¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para Civalleri “no es un delito lo sucedido” en el Hipódromo

El jefe de Gabinete del Municipio, Mario Civalleri, estuvo en el programa “La ciudad” (Eco TV-Canal 7) y respondió sobre el juicio que deberán enfrentar el exconcesionario y funcionarios del Gobierno comunal por las irregularidades en el Hipódromo.

La elevación a juicio de la instrucción penal por las irregularidades en el Hipódromo no cayó para nada bien puertas adentro del Municipio. Un nuevo hecho delictivo por el cual el lunghismo ya comenzó a defenderse, puntualmente, respaldando a los funcionarios de aquel entonces: Oscar Maggiori y Pedro Espondaburu, ambos exsecretarios de Desarrollo Local, y Guillermo Allasia, exdirector de Vialidad.

Civalleri, al ser consultado sobre cuál era la mirada que tenían desde el Municipio sobre esta elevación a juicio decretada por el juez de Garantías, José Alberto Moragas, quien avaló la instrucción del fiscal y ratificó la acusación, dijo que “en un proceso donde la fiscalía aporta una cantidad de argumentaciones es extraño que el juez de Garantías no lo eleve a juicio, con lo cual dentro del esquema que viene desarrollándose el proceso es un paso natural”.

Agregó que “desde otro punto de vista, con una mirada más política, creo que en este caso en particular el fiscal tiene una mirada que hay que respetar, pero tiene un poco que ver con el derecho administrativo para poder discernir si en el marco de una acción de gobierno hubo un exceso o no“.

Para el jefe de Gabinete “hay un sendero muy fino donde el fiscal puede interpretar que tiene que ver con excesos del Estado a la hora de tomar algún tipo de decisiones, y yo lo veo desde la política y forma parte del marco discrecional que tiene el Estado para tomar algún tipo de decisiones. De todas maneras hay que esperar, pero nosotros obviamente vamos a defender esta posición”.

LEE TAMBIÉN: Elevaron a juicio la causa contra el ex concesionario y los funcionarios por las irregularidades en el Hipódromo

Decisión
política

Si bien el Estado puede involucrarse en determinadas cuestiones, son recursos del Estado aportados al sector privado, dentro de un convenio establecido, para que el circo de carreras se mejore y se ponga en funcionamiento. El interrogante es hasta dónde tenía que interceder el Municipio teniendo en cuenta que había sido concesionado el lugar a un privado.

Al respecto expresó que “eso formará parte de cuestiones que se van a dirimir cuando se establezca una estrategia de defensa. Nosotros creemos que el tema de la recuperación del Hipódromo fue una decisión política macro que tenía que ver con rescatar de la coyuntura que iba a desguazar un predio, en una apuesta que se transformaba en recuperar algo que tiene que ver con la historia de Tandil”.

Agregó que “en ese marco el Estado dispuso una serie de acciones para apuntalar que ese hecho se concretara y dentro de ese marco se tomaron algunas decisiones. Es verdad que entró en juego alguna cuestión privada, pero también es cierto que hay una pila de situaciones o de eventos privados que el Estado dentro de ese marco discrecional puede promocionar”.

Al interrogarlo si no era peligroso relativizar tanto, ya que hay una ley que cumplir, manifestó que “si interesa potenciar un evento podés tener un margen en la toma de decisiones, por ejemplo mandar una máquina para nivelar el terreno, sea privado o público el espacio”. Argumentó que “en la toma de decisiones diarias que tiene un Gobierno hay muchas cuestiones de este tipo que pueden ser opinables. Ahora, de ahí a ser catalogada como un delito hay un trecho enorme”.

Para el funcionario “el meollo de la cuestión es debatir si es o no un delito lo que sucedió. Para nosotros no es un delito lo sucedido y esa será la defensa que se hará desde el Municipio“.

“Fue una decisión consensuada”

En cuanto a la responsabilidad de los funcionarios involucrados, refirió que “en el caso de Allasia está claro que había una decisión que comprometía al Gobierno de avanzar en su conjunto en determinado tipo de cuestiones. No fue una decisión que tomó un director intempestivamente. Fue una decisión consensuada”.

Aseveró que “en ese momento no había en toda la ciudad camiones regadores, de hecho el camión regador de la Municipalidad asistió a muchos eventos. El camión prestaba servicios en el circuito La Cascada en una fecha de una categoría, es privado, se cobra entrada y la Municipalidad aportaba a ese evento, como hace en muchísimos otros casos”.

Volvió a sostener que “es una mirada muy definitiva de algo para ser catalogado como un delito, que no lo veo así. De todas maneras es una cuestión que habrá que justificar y defender”.

Otro error

Sobre el delito endilgado a los exsecretarios de Desarrollo Local, la acusación reza que entre el 20 de febrero de 2006 y el 10 de diciembre del 2007, Oscar Alberto Maggiori se hallaba a cargo de controlar el cumplimiento de las obligaciones asumidas por el concesionario del Hipódromo, y en dicho contexto funcional omitió y retardó efectuar los controles a los que se hallaba obligado. Entre ellos, omitió efectuar inspecciones para verificar de esta manera el incumplimiento de la ejecución de las obras y su conservación, exigir al concesionario que efectuara en tiempo y forma la reconstrucción y mantenimiento de la pista de carreras, de la empalizada y del cerco perimetral, que colocara el sistema de riego en la pista, entre otras exigencias ya citadas.

Lo mismo corrió para Pedro Espondaburu en el período comprendido entre el 10 de diciembre de 2007 al 9 de diciembre de 2011.

“Hay otro error en la mirada -dijo- en el involucramiento de los exsecretarios. Primero, porque hay una cuestión de competencia que a nuestro juicio era claramente responsabilidad de una Dirección Provincial y de hecho fue la que en definitiva terminó aprobando o no algunas cuestiones que ahora se le pretenden endilgar al Municipio, como el tema del desarrollo de las obras o el cumplimento de los plazos”.

Aseguró que “el pliego lo armó el Municipio con todo el asesoramiento de la Dirección Provincial”.

Por último sostuvo que “en principio estábamos felices de haber salvado al Hipódromo, la empresa que ganó la licitación era Brisas Serranas, con Daniel Blanco a la cabeza. Nosotros no venimos del sector y obviamente se le dio el voto de confianza y apoyo que se le da a cualquiera cuando hace un emprendimiento y hubiéramos apostado que salía bien. Lamentablemente, las cosas no fueron tan buenas como parecían en el inicio y hubo una serie de dificultades que empezaron a resentir esa relación”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario