayoría legislativa- aunque toda la oposición votó en contra del dictamen. Luego se sometió a votación el proyecto original presentado en la banca XXI, el cual fue rechazado con la negativa del oficialismo y el voto favorable de toda la oposición.

El rechazo de la comunidad educativa

El Eco de Tandil se comunicó con las entidades representativas participantes del proyecto, quienes a través de un comunicado expresaron su profundo rechazo a la manipulación de un proyecto consensuado por los actores educativos implicados y repudiaron el tratamiento que se le dio al mismo “haciendo uso de una muestra de poder legislativo, que hace perder de vista el espíritu de lo que hemos venido a buscar a ese recinto, que no era ni más ni menos que una Defensa de la Educación Pública”.

La modificación aprobada por los concejales de Cambiemos establece que “el Concejo Deliberante de Tandil manifiesta su irrestricto apoyo a la educación pública y que se privilegie su acompañamiento presupuestario para llevar adelante las políticas educativas” y que “se arbitren los medios con los distintos estamentos del Estado para facilitar los acuerdos tendientes a la mejora de las herramientas de la educación pública”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario