¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Iparraguirre impulsa un proyecto de incluir baños para discapacitados en restaurantes y hoteles

El concejal del bloque Frente para la Victoria–PJ, Rogelio Iparraguirre, trabaja en un proyecto de ordenanza que apunta a que todo local destinado a confitería, bar, restaurante, cervecería, salas de entretenimientos y todo espacio donde se realicen espectáculos públicos, cuente en planta baja con, por lo menos, un baño o servicio sanitario de uso indistinto para ambos sexos, para ser utilizado por personas que sufran cualquier tipo de movilidad reducida.

Otro de los apartados de la iniciativa busca también que los lugares destinados a alojamiento, hoteles y cabañas se deberá reservar, por lo menos, una habitación con sanitario para personas con movilidad reducida.

LEÉ TAMBIÉN: Escasas opciones gastronómicas o de alojamiento si se tiene alguna discapacidad

El proyecto de ordenanza será presentado en la próxima sesión del Concejo Deliberante y también incluye en su articulado todo lo atinente a las dimensiones y características técnicas que deberán cubrir los sanitarios y la grifería.

El edil señaló que “el proyecto de ordenanza busca cumplir con la legislación a nivel nacional y provincial, obligando a determinados lugares, ya sean gastronómicos u hoteleros, a tener sanitarios para personas con movilidad reducida”.

“Uno de los obstáculos que encuentran muchas personas que deben moverse en silla de ruedas, es que hay muy pocos lugares que permiten la accesibilidad, ya sean bares, restaurantes o lugares de alojamiento”, evaluó Iparraguirre.

Normativas vigentes

Según se consignó, dentro de la legislación existente a nivel nacional, la Ley 22.431 de Sistema de Protección Integral de las Personas Discapacitadas, en su artículo 22 señala que “en toda obra pública que se destine a actividades que supongan el acceso de público, que se ejecute en lo sucesivo, deberán preverse accesos, medios de circulación e instalaciones adecuadas para personas discapacitadas que utilicen sillas de ruedas. La misma previsión deberá efectuarse en los edificios destinados a empresas privadas de servicios públicos y en los que se exhiban espectáculos públicos que en adelante se construyan o reformen”.

En el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, la Ley 10.592, en su artículo 24 establece que “todo edificio de uso público, sea su propiedad pública o privada, existente o a proyectarse en el futuro deberá ser completa y fácilmente accesible a personas con movilidad reducida, contemplando no sólo el ingreso al mismo, sino también, el uso de los espacios comunes y de circulación interna e instalación de servicios sanitarios, que posibiliten la vida de relación de dichas personas”.

Un programa
integral

En ese sentido apuntó que el código de edificación de Tandil “habla sobre la accesibilidad a estos tipos de lugares a través de rampas pero no así respecto de los sanitarios”.

En efecto, el proyecto también establece que la Dirección de Obras Privadas, que se encuentra en el ámbito de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, elabore un programa integral que contemple un “relevamiento de todos estos lugares e intime en un plazo no menor a 180 días a que se adecuen los espacios teniendo en cuenta las dimensiones de los locales, de forma de no afectar su funcionalidad”, explico el edil.

“Creo que cuando hablamos de ir hacia el Tandil del bicentenario no podemos soslayar todo lo que tenga que ver con la accesibilidad y la existencia de oportunidades de disfrute de la ciudad para todos, sean vecinos de Tandil o visitantes ocasionales”, enfatizó Iparraguirre.

Y agregó que “lo que hoy se llama ‘derecho a la ciudad’ tiene que ver fundamentalmente con esto, al igual que con el buen aprovechamiento de los espacios públicos, cosa con la que también estamos trabajando desde el bloque del FPV-PJ”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario