¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para el justicialismo, la sanción del Tribunal de Cuentas es “por haber hecho lo que no se podía”

El concejal del Bloque Justicialista, Facundo Llano, se refirió a la sanción que aplicó el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires a funcionarios municipales por el ejercicio 2015, puntualmente por el pago anticipado realizado desde el Hospital Municipal Ramón Santamarina a Usicom SA, en el marco del contrato de locación de servicios suscripto entre las partes.

La multa superó 1,7 millones de pesos contra el director administrativo del ente descentralizado y también se sancionó a otros directivos por cifras inferiores.

Al respecto, en diálogo con “Dulce o Amargo” (programa de Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios), el edil consideró que “es lo más lógico, dado que es el resultado de un convenio firmado entre el Municipio y Usicom SA, a través de lo que fue el salvataje financiero de Cami Emergencias”.

Precisó que “en 2014 se pagó mensualmente 120 mil pesos. El Municipio decidió prorrogar en forma automática el convenio con el agravante de que pagó todo el año en forma anticipada y, luego, fue rescindido a mediados de 2016”.
Por lo tanto, sostuvo que “hay una cuestión no solo administrativa, sino una mala decisión política en el sentido de intervenir en el salvataje de una empresa privada, que fue el fin específico del convenio. Un acuerdo que además no tiene las pautas claras sobre cuál es el beneficio que acarrea para la gente de Tandil, porque esto se pagó con los fondos públicos”.

Sostuvo entonces que “no es solamente la cuestión administrativa de la sanción de pagar en forma anticipada un año, sino también las pautas del propio convenio”.

Si bien Llano reconoció que desde el Gobierno muchas veces hay que intervenir en el salvataje de las empresas y mucho más en una cuestión tan importante como lo es la salud pública, desde el justicialismo ratificó que no comparten “cómo se generó este proceso de intervención, porque no estaba claro cuál era el beneficio para el Estado, los alcances, las potestades, las responsabilidades, las obligaciones y el dinero que efectivamente puso para una empresa que terminó comprando Usicom casualmente el mismo año en el que el Municipio pagó en forma anticipada todo el año, que fue 2015”.

El pedido
de informes

Por ese motivo, el concejal del justicialismo recordó que desde el bloque se presentó en su momento un pedido de informes al Ejecutivo para que rindiera cuentas al respecto.

Sin embargo, aseguró que “no quedó claro cuáles fueron las prestaciones que se le brindaron al sistema público, en cuáles hubo intervención para aquellos que venían pagando Cami Emergencias, cuáles eran las prioridades en caso de tener que acudir a una emergencia, y qué ocurría si había una prestación no cubierta y tenía que intervenir indefectiblemente un médico”, enumeró.

Sintetizó entonces que “hubo muchas cuestiones que no fueron aclaradas en su momento y por ello se estableció desde este bloque determinar esas dudas y, en definitiva, ahora el Tribunal de Cuentas nos da la razón”.

“Una cuestión
ya decidida”

Sobre las instancias del procedimiento, Llano confirmó que la sanción aplicada por el organismo estatal bonaerense que audita las cuentas municipales llegó luego de haber dado traslado a los funcionarios actuantes y al Municipio, que tuvieron la oportunidad de efectuar el respectivo descargo.

Sin embargo, señaló que “sus argumentos y su sostén normativo no fueron suficientes. Por eso, el tribunal estableció los cargos y las multas, que son por mucho dinero, y ya es una cuestión decidida”.

Por su parte, el concejal del Bloque Justicialista consideró que “es una sanción por haber hecho lo que no se podía. Implica ni más ni menos que eso, que el Ejecutivo se tiene que someter a las pautas que se determinan, que son las leyes, los decretos y las ordenanzas, y ninguna de ellas le permitía hacer lo que hizo. Por eso se formuló el cargo, es así de simple. En el ámbito público y en el administrativo así se establecen las sanciones”.

La sentencia

Concretamente, el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires formuló la observación, atento al pago anticipado realizado a Usicom SA por las autoridades del Hospital, ya que el artículo 3 del contrato por Cami Emergencias se establecía que las erogaciones serían mensuales.

A la vez, el reproche abarca que se debió remitir la certificación por parte de los funcionarios del Hospital que demuestren efectivamente los servicios prestados por la firma Usicom SA, en el marco del contrato suscripto entre las partes, ratificando los reparos de la división relatora del tribunal.

La resolución señaló que la ausencia del envío de dicha documentación “demuestra un claro incumplimiento a lo dispuesto por los artículos 199 de la Ley Orgánica de las Municipalidades” y demás normativas y reglamentaciones.
Así, se desaprobaron los referidos egresos con formulación de cargo por la suma de 1.440.000 pesos más el interés que pague el Banco Provincia en sus operaciones de depósito a treinta días, calculados entre la fecha del egreso y la del dictado de sentencia de 315.932,05, conformando un total de 1.755.932,05, por el que deberá responder el director administrativo del Hospital Emilio José Gomory.

Además, se aplicó una amonestación a la tesorera y responsable del sistema de tesorería Tamara Beatriz Lecuona y a la tesorera del ente y responsable del sistema de tesorería Claudia Liliana Rojo.

En el artículo quinto, se aplican multas por las sumas de 7 mil pesos al director administrativo Norberto Darío Pretti y de 6.500 a la contadora del ente y responsable del sistema de contabilidad Myrian Elizabeth Rimoli.
En el artículo sexto se alude a “desaprobar los egresos a que hace referencia el considerando sexto, apartado 1), con formulación de cargo por la suma de 1.755.932,05 pesos, por el que responderá el director administrativo Emilio José Gomory (artículo 16 inciso 3) de la Ley 10.869 y sus modificatorias.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario