¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Provincia y Municipio firmaron un convenio para la delegación de la Defensoría del Pueblo bonaerense

El titular de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, desembarcó ayer en Tandil para firmar con el intendente Miguel Lunghi el convenio que establecerá la creación de una delegación en la ciudad. La oficina, que abriría sus puertas en un mes y medio, será montada con recursos bonaerenses en una estructura cedida por la comuna.

Lo cierto es que el acuerdo se concretó tras la polémica que desató el anuncio en momentos en que el Concejo Deliberante se acercaba a definir el texto de ordenanza que promueve la creación de una sede local.
Luego de aclararse que ambas oficinas podrían convivir y mientras se ratificó la continuidad del proyecto legislativo, ayer finalmente se avanzó con la iniciativa oficial.

En la oportunidad, junto al funcionario provincial y el jefe comunal, estuvieron presentes el defensor adjunto, Marcelo Honores; el jefe de Gabinete, Mario Civalleri; los secretarios, de Gobierno, Oscar Teruggi; de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora; y de Legal y Técnica, Andrés Curcio.

Tras la rúbrica, Lorenzino explicó a El Eco de Tandil que la idea es que la Defensoría del Pueblo sea cada vez más federal y para ello es necesario disponer de una oficina en los municipios.

“Tandil es un lugar importante en la provincia de Buenos Aires y hemos encontrado buena recepción del Municipio en brindarnos la logística de un espacio”, resaltó.

Ya con el acuerdo firmado, anticipó que en los próximos días se avanzará con la designación de la persona que estará a cargo de la nueva delegación local, que será un delegado de la propia Defensoría del Pueblo bonaerense. “No hay un mecanismo extraordinario para su designación, así que una vez que consensuemos el nombre, lo daremos a conocer”, afirmó.

Una mirada crítica

Expectante, entonces, por su puesta en marcha en nuestra ciudad, el funcionario señaló que tanto él como el resto de los integrantes de la Defensoría del Pueblo bonaerense fueron votados por los legisladores de todas las fuerzas políticas, más allá de que algunos no pertenecen al espacio Cambiemos.

Sin embargo, aclaró que si bien tienen una mirada crítica de la realidad y por ello tratan de defender los derechos de los ciudadanos, ello no significa que lo hagan desde una oposición política.

“El delegado que estará en Tandil y el que está en cada municipio no es opositor al Intendente. Tiene que ser una persona que recoja los reclamos, que sea crítico y firme a la hora del reclamo, pero que trate de tener la capacidad de dialogar con los actores locales para resolver las situaciones”, remarcó.

La compatibilidad

Aclarado ese punto, se refirió a la polémica que desató el anuncio oficial en el Concejo Deliberante y confirmó que la figura del defensor del pueblo de Tandil es “absolutamente compatible” con la delegación local bonaerense.
Mencionó al respecto casos como el de Mar del Plata, donde existe “una delegación provincial y un defensor del pueblo municipal” y reconoció que “ojalá así fuera en todos los municipios”.

De hecho, contó que desde la Defensoría del Pueblo bonaerense propiciaron, a través de una ordenanza modelo, que los concejos deliberantes voten al defensor local para que se encargue de las cuestiones locales.

“Para nosotros siempre que haya control de derechos, control ciudadano, seguramente los funcionarios públicos funcionan y actúan mejor. Así que todo lo que tenga que ver con el control y con un lugar donde la gente pueda reclamar derechos, nos parece que está muy bueno”, expresó Lorenzino.

Hacerse cargo
de los problemas

Por último, precisó que la dependencia local atenderá distintos tipos de casos. A modo de ejemplo, contó que la semana pasada recibieron a vecinos de Tandil que se acercaron para reclamar por un problema vinculado al Procrear; o el caso de las personas que se oponían a la radicación de la termoeléctrica; otras que asistieron para frenar las construcciones en las sierras, entre otros.

“La Defensoría atiende un amplio espectro, obviamente hay cuestiones que se van a resolver en la esfera de lo municipal y otras que requerirán alguna presentación administrativa o judicial en otro ámbito”, dijo, pero aseguró que tanto él como los defensores adjuntos están para hacerse cargo de todos los problemas que los ciudadanos acerquen.

“Lo importante es que el funcionario público no le diga que no a la gente, sino que la escuche, reciba su problema y le dé una respuesta. Estoy cansado de los funcionarios que lo primero que dicen es: `Acá no es´; no es así. Es acá, veamos el tema y nosotros nos encarguemos de esa gestión”, finalizó.

“Vamos a trabajar en
conjunto”, aseguró Lunghi

En la oportunidad, el intendente Miguel Lunghi agradeció al defensor del Pueblo por haber tenido la deferencia de acercarse a Tandil. Confirmó que la iniciativa “está a cargo de la Provincia” y se enmarca en un programa que ha comenzado en los primeros días de enero y que está llevando a distintas ciudades.

Estimó así que, al igual que en Tandil, el Gobierno bonaerense seguirá avanzando en muchos otros distritos para que la gente, en forma democrática y plural, pueda estar representada y cursar todo trámite o inquietud que pueda tener.

Por su parte, garantizó que el Municipio trabajará en conjunto en ese sentido, cumpliendo con el compromiso de conseguir un lugar físico, mientras que la Provincia se hará cargo del equipamiento de la delegación local y la designación del personal.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario