¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
PARITARIA MUNICIPAL

Municipales presentaron al Legislativo su propuesta de recomposición salarial

Dirigentes e integrantes del Sindicato de Trabajadores Municipales mantuvieron un encuentro con concejales de todos los bloques, para exponer su situación e informar las alternativas de la mesa de negociación salarial que se retomó en octubre. Exigen un aumento porcentual del 20 por ciento más con respecto a lo que ya estaba acordado, en disidencia con la suma fija no remunerativa de 8 mil pesos que ofreció hasta ahora el Municipio.

El Eco

Ayer al mediodía, directivos y miembros del Sindicato de Trabajadores Municipales se reunieron con la comisión de Economía y Administración del Concejo Deliberante -presidida por el edil oficialista José Luis Labaroni- y concejales de distintos bloques en la Sala 15 de junio del Palacio Municipal, con el objetivo de informarles la contrapropuesta salarial del 20 por ciento de aumento que reclaman frente a lo ofrecido por el Ejecutivo durante la mesa de negociación paritaria reabierta este mes.

El Municipio ofrece una suma fija no remunerativa de 8 mil pesos para todas las categorías a pagar en noviembre y enero, pero la representación gremial pide un aumento porcentual al considerar que los valores actuales están «desfasados» con respecto a la inflación y que para fin de año tendrán una pérdida del poder adquisitivo del 50 por ciento. Si no hubiera apertura de paritarias, la actualización salarial para el año 2019 quedara en el 23 por ciento, por debajo de la inflación acumulada al mes de septiembre.

El encuentro duró cerca de una hora y transcurrió en buenos términos para ambas partes. Luego del mismo, en diálogo con El Eco de Tandil, el secretario general del gremio, Roberto Martínez Lastra, expuso que la reunión sirvió para explicar la situación de los empleados municipales a los legisladores  y añadió que «tenemos que determinar nuestro sueldo con el Ejecutivo pero el contralor es el Concejo, si ellos ponen a disposición este control podemos llegar a acercar partes, por eso queremos informarlos, porque el presupuesto sí es aprobado por ellos».

El acuerdo salarial vigente estableció un incremento del diez por ciento a partir del 1 de julio de este año y un tres por ciento a partir del 1 de octubre. Así, junto con el diez por ciento otorgado a partir de marzo, el incremento salarial a octubre de 2018 representará un 23 por ciento, cifra que se ubicó por encima de la media concedida a otros sectores. El pedido concreto del gremio es que se incremente el salario de los municipales un 20 por ciento más a lo que ya estaba acordado y un 1 por ciento de bonificación por antigüedad.

«No vamos a aceptar lo que propone el Ejecutivo, a algunos compañeros quizás les seduzca recibir una suma importante ahora, pero no tenemos nada en enero y no logramos nada en nuestros salarios básicos», señaló el referente sindical.

Los directivos del Sindicato de Trabajadores Municipales volverán a reunirse mañana con funcionarios para discutir y analizar la alternativa exhibida con vistas a lograr la recomposición salarial pretendida.

El apoyo de los concejales 

Por su parte, el edil de Unidad Ciudadana Darío Méndez, le señaló a este Diario que la conversación mantenida con los trabajadores municipales fue interesante porque pudieron escuchar de ellos mismos cómo ha evolucionado el poder adquisitivo a lo largo de este año y en qué instancia se halla la negociación salarial con el Ejecutivo.

«La contrapropuesta ofrece un margen del 2 y 5 por ciento en las diferentes categorías, además, si no hay recomposición del salario básico el próximo año con la inflación estipulada por presupuesto nacional, habrá un retraso de casi el 50 por ciento. Esto es muchísimo, sobre todo teniendo en cuenta que los salarios municipales ya son bajos y deben destinar porcentajes altos a alimentos y servicios públicos, ni hablar de quien alquila u otras cosas», sostuvo.

El legislador destacó la importancia de que la información de este calibre sea transmitida al Concejo «porque sino no tenemos forma de enterarnos de estas cuestiones, a fin de año discutiremos el presupuesto para el año que viene y queremos saber qué número estará  establecido y en base a qué discutir».

Desde el bloque oposito del que forma parte Méndez presentaron en la última sesión del Deliberativo un pedido de resolución para que se incrementen los haberes de los trabajadores municipales por la situación económica de los últimos meses.

«El año pasado estipularon un aumento salarial para los trabajadores del 12 por ciento y hoy estamos en un 23 por ciento, hablamos de un presupuesto que no refleja la realidad de lo que termina siendo ejecutado», indicó.

Méndez puso a disposición del sindicato municipal información sobre los ingresos actuales del Municipio, que están en alrededor de 79 millones de pesos por encima de lo presupuestado, exceptuando los fondos de Nación y Provincia que son para obras públicas y ya están afectados. Con respecto a esto, expresó que existe un margen para discutir más allá de los 16 millones de pesos que pone a consideración el Ejecutivo.

Según lo expuesto por el concejal, es habitual que el Municipio realice una contabilidad «conservadora», donde se estima un 10 por ciento de la recaudación, para tener luego un margen de maniobra. Si se analiza eso más la inflación, la tasa debería arrojar un índice porcentual del  40 por ciento por encima de lo establecido y se encuentra en un 10 por ciento por debajo.

«Al analizar  la tasa de actividad económica que es una de las mayores tasas de recaudación del Municipio, empezamos a ver que da por debajo de lo presupuestado», y manifestó que esos números permiten vislumbrar  que existe efectivamente una caída del consumo, morosidad y cierre de la actividad económica.

La intervención municipal en el conflicto de Metalúrgica 

Consultado sobre este tema, Méndez consideró  que el intendente Miguel Lunghi, al ser la autoridad máxima del Partido, debería juntarse con ministros y secretarios de Producción y Trabajo de Nación y Provincia, y con los actores gubernamentales que sea necesario, para intervenir realmente en el conflicto y poder lograr respuestas tendientes a conversar las fuentes de trabajo de los más de 100 obreros despedidos por Renault.

«Que se sienten a la mesa con los directivos de Renault Argentina y se les exija el sostenimiento de ciertos puestos de trabajo en el país, que las autopartes no sean todas importadas. 100 operarios en Tandil no tiene una gran significancia para Renault mundial, eso es lo que está al alcance del Intendente y debió hacerlo hace mucho tiempo, pero si lo hace ahora bienvenido sea», valoró, en relación al compromiso que asumió Lunghi el día martes frente a los dirigentes y trabajadores de Metalúrgica Tandil que se acercaron a la sede del gobierno comunal, acompañados por un multitudinario público que se sumó a la marcha convocada en defensa de la continuidad de la insigne fábrica.

El edil opositor refirió que la crisis golpea a las familias que se quedan sin trabajo y es el Municipio el que debe correr con la ayuda llegado el caso, por eso afirmó que si la dirigencia actual no quiere tener problemas a futuro para resolver cuestiones inmediatas, «lo mejor es sostener el empleo, la mejor política social que tiene un gobierno es el sostenimiento del empleo y es una bandera que debe tomar Lunghi y trasladarla a la Provincia y al presidente Macri, que gobiernen para los argentinos y no para los grupos concentrados de poder».

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario