¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para el “Topo” Rodríguez, el Gobierno nacional ya decidió el cierre del ramal Tandil-Constitución

A más de un año de la suspensión del servicio de trenes de pasajeros que une Tandil con Plaza Constitución, crece la preocupación por la falta de certezas en torno a la eventual reactivación y continuidad laboral de los empleados de la Estación.

En paralelo, aumentan los cuestionamientos y las advertencias sobre un posible cierre definitivo del ramal después de las elecciones. A esa postura adhirió el actual jefe de gabinete del municipio de La Matanza, Alejandro “Topo” Rodríguez.

El tandilense y exfuncionario del gobierno de Daniel Scioli, que encabezó las gestiones por la reactivación del servicio de tren de pasajeros y turístico en 2012, fundamentó su teoría y criticó la falta de un reclamo liderado por el Municipio ante la Nación.

“Tandil no está dentro de las prioridades” en materia de políticas públicas y agregó a este esquema que si quienes toman la determinación se encuentran con que “nadie les golpea la puerta, ni les presenta un papel con una propuesta, ¿por qué motivo habrían de decidir de manera distinta?”.

“El regreso del tren depende de que las autoridades nacionales sientan que Tandil se expresa de manera respetuosa, constructiva y firme para recuperarlo, y quien corresponde que encabece esa actitud es el Municipio a través del intendente Miguel Lunghi, representado por el conjunto de las fuerzas políticas e instituciones de la comunidad”, enfatizó.

Un servicio
que “ya cerró”

En diálogo con el ciclo radial “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM), el funcionario lamentó la información que sustenta el planteo, pero reconoció que “no lo sorprendió” ya que se trata de un servicio que “ya se cerró”.
Definió que en los últimos meses se evidenció “la crónica de una muerte anunciada” en función de las decisiones y medidas que se tomaron.

Y en esa línea, realizó un repaso para sustentar su postura. En primer lugar citó la suspensión de manera “intempestiva” del servicio adoptada por el gobierno de María Eugenia Vidal hace poco más de un año “sin anuncio ni cronograma previo” que permitiera una adaptación para los usuarios y la comunidad. A ello sumó un reproche al marcar que “nadie vino a plantear cuál era el programa” para el sistema del ferrocarril.

Luego abordó las resoluciones del Ejecutivo nacional, como la que dejó asentado el traspaso de todos los servicios de Ferrobaires a la órbita de Trenes Argentinos y el listado de los trabajadores, en los cuales quedó excluida “la mayoría” de los operarios afectados a la Estación de Trenes local, y el decreto rubricado por el presidente Mauricio Macri en el que delegó en manos del Ministerio de Transporte la de “levantar el tendido de rieles e infraestructura de sostén”.

E hizo especial hincapié en la postura del titular de la cartera nacional, Guillermo Dietrich, que sostuvo ante diputados que no tienen planificado clausurar ningún ramal que se encuentre operativo. “Y el tren de Tandil hace un año y un mes que no está en funcionamiento”, argumentó.

Luego del contexto trazado, Rodríguez aseguró que la decisión está tomada y especuló que no se hará “antes de las elecciones” generales del próximo 22 de octubre,.

Una conclusión
fundada

En 2012, después de seis meses de trabajo, anunció la recuperación del tren después de 15 años. “No paraban de reírse porque decían que era mentira”, soltó. Ahora, “con la misma sinceridad y responsabilidad” informó sobre la decisión de la actual gestión, en una conclusión que fundó “después de haber seguido durante mucho tiempo los detalles normativos y técnicos y de haber mantenido conversaciones con funcionarios provinciales y nacionales”.

“Me hago responsable de esta conclusión a la que arribo” después de haber seguido “muy en detalle” el tema, aclaró y admitió que “no tengo ni espero tener ninguna confirmación oficial”.

“Se puede
hacer algo”

En declaraciones radiales, el exintegrante del gabinete de Daniel Scioli redobló la apuesta y aseguró que todavía “se pude hacer algo” al respecto pero que depende de las autoridades de la ciudad.

En ese sentido reclamó que no hubo un acercamiento desde el Municipio a distintas fuerzas políticas, sociales, religiosas, sindicales para redactar un petitorio “muy sencillo” en el cual plantearle al Gobierno nacional “que vuelva el tren a Tandil”.

“¿Cuál es el impedimento para que el Intendente encabece una delegación con todos los actores de Tandil, con mucho respeto y claridad, poniendo este tema en la agenda?”, se preguntó.

Una visión de gestión

Rodríguez salió en defensa del tren de pasajeros, que durante los cuatro años que se mantuvo operativo cumplió con más de 400 viajes y tuvo una efectividad de un 95,5 por ciento “porque solamente dos viajes tuvieron que interrumpirse por cuestiones de mecánica de las locomotoras”.

Además destacó el servicio de “altísima calidad”, con tarifas acorde, y la inclusión del tren turístico a Gardey y María Ignacia.

“No creo que haya maldad en la decisión” sino una visión “muy clara” del Gobierno nacional respecto del servicio, marcando la prioridad para Mar del Plata, Bahía Blanca y Junín en la provincia de Buenos Aires, y los del área metropolitana de Buenos Aires.

En los casos como Tandil y otros puntos del país, según el integrante del gabinete de Verónica Magario, “la visión es que, habiendo alternativas de transporte automotor que son muy demandadas y que cumplen con el servicio normal en la conexión entre Capital Federal y el Gran Buenos Aires y las ciudades del interior, prefieren no hacer esa inversión en ferrocarril”.

Si bien se dijo respetuoso de la decisión del gobierno que votó la mayoría de los ciudadanos, marcó una diferenciación en términos de políticas públicas.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario