¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La imagen inalterable de Lunghi y el fenómeno electoral de D’Alessandro, según Nigro

La consultora Survey se encargó en los últimos años de realizar sondeos de opinión y encuestas las que han sido certeras en cuanto a los resultados en las diferentes elecciones que se han llevado a cabo y por eso es materia de consulta y trabajo de uno y otro sector.

En este 2017 la gente volverá a expresarse con su voto, primero en las denominadas primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), y posteriormente en las legislativas del mes de octubre.

Oscar Nigro, titular de la consultora, estuvo en el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM) para hablar de este período preelectoral que se comienza a vivir.

“Los políticos viven en ese período, la gente aún no ha entrado en el escenario electoral y supongo que lo irá a hacer dentro de uno o dos meses o quizás un rato antes de las primarias”, aclaró sobre el termómetro en la calle con el vecino de a pie.

Sobre la clase dirigente que busca desarrollar acciones pensando en captar votantes, indicó que “en las gestiones locales no lo veo a eso, y a nivel nacional-provincial tampoco tienen tanto tiempo para pensar lo electoral. Lo que sí creo es que el ambiente político le da mucha importancia a lo electoral y a veces no tanto a la gestión, es decir el peso quizás no condice con el interés general de la sociedad”.

Encuestas

En el último trabajo respecto al escenario con miras a octubre, sus mediciones muestran al intendente Miguel Lunghi con una imagen positiva avasallante que lo viene manteniendo desde hace mucho tiempo. “Ha estado en 80, ahora en 74 por ciento, pero siempre en alto”.

En cuanto a si es lo mismo imagen positiva, imagen de gestión que intención de votos, sostuvo que “la imagen de liderazgo está primera, después la satisfacción con el Gobierno local que es lo de la gestión y eso influye en la fidelidad del voto y lo traslada a los candidatos a concejales. En esas variables va perdiendo porcentaje pero partiendo de un 74 por ciento tiene un buen margen”.

Analizó que “es importante la figura de Lunghi acompañando al candidato, dependerá quién sea el mismo. Porque si tenés un primer concejal de fuerte personalidad, un poco lo del Intendente se pierde. En cambio si tenés un primer candidato sin imagen negativa, la posibilidad que Lunghi lidere la campaña es más alta. En cualquier caso se transfiere, pero en las elecciones legislativas es más difícil, así y todo ganó todas las Legislativas, por lo que no le fue tan complicado”.

D´Alessandro, su
propio espacio

En cuanto al buen posicionamiento de Mauricio D’Alessandro señaló que “se viene repitiendo desde hace tres mediciones, la intención de voto es de un 25 por ciento. También depende a quién enfrente y además si colocás a algún otro candidato que mida tres puntos, siempre a alguien le saca”.

Explicó que “tiene un posicionamiento interesante porque entra en las cuatro avenidas y en los barrios. Hay que ver si cuando se entra en el escenario electoral eso se mantiene”.

Asimismo, agregó que “el arrastre del candidato principal influye muchísimo, la suerte de D’Alessandro estará atada a Sergio Massa y Margarita Stolbizer”.

Explicó que “D’Alessandro está pegado a su propia imagen y a Massa, pero no al massismo, y por lo tanto es una especie de espacio de Frente Renovador progresista antikirchnerista, ya que él ocupa un lugar que no necesariamente es peronista. Sin embargo una parte de los candidatos que son oficialistas dependen de la gestión oficial”.

Aseveró que “D’Alessandro toma votos del centro, lo que es un problema para el candidato de Lunghi, y hay un voto opositor de los barrios que tendría que ser peronista, pero apuestan por D’Alessandro como alguien que puede tener una oposición más visible”.

Otros actores

Sobre otros actores políticos locales aseguró que “Rogelio Iparraguirre está midiendo bien, tomando los votos del kirchnerismo duro llegando a unos 20 puntos. En Tandil Cristina Fernández de Kirchner mide 25 por ciento más 4 o 5 por ciento de Randazzo llegan al 29 por ciento. Massa tiene 27 y el resto menos. El oficialismo tendrá que remar con eso otra vez”.

Brechas

Nigro señaló que “existen dos grandes brechas que no se ven en Tandil. Por un lado la política del Gobierno y su brecha es con el peronismo. Por el otro el espacio Cambiemos contra el kirchnerismo. Son dos brechas paralelas pero que son diferentes. La política de Durán Barba es fomentar esa brecha y me parece que la idea está bien, porque se puede crecer por ese lado. Eso puede funcionar, el problema es que algún candidato tenés que poner y ahí es donde fallan. Todo el peso de la campaña va para Vidal, pero hay un límite. Vamos a ver cómo pesa esa situación porque la gente se pone más conservadora a la hora de la elección”.

Un retroceso

El debate nacional que se generó por la ley del dos por uno primero fue minimizado por el Gobierno nacional y posteriormente cuando la mayoría de los sondeos realizados a la gente se mostró en un casi 90 por ciento en contra, salieron a expresarse en contra. Al respecto señaló que “han mirado distintos sondeos y creo que la política de derechos humanos no es un fuerte de esta gestión. En ocasiones no miden bien los tiempos o quizás sean políticas de derecha como diría algún analista político. Por consiguiente cuando ven un rechazo generalizado, por suerte está muy arraigada en la sociedad la política de derechos humanos, se retrocede. Parece ser que en otras ocasiones y con otros temas sucede lo mismo, se va hasta un punto, se observa y si no hay apoyo se regresa. Da la impresión que son globos de ensayo, daría esa impresión. En otras ocasiones son políticas de derecha y no tienen ningún problema en volver atrás con eso”.

“Las movilizaciones no influyen,
la realidad pasa por otro lado”

Durante el pasado mes de marzo se llevaron a cabo numerosas movilizaciones y hasta un paro que llevó a que la gente se expresara en la calle. El primer día de abril, quienes están a favor del Gobierno también salieron a expresar su apoyo. Entre unos y otros se habló y mucho de la cantidad de gente que se movilizó.

Al respecto señaló que “las movilizaciones no influyen, es interesante desde el punto de vista de instalar temas. Lo que se denomina “ganar la calle” es una política retrógrada, no sé si interesa tanto. No estoy hablando de utilizar la calle para una manifestación, estoy diciendo el impacto que tiene en la sociedad. No cuestiono la movilización en sí misma, cuestiono la valoración que se hace de esa movilización y la lectura política que se le da. La realidad pasa por otro lado”.

Redes sociales

Sobre las redes sociales, expresó que “estamos en la misma situación, el ‘ganar las redes sociales’ es lo mismo que ‘ganar la calle’, es confundir lo que realmente está pasando. Es como tener un termómetro que marque 5 grados, le pones un fósforo y marca 20 grados pero seguís sintiendo frío”.

En cuanto a por qué el Gobierno nacional le da tanta importancia a las redes sociales dijo que “tengo mi propia versión, no sé si es cierta. Ha estado de moda hasta el gobierno Obama la gran utilización que hicieron los demócratas que aprovechaban los datos que se dejaban en redes sociales para tomar cierta información, predecir comportamientos y analizar conductas y opiniones. Se asigna al primer triunfo de Obama y su posterior reelección a un gran trabajo en redes sociales, lo cual es cierto pero no fue causa del triunfo. La realidad pasaba por otro lado, pero se hizo un buen trabajo de campaña”.

Agregó que “muchos políticos tomaron eso como que era la causa del éxito, cuando es una forma de ordenar una campaña, por consiguiente se abusa de las redes sociales. La causa de un éxito es gestionar bien, ese es el mensaje donde hay dos niveles: el bolsillo a nivel nacional y el hogar a nivel local. A nivel provincial hay una mezcla, es una zona oscura que puede ir para un lado o para el otro y en esto el oficialismo tiene la iniciativa y marca las situaciones”.

Refirió que “a nivel local es más claro, porque un gobierno puede ser bueno o malo, pero si hay una aprobación alta a lo largo del tiempo se denomina ‘tasa del perdón’, la gente tiende a perdonar más cosas, por eso es importante la alternancia”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario