¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La oposición legislativa cuestionó las “deficiencias” en la modernización y transparencia del Municipio

El Concejo debatió un convenio con el Gobierno nacional para acceder a herramientas de digitalización de expedientes. Legisladores de la oposición hicieron un análisis global sobre las falencias de la gestión del intendente Lunghi para generar herramientas que faciliten los trámites a los contribuyentes. Desde el oficialismo, argumentaron que es otro paso de un proceso, aunque reconocieron ciertas dificultades.

El Eco

El Bloque de la UCR Cambiemos aprobó, en la sesión de ayer, un convenio celebrado con el Gobierno nacional para la modernización del Estado, que permitirá digitalizar expedientes administrativos. El asunto generó un extenso debate y disparó cuestionamientos de los tres bloques opositores, que fundamentaron no estar dispuestos a avalar lo que entienden como una deuda de la gestión del intendente Miguel Lunghi con la ciudadanía por la falta de políticas en este aspecto.

Los concejales de los bloques Justicialista, Integrar y Unidad Ciudadana realizaron un análisis global sobre la implementación de tecnologías y resaltaron las falencias que presenta el Municipio en este aspecto. Con el correr del debate, brindaron ejemplos sobre los trastornos que padecen los vecinos a la hora de realizar trámites o de acceder a la información de la comuna.

En tanto, el oficialismo reclamó centrar la discusión en el convenio, al fundamentar que se trata de una herramienta más en el marco de un proceso que lleva tiempo, aunque reconoció limitaciones en cuanto a la digitalización y la difusión de información que contribuye a la transparencia.

“No saldamos nada con este convenio. Las deudas las tiene la gestión. Hace 15 años que gobiernan muchachos”, les recordó el justicialista Facundo Llano poco antes de la clausura del debate y consideró que acompañar el convenio “sería convalidar los títulos y posiciones políticas cuando en realidad si hay puntos de deficiencia en esta gestión, uno es la modernización que hace a la eficiencia de la gestión y a la transparencia”.

Sin resultados

En principio, el justicialista Facundo Llano disparó los cruces al señalar que acompañar el convenio “sería convalidar un proceso que el Municipio de Tandil no viene adoptando. Sería subirse a títulos que no se dan en la práctica, porque la modernización del Estado pretendida por este convenio hace años que está ausente en esta gestión. Me parece que convalidar este convenio significa solapar esa ausencia”.

Además, definió a la herramienta como “un enlatado a nivel nacional al cual se tienen que someter los municipios, declinando autonomías” vinculadas a los procesos de modernización y a la base de información.

En tercer lugar, Llano consideró que es una excusa para “seguir inyectando recursos públicos a un área (Subsecretaría de Innovación Tecnológica y Participación Ciudadana) que no ha brindado a la población de Tandil los resultados anunciados. Fue materia de análisis, discusión, tratamiento, debate del área específica del Municipio que se encarga de estos aspectos en el Presupuesto 2018 y seguramente lo va a ser en el 2019”.

El concejal indicó que “le inyectan mucho dinero” y anticipó que para el año próximo tendrá 12,6 millones de pesos, mientras que este año tuvo un presupuesto de 10 millones. “No ha brindado los resultados anunciados”, afirmó y agregó que “viene el Municipio dando señales de que no tiene intenciones de modernizar el Estado”.

Argumento “forzado”

Ante la primera intervención, salió al cruce el presidente del bloque UCR Cambiemos Mario Civalleri. “No creo que la utilización de una herramienta que tiene como objeto unificar criterios respecto de un proceso que la modernidad va imponiendo, como la digitalización, sea una cuestión que pueda vincularse a declinar autonomía. Sinceramente, creo que es un argumento forzado”, dijo.

En segundo término, advirtió que “tampoco comparto la visión de que el Municipio con esto trata de disimular su falta de interés en el tema” y sostuvo que “son pasos que se van dando en el tiempo”.

Por otro lado, el exjefe de Gabinete citó ejemplos que a la postre le darían más elementos a la oposición, que los cuestionó por falta de actualización, por falencias de funcionamiento o escasa adhesión de los vecinos.

Civalleri enumeró el SUMO -“que ha sido muy exitoso”-, la tarjeta social que reemplazó la entrega de bolsones alimentarios, Alerta Tandil y la página web del Municipio -“que está calificada entre las mejores de la provincia de Buenos Aires”-, Destino Tandil y el portal de estadísticas.

Al mismo tiempo, defendió que la Subsecretaría de Innovación Tecnológica y Participación Ciudadana, creada en 2018, “no ha generado asignación de nuevos recursos humanos porque fue nutrida a través de la reubicación de algunos agentes que ya estaban dentro del staff municipal”.

“No es fácil el camino”, admitió y agregó que el convenio permitirá que un grupo de 15 agentes municipales se entrenen en la utilización del sistema para digitalizar los expedientes. En ese sentido, defendió que estos “enlatados” que llegan desde Nación sirvieron para ordenar el funcionamiento de los municipios como el Rafam.

Los contraejemplos

Luego del contrapunto inicial, el concejal Llano ratificó que “el Municipio de Tandil no tiene procesos de modernización en el aspecto tecnológico que le simplifiquen la vida al ciudadano y que hagan una gestión más eficaz y eficiente”.

En tanto, le marcó que el SUMO es de gestión privada y tanto Destino Tandil como Alerta Tandil “no funcionaron”, teniendo en cuenta los pocos vecinos que bajaron la aplicación.

Más adelante, reforzó ese punto el concejal Mauricio D’Alessandro y le sumó la falta de actualización al Rafam. “No es que no queremos que el Municipio firme convenios de modernización, lo que queremos es que este sea un municipio moderno que decida cuál es el paso de modernización que quiere dar y después busquemos las herramientas, porque acá estamos poniendo el carro delante de los caballos, por eso no funciona nada bien”, resumió.

Al citar otro caso, Llano cuestionó que el Boletín Oficial se actualiza cada tres meses, cuando suben archivos de PDF donde se acumulan decretos, y tampoco se muestran en la web municipal, en la ventana de licitaciones y compras y suministros la información sobre los procesos para la adjudicación de las obras y adquisiciones.

“Por un lado me vienen a hablar de una modernización y por el otro vivimos esta realidad. No es una visión negativa, es la cruel realidad que vive el Municipio de Tandil”, lanzó.

También compartió esa visión María Eugenia Poumé, de Unidad Ciudadana, quien lamentó las enormes colas -comenzaron a la madrugada- que debieron realizar los vecinos de los barrios alejados para inscribir a sus hijos a la Colonia Municipal de Vacaciones y la complejidad del trámite.

También su compañera de bancada Silvia Nosei citó la falta de comunicación entre las salas de salud de los barrios que obliga a las familias a deambular por varias sedes para acceder a controles y vacunas. En tanto, Ariel Risso contó el caso de un familiar que fue mordido por un perro y debió recorrer el centro de salud, la Dirección de Bromatología y el Hospital de Niños para que le luego le confirmaran si debía ir al Santamarina a colocarse la vacuna antirrábica.

“Un paso más”

En medio de los planteos, la radical Matilde Vide defendió la firma del convenio y afirmó que “sometemos a votación un paso más”. Al mismo tiempo, resaltó la implementación de la Historia Clínica Única y de la aplicación Alerta Tandil, que no tuvo “masividad” pero es una respuesta para vecinos que no pueden comunicarse con el 101.

“Es verdad que nos falta recorrer muchísimo camino, pero hace poco implementamos la ordenanza de Acceso a la Información”, dijo y evaluó que “si ante cada paso, lo único que marcamos es lo que no se hizo, claramente eso no va a colaborar o a contribuir a que nosotros como municipio vayamos en vías de una mejor tecnología, transparencia y acceso a la información. Este Concejo realmente ha brindado muchas herramientas para la participación y el acceso a la información”.

Además, su compañero de bancada Alejo Alguacil explicó los motivos por los cuales la estadística municipal no “explotó como un pochoclo” tras la creación del área. Fundamentó que las dependencias comunales tienen diferentes sistemas para procesar sus datos e información y que deben unificarse. Al mismo tiempo, reconoció la falta de equipamiento tecnológico.

El radical disparó que en los últimos diez años no hubo políticas nacionales y provinciales para la modernización tecnológica, es decir que todo lo que se hizo fue por esfuerzo del Municipio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario