¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para Llano el perjuicio institucional es mayor al daño económico

El Eco

Uno de los principales detractores de la medida fue el edil Facundo Llano, representante del bloque Justicialista, quien estimó que la medida anunciada es el resultado de muchas decisiones de Gobierno orientadas a sostener durante casi un año un “capricho”. No obstante, consideró que la decisión deja de manifiesto que cuando la oposición estudia, analiza, propone y se dispone a plantear un tema es posible reconducir las decisiones, lo que constituye un síntoma de buena salud política.

“Debieron conversarlo con el Concejo porque había un expediente en consideración que fue elevado y luego retirado a instancias del oficialismo. Los tres bloques de la oposición presentamos una nota para dejar asentada nuestra decisión política; se debió tratar en el seno institucional”, explicó el legislador local en comunicación con El Eco de Tandil.

De acuerdo a su lectura de la problemática, la revocatoria del contrato les otorga la razón en cuanto a lo expuesto en diversas circunstancias por todos los concejales de tinte político contrario al Ejecutivo, que evidenciaron desde su lugar  que el hecho constituía un perjuicio económico para el Estado. “No era razonable, no obedecía a ninguna oportunidad ni necesidad, que lo pague el Intendente no subsana nada. Es un gesto más empresario que institucional. El perjuicio institucional es más importante que el económico”, subrayó Llano, quien también ponderó que no es un mensaje sano a la comunidad que el mandatario se haga cargo de los gastos originados para compensar el error político e institucional, cuando una cuestión semejante debe responder a procesos de trabajo y gestión a la altura de Tandil.

“El oficialismo debería haber conversado con el Concejo, tomado la mejor decisión y haberla planteado a la comunidad antes de firmar el contrato; cuando lo elevaron y vieron que no estaban dadas las condiciones, en lugar de persistir debieron buscar una alternativa”, objetó.

A partir de esta determinación de poner fin al alquiler del mentado edificio surgen otras aristas para analizar y controlar, pertinentes  a la modalidad de rescisión del contrato, estimación de costos y observaciones del Tribunal de Cuentas, de las que se ocuparán próximamente.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario