¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Presentaron un programa en pos de establecer condiciones de convivencia pacífica

El intendente Miguel Lunghi y el secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora, presentaron ayer en la Casa de la Cultura y la Historia del Bicentenario el programa municipal para la prevención sociocomunitaria de la violencia social Pro.Paz, impulsado desde la Secretaría de Protección Ciudadana.

Concretamente, la iniciativa apunta a establecer condiciones de convivencia pacífica, mediante el trabajo directo con personas o grupos en situación de vulnerabilidad, de conflicto con la ley o en riesgo de estarlo.

Acompañó al jefe comunal y al secretario Della Maggiora en la presentación la directora de la Región III del Patronato de Liberados de la Provincia de Buenos Aires, Silvina García.

Participaron además el jefe de Gabinete, Mario Civalleri; el subsecretario de Protección Ciudadana, David Tifner; el coordinador de Prevención Social y Comunitaria, Rubén Diéguez; y demás funcionarios municipales, representantes de instituciones, del Foro de Seguridad, de las fuerzas de seguridad, concejales y vecinos.

El programa

En la oportunidad, Della Maggiora explicó a El Eco de Tandil que el programa Pro.Paz es fruto del plan estratégico que viene llevando adelante la Secretaría de Protección Ciudadana desde su creación, como así también “un nuevo punto de partida” en relación a las acciones vinculadas con la prevención sociocomunitaria.

Resaltó que la iniciativa rescata lo que ya se viene haciendo desde hace tiempo en ese ámbito, aunque ahora será enmarcado en un proyecto de ordenanza que estará siendo elevado al Concejo Deliberante en los próximos días.

“El foco está puesto en favorecer la convivencia pacífica y establecer condiciones para generarla, apuntando fundamentalmente a personas y grupos en situación de vulnerabilidad, de conflicto con la ley o en riesgo de estarlo. Ahí está justamente su carácter preventivo”, precisó el funcionario.

Remarcó que “el programa pretende trabajar con personas que están atravesando situaciones de conflictividad ligadas a hechos de violencia, pero también con aquellas que tienen riesgos de situaciones de violencia, ya sea violencia como delito, como contravenciones, en el contexto familiar o de género, o con adultos mayores, entre otros tipos”.

La ejecución

Della Maggiora indicó que su implementación estará a cargo de la Dirección de Protección Ciudadana, aunque aclaró que ya el coordinador de Prevención Social y Comunitaria, Rubén Diéguez, está trabajando en esa línea.

“El abordaje es muy directo, a partir de la interacción con las personas que están en las situaciones que describe el programa, generando mecanismos desde el punto de vista vincular, laboral o artístico”, señaló.

Aseguró que existen varios ejemplos de ese tipo con los que el Municipio ya viene llevando adelante una labor conjunta, a través de distintos procedimientos y abordajes de prevención sociocomunitaria, generando condiciones de tareas comunitarias en los barrios, talleres de capacitación y concientización en el consumo de sustancias adictivas, algún tipo de tarea social dentro del mismo contexto barrial, actividades de tipo sociocultural, como fue Movediza se expresa o en Las Tunitas, entre otros.

Un ida y vuelta
“permanente”

Concretamente, indicó que se trabaja con personas que “se van contactando desde la Secretaría de Protección Ciudadana, que se acercan o porque sus familias se acercan o porque las instituciones de los barrios nos conectan con las situaciones conflictivas y, a partir de allí, comenzamos a intervenir. Este programa es un ida y vuelta permanente”.

Contó que en este momento el Municipio está trabajando “en tres o cuatro barrios”, pero aclaró que “por supuesto éste es un programa que tiene vocación de trabajar en todo el territorio. Se va trabajando también en la medida en que se presentan situaciones de mayor conflictividad en un barrio que en otros, o mayor demanda en uno que en otro”.

El trabajo
en territorio

En ese rumbo, Della Maggiora indicó que todas las acciones previstas en el marco del programa se desarrollarán tanto en los centros comunitarios, como así también en otros espacios. “Hay convenios de colaboración con instituciones que ofrecen sus instalaciones para el desarrollo del programa, como es el caso de la Fundación Pequeños Hogares, el club Defensores del Cerro en Las Tunitas, o el de la gente de la Iglesia Peniel o de la Iglesia La Roca, que prestan espacios. Las opciones son múltiples en ese sentido”, celebró.

El plan estratégico

Recordó por último que Pro.Paz se enmarca en el plan estratégico de acción planteado desde el Municipio y se suma a otros dos proyectos de ordenanza presentados para brindar asistencia jurídica gratuita y también apoyo económico a las víctimas de violencia de género y de delitos graves, iniciativas que actualmente se encuentran en tratamiento en el Concejo Deliberante.

“Una mirada integral de los problemas de seguridad nos obliga a ir trabajando en distintos aspectos. Los programas Asis.Tan y Acce.Der están más enfocados a la contención y asistencia a la víctima y Pro.Paz actúa con ella, pero de manera más indirecta y privilegia su desarrollo con las personas que generan situaciones de conflictividad”, finalizó el funcionario.

El trabajo conjunto con el
Patronato de Liberados

Por su parte, la directora de la Región III del Patronato de Liberados de la Provincia de Buenos Aires, Silvina García, anticipó cómo será el abordaje que realizarán en la ciudad en conjunto con el Municipio.

En diálogo con este Diario, precisó que el Patronato de Liberadores está instalado en Tandil desde hace ya varios años y cuenta con el apoyo municipal. En el marco del lanzamiento del programa Pro.Paz, contó que han mantenido varias reuniones de trabajo con funcionarios del Ejecutivo con el objetivo de coordinar programas de asistencia para las personas que están en conflicto con la ley penal.

“Nos hemos reunido con Atilio Della Maggiora y con el Intendente, con quienes hemos acordado algunos programas a los efectos de prestar asistencia a las personas que están en estado de vulnerabilidad y que han pasado por el sistema carcelario”, detalló, aunque aclaró que desde la institución también asisten a personas que “no han pasado por el sistema carcelario, pero que tienen alguna otra condición legal, como es la suspensión del proceso de prueba o la condena condicional”.

El apoyo
municipal

Concretamente en Tandil, la directora de la Región III del Patronato de Liberados reconoció que “se trabaja perfecto” por el acompañamiento que tienen desde la órbita comunal, pero advirtió que existen otros distritos en los cuales esto no ocurre, ya que no disponen de personal suficiente. “De hecho, la oficina la alquila la Municipalidad de Tandil”, reconoció.

Seguidamente, detalló que en la actualidad hay 450 personas tuteladas por el patronato en la ciudad. “Son muchas, pero -reiteró- no todas han pasado por el sistema carcelario, sino que hay algunas que tienen otros beneficios”.

La presencia
del Estado

Por último, precisó que en la oportunidad presentarían junto al Intendente y el secretario de Protección Ciudadana “programas de asistencia económica a personas que están en estado de vulnerabilidad social y necesitan trabajar, vivir, una mesa para comer. Hay gente que no tiene ni eso, entonces, si no se los empieza a ayudar y asistir desde el Estado, la sociedad difícilmente ayude también. Hay que dar el ejemplo”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario